Escríbanos al correo electrónico: luismena7@gmail.com

miércoles, 4 de septiembre de 2013

Análisis. A pesar de la represión y de las maniobras de Santos, la protesta no para


A pesar de la distorsión mediática, del cinismo del Gobierno Nacional, del oportunismo uribista, el Paro Nacional Agrario y Popular sigue fortaleciéndose con nuevos sectores que se vincularán a la lucha por un nuevo país. (Foto: Luis Alfonso Mena S.).
¡El paro crece y se extiende!

La sabiduría popular estará alerta ante el “pacto agrario” anunciado por Santos, para no caer en las trampas tan típicas del Establecimiento burgués-terrateniente a lo largo de la historia, que han derivado en más dolor y desesperanza para el pueblo colombiano.
-----
Por Luis Alfonso Mena S.
Luego de menospreciar la capacidad de movilización y protesta del pueblo colombiano, el Gobierno decidió responder al Paro Nacional Agrario y Popular con una violenta represión que dejó el jueves 29 de agosto, en las multitudinarias marchas registradas en todo el país, cinco manifestantes muertos por balas oficiales, según múltiples denuncias (dos en Bogotá; uno en Soacha, Cundinamarca; otro en Río Negro, Antioquia, y uno más en Castilla, Tolima), lo mismo que centenares de heridos y detenidos.

El viernes 30 de agosto, Santos anunció la militarización de Bogotá y de las carreteras del país tomadas en la protesta por miles y miles de campesinos, en una actitud que dibuja de cuerpo entero a un mandatario representante de la oligarquía colombiana, históricamente retardataria, y ejecutor de sus modelos neoliberales, promotor de los nefastos TLC y de la concentración de la tierra en favor de los grandes terratenientes y de la política minero energética para los monopolios nacionales y extranjeros, iniciada por su antecesor, el oscuro Álvaro Uribe Vélez.

Reportaje gráfico. La protesta social en pie

La juventud está comprometida con el Paro Nacional, la Mane además empezará la defensa de la Ley Alternativa de Educación para garantizar su acceso pleno, el pueblo respira lucha. (Foto: Luis Alfonso Mena S.).

Así fue el multitudinario respaldo al paro en Bogotá, reprimido por el gobierno

Reportaje gráfico de Luis Alfonso Mena S.

Presentamos a continuación un registro gráfico de las multitudinarias manifestaciones de apoyo al Paro Nacional Agrario y Popular llevadas a cabo el jueves 29 de agosto en Bogotá, reprimidas de manera feroz por el Gobierno de Juan Manuel Santos. 

El pueblo colombiano muy solidario y atento a la lucha campesina. (Foto: Luis Alfonso Mena S.).

















Noticia. Confluencia de múltiples sectores sociales y políticos

Aspecto de la plenaria del Encuentro cumplido el fin de semana pasado en Bogotá en el cual se da apoyo pleno al Paro Nacional Agrario y Popular en Colombia. (Foto: Luis Alfonso Mena S.).
Segundo Encuentro de Unidad Popular
brinda respaldo irrestricto al paro

El Encuentro, cumplido el sábado 31 de agosto en Bogotá, denunció la represión generalizada por parte del Gobierno de Juan Manuel Santos contra el movimiento social, rechazó el modelo económico neoliberal implantado en el país y liderado por jefe de Estado y deploró la militarización del país.
-----

Texto y fotos: Luis Alfonso Mena S.
El Segundo Encuentro Nacional de Unidad Popular, cumplido el sábado anterior en el auditorio de la Unión Sindical Obrera, USO, en Bogotá, brindó su apoyo irrestricto al paro agrario y popular que sigue en marcha, denunció la represión generalizada por parte del gobierno de Juan Manuel Santos contra el movimiento social, rechazó el modelo económico neoliberal implantado en el país y liderado por jefe de Estado y deploró la militarización del país.

En el encuentro, que contó con la asistencia de dirigentes y activistas de diversos movimientos sociales y políticos del país, Óver Dorado, vocero de la Federación Colombiana de Educadores, Fecode, dijo que una de las conclusiones del Encuentro es la articulación de todas las organizaciones políticas y sociales “en la lucha por un gobierno democrático, progresista y popular”.

Comunicado. Pronunciamiento de Marcha Patriótica

El pueblo colombiano exige soluciones ante los múltiples problemas que se presentan en el país, profundizados por más de 20 años de neoliberalismo atroz. (Foto: Luis Alfonso Mena S.).
El Paro Nacional Agrario y Popular existe,
y es una realidad inocultable

El Paro Nacional Agrario y Popular existe, y es una realidad inocultable; dejando claro que en Colombia, el movimiento social se fortalece, crece día a día y no está dispuesto a conformarse con promesas en el aire por parte del Gobierno Nacional.
-----

Las y los campesinos, trabajadores, amas de casa, indígenas, afrodescendientes, desempleados, estudiantes, jóvenes y ciudadanos de Colombia completamos ya 12 días de movilizaciones, protestas y rebeldía en el Paro Nacional Agrario y Popular. Con empeño y esperanza, las calles, plazas y caminos de la patria se han llenado de indignación ante las claramente nefandas consecuencias del neoliberalismo en el país. La senda de lucha planteada por el movimiento campesino a lo largo de este año, con cafeteros, cacaoteros, paperos y desde la región del Catatumbo, es continuada por quienes claman del gobierno soluciones reales a las múltiples tragedias que se viven en áreas como salud, trabajo, educación, empleo y producción, generadas por décadas de privilegios para el gran capital nacional y trasnacional. La justeza de las exigencias planteadas por los campesinos, uno de los sectores más afectados por las lógicas del neoliberalismo, ha despertado la más amplia solidaridad a nivel nacional o internacional, demostrando que no es un problema sectorial sino del conjunto del país.

Información. Ante la mentira de los medios masivos de las élites

La Plaza de Bolivar llena en solidaridad y respaldo a los diversos sectores que integran el Paro Nacional Agrario y Popular. (Foto: Luis Alfonso Mena S.).
El Paro Nacional continúa y se fortalece

“Santos ha llamado a generar un pacto nacional por el campo, nosotros no hemos sido llamados, si el Gobierno está interesado que nos diga para qué y cómo es la metodología, nosotros seguimos esperándolo para discutir nuestros pliegos y mientras no lo haga pues seguiremos en paro”.

Por Julio Pulido (*)
Hoy se cumplen 14 días luego que iniciara el Paro Nacional Agrario y Popular. Han sido dos semanas en las que el campesinado colombiano ha ganado terreno como sujeto político y nos ha recordado que el campo necesita una reingeniería urgente. Dos semanas en que un día se niega y al otro se reconoce  una movilización nacional que ha puesto en jaque las carreteras del país. Dos semanas en que los excesos de las fuerzas militares han pisoteado el derecho a la movilización. Dos semanas en que el vandalismo infiltrado, muy “oportuno”, dio pie a la militarización de nuestras ciudades.

Hoy completamos dos semanas de paro y según algunos medios han quedado en el pasado, luego que Juan Manuel Santos visitara e iniciara procesos de diálogo con representantes campesinos de parte de las movilizaciones de Boyacá, Cundinamarca y Nariño.

Información. El actuar opresor del gobierno de Santos


La represión estatal en todo su furor se ha visto con mayor fuerza desde el comienzo del Paro Nacional Agrario y Popular, los abusos contra los protestantes y ciudadanos es evidente. (Foto tomada de semana.com).
Salvaje paliza propina policía 
Esmad a campesinos del norte del Tolima

El trato de la policía Esmad   nada tiene que ver con un país democrático. Por el contrario, se parece cada día más al fascismo hitleriano.
----

Por Nelson Lombana Silva
Acompañamos ayer (31 de agosto) a una comisión de Derechos Humanos que recorrió el norte del departamento del Tolima con el fin de hacer acompañamiento a los campesinos brutalmente agredidos por la policía Esmad y constatar de primera mano los desmanes de la fuerza pública.

Encontramos a seis jóvenes campesinos detenidos y golpeados violentamente; torturados y humillados en completa indefensión por una fuerza pública arrogante y petulante. La lucha de la comisión de derechos humanos por tener acceso al número y los nombres de los campesinos no fue fácil. Hasta último momento el comandante de policía de la estación de Lérida evadió el tema, pero la persistencia de la comisión finalmente se impuso.

Análisis. Medidas dictatoriales para atacar la indignación social

Ante la protesta social el Gobierno Nacional militariza las ciudades y reprime toda protesta social. (Foto tomada de agendapu.blogspot.com).
Ante el vandalismo neoliberal: la lucha continúa

Así la oligarquía bogotana pelaba el cobre, mientras millones los arropábamos con nuestras voces. La lucha continúa. Las banderas de la justicia social flamean en el corazón de una Colombia con justicia social. El  “gran pacto nacional por el agro y el desarrollo rural", anunciado en las últimas horas es demagógico y politiquero.
----
Por Carlos Victoria 

Los 5 millones de desplazados que ruñen un hueso en las ciudades es la carátula con la que el modelo de desarrollo presenta sus pretensiones: un campo sin campesinos. Territorios vaciados de gente en manos de  agro negociantes y especuladores con las riquezas del subsuelo. La prosperidad democrática es un espejismo como los trozos de vidrio que llevó Melquiades a Macondo.

Los perdedores de los TLC obligaron al gobierno Santos a acudir  al viejo libreto de la bota militar para sofocar la violencia desatada por las políticas neoliberales que surten la agenda de una modernización diseñada para hacer más ricos a los ricos, destruyendo vidas y empleos. Entre tanto la vieja y nueva clase política se rasga las vestiduras, mientras sus pechos se inflan de cobardía. No tienen escapatoria. Son los grandes derrotados de la jornada. Por eso apelan a medidas de corte dictatorial para ahogar en sangre la indignación social.

Información. El desarrollo del Paro Nacional Agrario y Popular en el suroccidente

El pueblo caleño y vallecaucano ha sido solidario y luchador con la justa causa del Paro Nacional Agrario y Popular, gráfica de la amplia movilización del 29 de agosto. (Foto: Santiago Mena Cárdenas).
Crece el Paro Agrario en el Valle del Cauca‏

A pesar del ataque,  persecución y señalamiento por parte de la fuerza pública a los campesinos que han sido golpeados, detenidos y  despojados de sus pertenencias, el Valle del Cauca continúa firme en su convicción defender el agro colombiano. 

El 23 de agosto más de 250 personas de comunidades campesinas, indígenas, afrodescendientes y sectores populares provenientes de diferentes municipios del centro del departamento del Valle del Cauca, en el marco del Paro Nacional Agrario y Popular se encuentran concentradas  en la ciudad de Tuluá.

Concentrados en la zona  de Estambul, se desplazaron de forma pacífica ocupando un solo un carril en marcha hacia la ciudad de Tuluá. Pero a pesar de ello, no importando el carácter pacífico de la  movilización, el ejército obstruyó la movilidad del campesinado. Con un cerco militar les fue impedido el ingreso a varios barrios de la ciudad donde pretendían llegar con el objetivo de visibilizar el Paro Agrario y Popular y dar a conocer sus demandas, y solidarizarse con los compañeros y compañeras que declararon como Refugio Humanitario en el sindicato de Sintraicañazucol en Palmira. “Toda la solidaridad con los con los compañeros que se encuentran retenidas en la ciudad de Palmira por parte de las fuerzas militares, quienes no ofrecen garantías para la salida ni movilidad de los campesinos”, declararon los campesinas y campesinos de Tuluá.

Denuncia. Los causantes de los desmanes en el país




Los infiltrados en los disturbios de Bogotá

El viernes 30 de agosto de 2013 en horas de la noche, centenares de vecinos de la localidad de Bosa en Bogotá se enfrentaron durante varias horas con la Policía, en medio del tenso ambiente dejado por la represión a las movilizaciones del Paro Nacional Agrario y Popular del día anterior.

Muy cerca del Comando de Atención Inmediata (CAI) del sector de La Libertad, un grupo de policías de inteligencia (Dijin), vestidos de civil y que pasan como si nada entre las filas de los antimotines, lanza piedras a los ventanales de las casas vecinas, justo antes de que llegen las cámaras de televisión de los grandes medios a la zona.

Información. En el Catatumbo se avanza en soluciones sociales desde la base


Aspecto de la asamblea que ser realizó en el Catatumbo para la construcción de soluciones por parte de los campesinos ante la poca acción del gobierno nacional. (Foto de Prensarural.org).
Campesinos construyen alternativa para los cultivos de coca en el Catatumbo

La principal inquietud del campesinado ha sido la temporalidad con la cual debe hacerse la sustitución y ha quedado claro que el cultivo y la recolección de la coca ha vive una una crisis.
----
El evento convocado por la Asociación Campesina del Catatumbo - Ascamcat- logró reunir a más de 5000 campesinos y campesinas para informar del primer acuerdos alcanzado en la Mesa de Interlocución y Acuerdo en Cúcuta, en materia de reparación a las víctimas de la erradicación forzada de los cultivos de coca y recibir directrices por parte de su base social sobre la orientación que desean tomar en el proceso de sustitución de los cultivos de coca, que la organización social tiene en el pliego que discute con el gobierno en la ciudad de Cúcuta.

El evento se ha dividido en varias submesas donde se ha tratado la problemática de los cultivos de coca de la región y se ha informado al campesinado de los alcances de las negociaciones con el gobierno en materia de garantías políticas, metodología de la MIA y reparación a las familias víctimas de erradicación forzada, violenta y no consensuada, durante las fases 2 y 3, llevadas a cabo bajo el plan de consolidación, liderado por el ministerio de defensa y el bloque sur de los Estados Unidos.

Análisis. Obama, el Nobel de “Paz”, muestra los dientes criminales del imperialismo

Obama, al igual que todos los gobernantes norteamericanos, se dispone a lanzar sus garras contra el pueblo de Siria en representación de la "libertad". (Caricatura de Latuff).
Caída de Siria, puerta a conflicto mundial


Siria, e Irán, representan la dignidad del Medio Oriente y el frente anti imperialista, contra los planes occidentales para la dominación del mundo árabe y la desestabilización de China y Rusia, porque justamente ambos estados figuran en la ruta que deberán recorrer las potencias occidentales para alcanzar sus objetivos.

----

Por Cástor Díaz

La división de Siria en tres estados y el aislamiento de Bashar El – Asad o la derrota definitiva con la intervención directa de Estados Unidos y Europa, a través de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, como lo están considerando luego de las victorias del ejército sirio, sobre los mercenarios, que ha logrado rescatar espacios ocupados por la oposición armada, patrocinada por las potencias imperiales, tiene serias implicaciones para la paz del mundo y nos podría conducir a un gigantesco holocausto.



Para nadie es un secreto que amén de los recursos naturales, que tiene Siria, la mayor importancia para las potencias occidentales empeñadas en cambiar el mapa político en el mundo, es la posición geoestratégica que representa la nación árabe, para sus planes contra la Federación Rusa y la China Roja.