Escríbanos al correo electrónico: luismena7@gmail.com

viernes, 30 de diciembre de 2011

EDICIÓN No. 36



ÍNDICE

EL 9 DE FEBRERO DE 2012
Foro La urgencia del periodismo
independiente y alternativo en Cali

Se le cayó la estantería a Ospina
Por Luis Alfonso Mena S.

La feria taurina de Cali, en picada

Tala en la Pasoancho
Fotos Santiago José Mena Cárdenas

¿Reconstruir el Polo o correr detrás de Petro?
Por Luis Alfonso Mena S.

Impunidad, el nombre del juego
Por Luis Alfonso Mena S.

Huelga de hambre en Navidad y Año Nuevo

Balance y perspectivas del
movimiento estudiantil colombiano
Por Santiago José Mena Cárdenas

Explosión de versiones sobre
el desastre en Agua Azul
Por Carlos Victoria, Miguel Amézquita y  Eduardo Arias

Anuncios alentadores
Por Alberto Ramos Garbiras

----------------------------------------------------------------
El periódico PARÉNTESIS invita a periodistas, gremios, medios, estudiantes de comunicación social, docentes y ciudadanos interesados en la democracia informativa al

FORO LA URGENCIA DEL PERIODISMO
INDEPENDIENTE Y ALTERNATIVO
EN CALI

Jueves 9 de febrero de 2012

(Sitio: por definir)

Cali necesita con urgencia ópticas distintas para informar y opinar, medios y periodistas dispuestos a marchar por el camino de la verdad, no amarrados a los poderes económicos y políticos que la amordazan e implantan la censura.

Apostémosle al periodismo independiente, a los medios alternativos.

Ven a debatir y a proponer cómo hacerlo.

Conmemoremos el Día Nacional del Periodista hablando sobre el futuro del oficio en nuestra querida y golpeada ciudad.

Organiza: Equipo de Redacción de PARÉNTESIS

Periodicoparentesis.cali@gmail.com

PARÉNTESIS.
Con el poder de la palabra independiente

¡PERIODISMO LIBRE!
Alternativa a la dictadura mediática

-----------------------------------------------------------------

1. Análisis. Protesta ciudadana en la Feria de Cali

Se le cayó la estantería a Ospina

Terminó mal el mandato de Jorge Iván Ospina, con su pueblo en contra y refugiado en el respaldo de un sector del empresariado voraz y de una clase dirigente a la que sirvió con obsecuencia, mientras trató con desdén y despotismo a quienes dijo en campaña que iba a reivindicar, a los de abajo.

Por Luis Alfonso Mena S. (*)
Quienes aún creían en el contenido social del gobierno del alcalde Jorge Iván Ospina se estrellaron con la cruda realidad en el desarrollo de la Quincuagésima Cuarta Feria de Cali, privatizada por el burgomaestre y enmarcada en una decadencia protuberante.

El proceso privatizador viene de tiempo atrás, pero tuvo su mayor expresión en la presente versión de la Feria, cuando la Alcaldía entregó a empresarios privados una de las principales autopistas de la ciudad, la Sur Oriental, para que se llenaran los bolsillos a costa del entusiasmo de los caleños, que esperan un año para ver espectáculos en sus calles.

El tramo de la Autopista comprendido entre las carreras 39 y 66 fue sellado con herméticas vallas metálicas y lonas para evitar que los ciudadanos presenciaran sin ningún costo, como corresponde a los espacios públicos, los desfiles de siempre.

Pero el alcalde del “nuevo latir” y del “corazón por Cali” decidió que “¡64.000 pesos… no es tan caaaro!”, y les autorizó a particulares cobrar ese monto para que los caleños pudieran presenciar los desfiles en el salsódromo, el 25 de diciembre, y $54.000 para poder ver el desfile del Cali Viejo, el 28 de diciembre, y tenía programado cobrar $44.000 para el desfile de Autos Viejos, el 29 de diciembre, medida ésta que tuvo que revertir ante el rechazo popular.

La cabalgata tampoco escapó a la onda privatizadora, y $54.000 fueron cobrados para poder presenciar en tarimas el recorrido de este desfile, que, además, estuvo acompañado de un repudiado arboricidio ejecutado por los nuevos dueños de la calle, esta vez la Avenida Pasoancho, por donde transcurrió la marcha equina. (Ver reportaje gráfico en esta edición de ¡Periodismo Libre!).

Hasta un abono por $158.000 concertaron el Alcalde y los empresarios por los cuatro desfiles. ¡Qué tal! El abuso total, no sólo porque las calles, avenidas y autopistas son bienes de uso público, y por tanto no debe cobrarse por su utilización para desfiles, sino porque tal cobro configuró un fenómeno de exclusión social evidente.

Para completar el cuadro, en esta oportunidad no se programaron ni la feria infantil ni la feria deportiva, y el alumbrado navideño fue más restringido, pero eso sí, a un alto costo (unos $5.000 millones).

El rechazo ciudadano no se hizo esperar y Ospina, que según encuestas (poco confiables, por cierto) tenía más del 70% de aceptación, concluye el mandato con su imagen por el suelo.

Pancartas, incluso en los desfiles, reacciones airadas en las redes sociales y protestas por doquier fueron la nota predominante, a pesar del silencio (¡qué raro!) de los medios masivos de comunicación (con valiosas excepciones), muy comprometidos por la pauta oficial, una limitación grave a la libertad de expresión y de información que amerita análisis más a fondo.


Mientras tanto, en otro punto de la ciudad, en el corazón de la misma, en la Plaza de Caicedo, pobladores sencillos de los asentamientos Playa Alta y Brisas del Nuevo Amanecer protestaban el 28 de diciembre contra el Alcalde de Cali por la falta de soluciones a sus problemas de vivienda, al tiempo que expresaban solidaridad con los trabajadores de Emcali que exigen, en huelga de hambre, el cumplimiento de una tutela fallada a su favor y que reconoce su reintegro a la empresa (Ver informe en esta edición de ¡Periodismo Libre!). 

Una política privatizadora
Algunos piensan que el golpe de Ospina a los caleños obedeció a una venganza por los malos resultados electorales de sus protegidos en los pasados comicios, cuando ni siquiera un concejal pudo llevar al Cabildo por falta de respaldo popular.

Otros creen que lo invade la desazón por las investigaciones que tiene encima y por la sanción consistente en prohibición de ejercer cargos públicos por seis meses, que le profirió la Procuraduría por incumplir sus obligaciones con el Consejo Municipal de Política Social, al cual, en medio de la arrogancia que lo caracteriza, dejó de asistir.

Pero los anteriores argumentos son solamente circunstanciales. Lo cierto es que lo ocurrido en esta Feria está en plena correspondencia con el talante neoliberal de Ospina, quien cierra con “broche de oro” su mandato tan aplaudido por la clase dirigente caleña.

El cobro masivo de las Megaobras, la gran mayoría de las cuales están inconclusas; el escándalo por los sobrecostos de la remodelación del estadio Pascual Guerrero, y la implementación de “soluciones” habitacionales indignas, como los guetos de Potrero Grande, donde hacinó a miles de familias que hoy viven la amenaza del desalojo porque no tienen cómo pagar las cuotas mensuales por 40 metros cuadrados de encierro, son sólo tres ejemplos de la “política social” de un alcalde elegido en medio de muchas expectativas, las mismas que ha defraudado.

Y ni hablar de su afán por privatizar el Área de Telecomunicaciones de las Empresas Municipales de Cali, Emcali; la liquidación de la Empresa de Servicios Varios, Emsirva; el esperpento politiquero y clientelista denominado Programa de Guardas Cívicos, que les costó un ojo de la cara a los caleños, y  el crecimiento de los fenómenos de criminalidad e inseguridad a lo largo y ancho de la ciudad.

Terminó mal el mandato de Jorge Iván Ospina, con su pueblo en contra y refugiado en el respaldo de un sector del empresariado voraz y de una clase dirigente a la que sirvió con obsecuencia, mientras trató con desdén y despotismo a quienes dijo en campaña que iba a reivindicar, a los de abajo.

(*) Director de la revista virtual ¡Periodismo Libre! y del periódico Paréntesis.







FOTOS:
* La foto superior, difundida por Sintraemcali, corresponde a la protesta de sencillos pobladores del asentamiento Playa Alta, a quienes el alcalde Ospina les incumplió las promesas de una reubicación digna.
* La gráfica del medio fue captada por Santiago José Mena Cárdenas en el denominado Salsódromo. El encierro de la Autopista Sur Oriental hizo parte de la privatización de la Feria promovida por el Alcalde de Cali.
* En la parte de abajo aparecen nuevas fotografía difundidas por Sintraemcali cuando pobladores de Playa Alta y Brisas del Nuevo Amanecer protestaban, el 28 de diciembre, en la Plaza de Caicedo contras las políticas de vivienda de Jorge Iván Ospina.
* Posteriormente, nuevas fotos de Santiago José Mena Cárdenas del Salsódromo encerrado, y luego otra del reportero gráfico Julio César Romero, difundida por Internet, que muestra de manera muy oportuna la forma como miles de caleños tuvieron que presenciar el desfile de las escuelas de salsa, el 25 de diciembre, al otro lado del caño que divide la Autopista Sur Oriental, pues las graderías eran para quienes pagaran $64.000. Terrible ejemplo de segregación social.
* Finalmente, otra foto de las muchas que circularon por las redes sociales con la protesta espontanea de los caleños.

2. Noticia. Consulta popular sobre corridas de toros

La feria taurina de Cali, en picada

La llamada “fiesta brava” en Cali alcanzó en 2011 uno de sus puntos más críticos de declive. Los llenos en la Plaza de Cañaveralejo son historia del pasado. Quedó demostrado que esta fiesta ya no cuenta con el respaldo de antes. Los vacíos en las graderías son muestra de ello.

El 27 de diciembre de 2011 un grupo de jóvenes de la Federación de Comités de Liberación Animal realizó una significativa protesta en contra de las corridas de toros. Los manifestantes lucían camisetas amarillas, cada una con una letra que entre todas conformaban el mensaje “No más toreo” y por el revés configuraban otra consigna: “Consulta popular para abolir las corridas de toros”.

Los manifestantes reclaman la convocatoria de una consulta popular, como ocurrió en la República del Ecuador, promovida por el propio presidente de ese país, Rafael Correa, con el fin de que la sociedad se pronuncie sobre la continuidad o la abolición de espectáculos bárbaros como las corridas de toros.

3. Reportaje gráfico. Así fue el arboricidio en Cali

 Tala en la Pasoancho

Un atentado ambiental por parte de empresarios privados fue lo ocurrido en la última semana de 2011 en la Avenida Pasoancho entre carreras 56 y 66, cuando fueron talados alrededor de 88 árboles para el montaje de tarimas para la cabalgata del 26 de diciembre en la Feria de Cali.

Sin tener ningún permiso ni control por parte de las autoridades (el Dagma, por ejemplo), los empresarios arrasaron con los árboles en horas de la noche y luego cubrieron el daño con telones negros.

Pero ni siquiera con esos telones pudieron evitar el repudio de los defensores de la ecología y de los caleños en general.

4. Análisis. El futuro de la izquierda en 2012

 ¿Reconstruir el Polo o 
correr detrás de Petro?

* La crisis derivada de los problemas ocurridos con la Administración de Bogotá ha golpeado seriamente al Polo Democrático Alternativo, pero si hay responsabilidad política y autocrítica entre sus dirigentes ella debe ser aprovechada para encauzar la colectividad por el camino de la organización de millones de colombianos hoy sin banderas y sin líderes. 
* Además, urge la definición de si el Polo es un partido o un frente y optar por su carácter socialista, y no sólo democrático en abstracto.

Por Luis Alfonso Mena S. (*)
Luego de las elecciones del 30 de octubre se oyeron cantos de sirena. En 2010, cuando la ola verde inundó los computadores, muchos corrieron a treparse en ella considerando que Antanas Mockus era el adalid del cambio y de la moral pública. Muy pronto la ola se deshizo en medio de los bandazos de la naciente colectividad y los nuevos adherentes quedaron flotando en un mar de incertidumbres.

En 2011, con el triunfo de Gustavo Petro en Bogotá, apoyado por 200.000 votos menos de los que obtuvo a la Alcaldía el Polo Democrático en 2007, ocurrió algo parecido: para muchos el nuevo adalid del cambio y la moral es el ex senador y ya armaron maletas a la espera de que el bus de “Progresistas” asome por las esquinas de los departamentos del país para correr a subirse en él.

5. Análisis. El caso de los 248 paras dejados libres

 Impunidad, el nombre del juego

Un extraño peloteo entre cinco entidades del Estado (Fiscalía, Inpec, ministerios del Interior y de Justicia y Alta Consejería para la Seguridad) les entregó en bandeja de oro la libertad a 248 miembros de un grupo paramilitar, quienes luego de llegar con tres toneladas de armas y decir que pertenecían a la bacrim denominada Erpac fueron despachados para sus casas, como si vinieran de un camping…

Por Luis Alfonso Mena S. (*)
Un total de 248 individuos vinculados a una banda criminal (bacrim), como se les llama ahora a los grupos narco-paramilitares, fueron dejados en libertad por autoridades colombianas, ¡dizque porque no había claridad sobre qué leyes debían aplicarse en este caso!

Se trata del “sometimiento” de la denominada banda Erpac, sigla que suena a nombre de enfermedad y que tiene una extraña traducción: Ejército Revolucionario Popular Anticomunista o Antisubversivo (?).

6. Noticia. Solidaridad con despedidos de Emcali

Huelga de hambre en Navidad y Año Nuevo

Casi un mes en huelga de hambre completa Edwar Villegas, uno de los dos trabajadores de las Empresas Municipales de Cali, Emcali, que con esta protesta pacífica, pero firme, iniciada el 5 de diciembre de 2011, reclaman su reintegro y el de 49 compañeros más, despedidos de manera injustificada en 2004.

La otra trabajadora declarada en huelga de hambre, Viviana Villamil, tuvo que ser trasladada el miércoles 28 de diciembre a un centro de salud, pues por el prolongado ayuno su salud resultó afectada.

La protesta, que se cumple en la Plaza de Caicedo de Cali, frente a la Catedral Metropolitana de San Pedro, exige que el gerente interventor de la empresa, Sabas Ramiro Tafur Reyes, cumpla con el reintegro que ya ordenó una acción de tutela fallada en favor de los trabajadores.

7. Análisis. Las luchas universitarias en 2011

 Balance y perspectivas del
movimiento estudiantil colombiano

El movimiento universitario no puede dormirse en los laureles. El 2012 será un año sumamente importante para consolidar la Mesa de Unidad, mejorar en ciertos aspectos que dificultan la toma de decisiones internas y presentar una propuesta de ley alternativa que garantice la educación pública gratuita por parte del Estado.

Por Santiago José Mena Cárdenas (*)
El año 2011 nos deja un balance positivo para el movimiento estudiantil colombiano y la lucha que se dio contra la reforma a la Ley 30 de 1992, de educación superior.

La Mesa Amplia Nacional Estudiantil, Mane, fue un primer triunfo de los estudiantes, pues se logró conformar entre todas las organizaciones universitarias del país un movimiento nacional en el que tienen cabida diferentes posiciones políticas e ideologías.

Las asambleas permanentes de las universidades públicas también han sido un elemento fundamental en la consolidación de la Mane, ya que son ellas la base para la toma de decisiones a nivel nacional.

8. Análisis. La tragedia de Dosquebradas

Explosión de versiones sobre el desastre en Agua Azul

El manejo de la emergencia resultó caótico, ineficiente e improvisado, a pesar de los protocolos y mediano entrenamiento que han recibido los organismos de socorro del Área Metropolitana de Pereira. No se le puede ahora atribuir todo al cambio climático y al "invierno". Nuestro territorio ha ido construyendo una serie de vulnerabilidades (físicas, institucionales y culturales) que hacen que se configuren escenarios de riesgo como el de Dosquebradas en su zona rural.

Por Carlos Victoria*,
Miguel Amézquita** y
 Eduardo Arias***
A medida que pasan las horas distintas fuentes oficiales se apresuran a dar sus propias explicaciones  sobre las causas que determinaron la muerte de 18 personas, un centenar de heridos, destrucción de viviendas, cultivos, vegetación y fauna, tras el derrame y explosión de gasolina a lo largo de la quebrada Agua Azul, al oriente del Municipio  de Dosquebradas. En cambio quienes logramos ingresar a la zona cero, constatamos que apenas las investigaciones se inician por parte de la Fiscalía.

Mientras la alcaldesa –saliente-- del Municipio achacó la culpa al invierno, el propio Ministro de Minas se sumaba a la declaración de la mandataria local, aunque en las primeras horas del 23 de diciembre, atribuía la tragedia a manos criminales. Lo mismo había asegurado Pedro Rosales, presidente encargado de la petrolera. Según El Espectador, Ecopetrol insinuaba que el desastre lo provocó un “movimiento de tierra, ocasionado por la lluvia…” Ninguna de las versiones oficiales se dirigió a reconocer la presunta responsabilidad de las entidades estatales encargadas de la prevención y gestión del riesgo, entre ellas la Alcaldía Municipal y el Área Metropolitana.

9. Punto de Vista. La solución al conflicto armado

Anuncios alentadores

La solución política al conflicto nunca se puede descartar, es una de las formas de terminar las guerras y de reformar los aparatos estatales. Se vuelve a pensar en el diálogo directo que podría terminar en una asamblea constituyente. El Gobierno de Unidad Nacional  cree estar en una etapa de post conflicto sin haber vencido a la guerrilla ni pactado con ella. La legislación que brota no ha servido porque en época de guerra no funciona el derecho normal, sino el derecho de guerra

Por Alberto Ramos Garbiras (*)
El deseo de dialogar anunciado por el Sargento Pascuas el 23 de diciembre desde el Sexto frente de las Farc es un indicador alentador, lo mismo el anuncio de eventuales liberaciones unilaterales de secuestrados para enero 2012 que difundió un comunicado del Movimiento Colombianos por la Paz.

La solución política al conflicto nunca se puede descartar, es una de las formas de terminar las guerras y reformar los aparatos estatales. Las otras dos formas de terminación son el vencimiento militar de una de las partes y la mediación de terceros. Como ni el ejército vence ni la guerrilla lo logra, y los terceros han fracasado, entonces recurrentemente se vuelve a pensar en el diálogo directo abriendo un proceso de paz que podría terminar en una Asamblea Constituyente, porque después de 20 años de vigencia de la última reforma, la modernización del Estado se vuelve a necesitar: el retaceo con actos legislativos ha malformado las instituciones.