Escríbanos al correo electrónico: luismena7@gmail.com

lunes, 1 de junio de 2015

Declaración Política de la II Asamblea Departamental del Valle del Cauca de la UP

Reunión de la Comisión Política de la II Asamblea Departamental de la Unión Patriótica, llevada a cabo el sábado 30 de mayo en Cali. (Foto: Luis Alfonso Mena S.).

La Unión Patriótica
Por la unidad, la soberanía nacional, la democracia y la paz con justicia social

La Unión Patriótica desde su origen ha representado y defendido los anhelos más profundos de democracia y justicia social de la sociedad colombiana. En su legado y proyección se expresan los valores y los símbolosmás arraigados en el pueblo colombiano. Estos valores y estos símboloshan permanecido indelebles en la memoriapopular a pesar del genocidio sufrido durante tantos años. Esa memoria, esos valores y esos símbolos son los que nos  convocan hoy.

Estos anhelos están representados en dos aspectos fundamentales. Por una parte,la solución política y  negociada del conflicto armado,y, por otra parte, la construcción de una democracia real que sea capaz de hacer los cambios estructurales que requiere el país para dar solución a las grandes necesidades de la sociedad colombiana y en particular de los sectores populares.

Nuestro compromiso con la resolución política del conflicto armado que reconozca sus causas políticas, económicas y sociales sigue siendo una de nuestras banderas principales. Es por esto que Aida Avella afirmaba hace poco que “Si esta generación logra consolidar el proceso de paz, la historia de Colombia cambiará. Por eso veo que es tan importante volver. Estamos por la paz y haremos todo lo necesario para llegar a ella”. La otra es la lucha política por la construcción de una democracia real que sea capaz de responder a las necesidades económicas, sociales, culturales y demás.

En este sentido, es necesario  tomar conciencia que Colombia es un país de regiones y que todas las soluciones, empezando por la paz, se definen en los contextos regionales y locales. Por lo tanto, la construcción de esa democracia pasa por la presencia de los sectores populares organizados en los espacios de poder local y regional.

Además, entender el contexto socioeconómico en que se mueve el país hoy.  El modelo neoliberal ha ahondado aún más las enormes desigualdades entre pobres y ricos, ha convertido en negocio particular la seguridad socialy la educación, ha privatizado las empresas más rentables del sector público, ha arruinado las empresas agropecuarias e industriales más lucrativas. Los efectos negativos de esta política económica son múltiples: contaminacióndel medio ambiente, apropiación de los recursos naturales y de la biodiversidad, valoración del capital financiero por encima del sector productivo y ahora pretende allanar el camino a la minería multinacional. (Daniel Samper. El Tiempo 20 de Octubre de 2012).La crisis política y social del país se agudiza, el gobierno neoliberal, ignora las acuciantes necesidades de la población colombiana, en beneficio del gran capital financiero y las transnacionales en la línea de afianzar y  fortalecer el bloque hegemónico del poder
Los datos estadísticos son alarmantes. Según estudios de la CEPAL, para 2012 el 33% de la población son pobres, el 10.4% viven en la pobreza extrema y el coeficiente GINI- que refleja la concentración de la riqueza es de 0.539 % uno de los más inequitativos de la región.  


En el mundo rural las desigualdades son más graves: lo pobres son el 65%, los indigentes el 33%, el 60% del empleo es informal, el 60% no tiene agua potable y el 85% carece de alcantarillado; en Colombia el 10% más rico de la población concentra  el 33% de los ingresos totales, mientras que el 40% más pobre solo percibe el 15%.Lo anterior demuestra que la sociedad colombiana padece profundamente la intolerable desigualdad en la distribución y acumulación de la riqueza.

Las soluciones capitalistas, apoyadas en la represión, están encaminadas a conculcar los derechos sindicales y la protesta social y popular; así como se sostienen en el extractivismo, la entrega de la soberanía nacional a través de los TLC, el deterioro ambiental y el control de la economía por el capital financiero, parasitario e inhumano. Es el viejo expediente de descargar la crisis sistémica sobre los hombros de los trabajadores y las trabajadoras.

La agenda legislativa del gobierno de Santos apuntala esta tendencia antipopular, mediante la reforma política llamada del equilibrio de poderes, que pretende afianzar el sistema tradicional de privilegios en beneficio de los partidos del establecimiento (La propuesta de  fijar el umbral en  el 3% sobre el total de votos depositados hace mucho más gravosa la situación de los partidos y movimientos minoritarios), la ley de baldíos para beneficiar a los terratenientes en una nueva versión de AIS; un Plan Nacional de Desarrollo antipopular orientado a afianzar el modelo excluyente, la privatización de la seguridad social, la salud y la educación y un nuevo régimen pensional que aumenta la edad de la jubilación, aumenta el porcentaje de aportes y disminuye las mesadas pensionales. Dicha agenda, apoyada por la bancada de la Unidad Nacional y otras, incluyendo a la Uribista, son una agresión a los sectores populares y al pueblo colombiano, va en contravía de los acuerdos parciales de La Habana.

El Gobierno del presidente Santos tiene una postura ambigua y débil frente a los diálogos de paz,contraria a los compromisos adquiridos con los sectores democráticos que apoyaron su reelección.
El proceso de paz avanza con dificultades y aún es frágil por las presiones del militarismo y de la extrema derecha; hay poderosos enemigos del mismo dentro y fuera del gobierno y persistenlos planes provocadores que cuentan con apoyo internacional y de los servicios de inteligencia militar.

Es en este contexto económico, definido aquí a grandes rasgos, esque LA UNIÓN PATRIÓTICA, con toda su herencia histórica y la fuerza que le otorga la memoria de quienes ofrendaron sus vidas por defender los ideales que le dieron origen, se apresta a participar en las próximas elecciones regionales y locales de octubre.Nuestra participaciónestá signada por la falta de garantías, el clientelismo y la corrupción, ytambién, por la perversidad de nuestro sistema electoral, antipopular y excluyente, que cierra cada vez más las posibilidades de participación de la izquierda y demás sectores democráticos y alternativos tal y como se evidencia con el reciente tramite de la reforma constitucional del mal llamado equilibrio de poderes.

En el curso de las últimasdos décadasse ha pretendido infructuosamente hacer desaparecer a la UP  del panorama político nacional, primero por la feroz campaña de exterminio, que significó el genocidio de más de 5.000 militantes suyos, el destierro, el exilio y el desplazamiento;nos habíamos convertido en verdadera y real opción de poder. Este genocidio fue un crimen de Estado que rompió todos los tejidos sociales y por el cual nadie ha respondido aún, ni ante la historia ni ante los estrados judiciales.  Las condiciones que permitieron dicho genocidio no han cambiado aún y, segundo, por la pérdida arbitraria e injusta de nuestra personería, lo cual jamás debió haber ocurrido a decir del Consejo de Estado. Queda claro que la UP jamás perdió su personería por ausencia de apoyo popular y durante todos estos años de ausencia electoral se mantuvo al frente en la lucha por la reparación de las víctimas y la denuncia internacional. Es parte de nuestro accionar la lucha por la reparación integral de las víctimas, la realización plena y efectiva de los derechos humanos.

En todo este tiempodestacamos como relevantela labor desplegada por REINICIAR y otras ORGANIZACIONES DE DERECHOS HUMANOS en relación con el genocidio, la reparación integral individual y colectiva de la UP. En tales asuntos ha sido y lo seguirá siendo pionera la UNION PATRIOTICA

Recuperada dicha personería tuvimos la oportunidad de reaparecer en el escenario electoral de 2014, con algunos registros importantes y un papel decisivo y protagónico en la disputa por la presidencia de la República.

Subrayamos el impacto positivo que tuvo la alianza UP-POLO o POLO-UP con la formula CLARA-AIDA.

La construcción del Frente Amplio por la Paz, la Democracia y la Soberanía, se constituye en tarea esencial para promover la lucha social y popular de resistencia al neoliberalismo y al desafuero gubernamental que privilegia los intereses del capital, así como asumir la tarea de trabajar por la confluencia de las fuerzas democráticas y populares en una alternativa de poder para los cambios de fondo en la vida nacional.

Nos inclinamos a favor de la paz y de todos los ejercicios que se realizan en el país con ese propósito. La UP llama la atención sobre la necesidad de frenar desde el gobierno el paramilitarismo con medidas concretas que contribuyan a la concreción del proceso de paz. En tal sentido nos sumamos e identificamos con la política nacional que enarbola el Frente Amplio. Expresamos nuestro compromiso, vínculo y solidaridad con los sectores en conflicto, a la vez que acompañamos sus reivindicaciones.

La Unión Patriótica saluda y acompaña  el esfuerzo y compromiso de jóvenes, campesinos, mujeres, población afro, LGTBI, raizales, indígenas, trabajadores, artistas, mujeres y pueblo en general que han venido desafiando  la imposición del miedo como método de dominación y abren cada día más caminos a la esperanza, mediante la consolidación de la UP en diversos lugares de la geografía departamental.

Nos orientamos por la promoción de liderazgos nuevos e históricos provenientes de las luchas sociales y políticas de los sectores populares, democráticos y alternativos, surgidos en las batallas actuales del movimiento de trabajadores, campesinos, estudiantes, intelectuales, Derechos Humanos, entre otros.

Nos colocamos al lado de quienes reivindican el cese bilateral del fuego, la asamblea Nacional Constituyente, la solución Política al Conflicto,expresamos identidadplena con los procesos y apuestas unitarias: Cumbre Agraria, Campesina, Étnica y Popular la MANE, y la  MIA.

Concebimos un poder regional y local comprometido con el campesinado en su esfuerzo por lograr que el gobierno nacional cumpla con el acuerdo 870 acordado en la Cumbre Nacional Agraria, y cuyos puntos centrales son el desarrollo y sostenimiento de los proyecto de las zonas de reserva campesina,el impedimento de la expansión de los ingenios azucareros hacia la zona rural pretendiendo entre otras cosas la apropiación indebida del agua de los predios de estas zonas. Nos proponemos con las políticas encaminadas a reversar el monocultivo en favor de la soberanía alimentaria para los vallunos

Estimamos del mayor interés la adopción de planes encaminados a financiar al campo, a favorecer la producción agropecuaria, a asegurar las redes de mercadeo, los centro de acopio, defensa de los páramos y las cuencas hidrográficas en oposición a la explotación minera indiscriminada y a campo abierto. La defensa y protección del medio ambiente sano-

Los planes de vida y el derecho propio de los pueblos indígenas y demás minorías étnicas del departamento constituyen elemento sustancial de nuestro quehacer político.

Tenemos la tarea de trabajar una propuesta para el pacifico vallecaucano que incluya empleo, seguridad ciudadana, la erradicación de la economía mafiosa y paramilitar, convivencia, seguridad social, derechos humanos, desarrollo social, cultural  y productivo, infraestructura vial con inclusión de la rehabilitación de la línea férrea.  Durante décadas los diversos gobiernos nacionales, especialmente desde el presidente Virgilio Barco para acá  han formulado planes de desarrollo que involucran al pacifico pero se han quedado en mera formulación. Entre tanto el fenómeno del desplazamiento a causa de la disputa por el control de la zona por parte de mafias, el paramilitarismo, la megamineria y los palmeros ha hecho más gravosa la situación de habitantes de la región conformada especialmente por raizales, indígenas y población negra (afro descendientes) 
Propugnamos por la profundización de la democracia de la vida urbana en temas como vivienda, movilidad, catastro, valorización, calidad y extensión en servicios públicos domiciliarios, salud preventiva, recreación y cultura, ocupación y empleo seguro,

Proclamamos que el tema de la seguridad ciudadana, es un asunto que se debe abocar de manera preferencial a partir de la ejecución de una fuerte inversión social en procesos de  generación de empleo, educación, cultura, recreación y deporte con el apoyo incuestionable del sector privado (sector azucarero-asocaña-andi-acopi-cámara de comercio, entre otros, etc.)

Al  manifestarnos por la defensa de lo público nos planteamos la reversión de procesos privatizadores en  el campo de los servicios públicos, la salud, la educación, elmanejo de la malla vial pero también asumir el debate y control político y fiscal sobre empresas y entidades públicas como ACUAVALLE, CVC, EMCALI, la LICORERA y otras.

Nos reclamamos voceros de los medianos y pequeños propietarios inmobiliarios del departamento para la adopción de propuestas que conlleven a un replanteamiento en las formulas o mecanismos de los reavalúos catastrales y por ende la implementación racional y justa de las tarifas del predial y complementarios. Los reevalúos como efecto de la valorización por modernización de la infraestructura urbana o vial constituyen un factor al  final regresivo para los extractos medios y bajos de propietarios. La mayor valorización e incremento del avalúo catastral solo favorece al sector especulativo de la propiedad inmobiliaria, mientras que para la mayoría de propietarios urbanos y rurales solo constituye incrementos irracionales de tributación a favor del estado en detrimento de sus precarios ingresos laborales y de trabajo

Nos inclinamos resueltamente por el fortalecimiento de las ligas y asociaciones de usuarios de los servicios públicos, de la salud y la educación entre otras en tanto que mecanismos sociales de veeduría y control

Viva la segunda asamblea departamental de la Unión  Patriótica

Viva el frente Amplio por la paz, por la democracia con justicia social

Arriba la salida negociada del conflicto interno

Viva la UniónPatriótica

JUNTA DEPARTAMENTAL DE LA UNIÓN PATRIÓTICA DEL VALLE DEL CAUCA






No hay comentarios:

Publicar un comentario