Escríbanos al correo electrónico: luismena7@gmail.com

sábado, 13 de abril de 2013

Análisis. Contundente demostración de Marcha Patriótica


Los rostros de un pueblo que anhela la paz, esa que por más de 50 años le ha sido esquiva a tantos colombianos, se multiplicaron por miles en la marcha del 9 de abril en Bogotá. (Foto: Luis Alfonso Mena S.).

Un millón de voces por la paz

Con la multitudinaria jornada de este 9 de abril el proceso de paz salió fortalecido, giros esperanzadores se avizoran en el futuro de la Nación y la extrema derecha recibió una respuesta portentosa del pueblo a su conspiración contra los diálogos. La idea de una asamblea nacional constituyente se empieza a abrir paso.
….

Por Luis Alfonso Mena S.
El pueblo colombiano dio este 9 de abril una demostración contundente de unión mayoritaria en respaldo a los diálogos de paz entre la insurgencia y el Gobierno Nacional que se realizan en La Habana y por la solución política del conflicto social y armado que afronta el país.

Las marchas comenzaron a las 6:00 a.m. y hasta el mediodía todavía miles y miles de personas seguían desfilando por la Carrera Séptima, por la Calle 26 y otras vías céntricas de Bogotá, camino a la Plaza de Bolívar, que se veía bellamente colmada de pueblo.

En esta jornada, el Movimiento Social y Político Marcha Patriótica dio una demostración palpable e irrefutable de su enorme capacidad de convocatoria y movilización, con más de un millón personas en las calles de Bogotá, al lado de militantes de otros movimientos sociales y políticos de Colombia, como Congreso de los Pueblos, Minga Indígena, Progresistas, entre otros.


Pobladores de todas las regiones partieron del Parque del Olaya, en el sur; del Coliseo El Campín, en el noroccidente; del Centro Administrativo Distrital y del Parque Nacional clamando por el cese bilateral de fuegos y por la paz con justicia social.

Artistas, madres con sus hijos, campesinos, indígenas, estudiantes, obreros, luchadores sociales, educadores, empleados del Estado, desempleados procedentes del Chocó la Costa Atlántica, de los Santanderes, el Valle del Cauca, el Cauca, Nariño, los barrios populares de Bogotá y de centenares de lugares más estuvieron en Bogotá reclamando el fin de la violencia, denunciando los problemas que afrontan en sus regiones y apoyando la lucha por transformaciones sociales de fondo.

Por la Calle 26, la marcha desembocó en el Centro de Memoria, donde funcionarios de los gobiernos Distrital y Nacional, incluido el Presidente de la República, expresaron su respaldo al proceso de paz.

En el acto central, cumplido en la Plaza de Bolívar, Piedad Córdoba, líder de Marcha Patriótica, planteó la necesidad de que se convoque una asamblea nacional constituyente, mecanismo jurídico y político para debatir medidas que permitan la transformación social y económica del país.

Con la multitudinaria jornada, el proceso de paz salió fortalecido, giros esperanzadores se avizoran en el futuro de la Nación y la extrema derecha recibió una respuesta portentosa del pueblo a su conspiración contra los diálogos.

Sólo los guerreristas del uribismo y unos cuantos políticos amarillos cometieron el error histórico de estigmatizar o de sustraerse de esta monumental demostración de poder del pueblo colombiano en pos de la paz, el principal anhelo de la Nación.

Miles de militantes de Marcha Patriótica en una de las varias movilizaciones que hubo en Bogotá. Esta corresponde al momento en que transitaban por la Carrera Séptima. (Foto: Luis Alfonso Mena S.).
El niño, el afrocolombiano, el indígena todos unidos en la marcha por la paz, luchando por el anhelo de todos los colombianos. (Foto: Luis Alfonso Mena S.).
El uribismo fue el gran derrotado ante la inmensidad de la movilización. Sus descalifiaciones y su abierta postura contra los diálogos de La Habana, no afectó a los colombianos que en su mayoría desean la paz. (Foto: Luis Alfonso Mena S.).
Panorámica del lleno total de la Plaza de Bolívar, donde confluyeron colombianos de diversos movimientos políticos, sociales, culturales con el firme propósito de decir sí a la paz. (Foto tomada del Twitter del IDU Bogotá).

No hay comentarios:

Publicar un comentario