Escríbanos al correo electrónico: luismena7@gmail.com

martes, 16 de junio de 2015

Entrevista. Habla el Presidente del Sugov sobre los reclamos de los empleados de la Gobernación del Valle

Heimer Bejarano, presidente del Sindicato Unitario de la Gobernación del Valle, Sugov, haciendo sus denuncias frente a la ausencia del Gobernador del Valle en la mesa de negociación colectiva.

“Le estamos diciendo al Gobernador que dé la cara”

Por Luis Alfonso Mena S.
Hasta el fin de semana anterior, los trabajadores de la Gobernación del Valle tuvieron instalada en las afueras del Palacio de San Francisco una carpa con el fin de exigir al gobernador del departamento, Ubeimar Delgado Blandón, que atienda sus reclamos de incremento salarial justo, estabilidad laboral, mejores condiciones sanitarias en la dependencia e inversión social en vez de pagos a la banca usurera.

Sin embargo, como dice Heimer Bejarano, presidente del Sindicato Unitario de la Gobernación del Valle, Sugov, “el gobernador no dio la cara”, pero las reclamaciones continúan y se anuncian ahora demandas.

“Al tiempo que concluyó la última sesión de la prórroga dentro de los términos de negociación, las organizaciones sindicales mantuvimos en las afueras del Palacio de San Francisco la ‘Carpa de la Resistencia y la Dignidad’. Decenas de compañeros se hicieron presentes. Igual, numerosos sindicatos nos testimoniaron su solidaridad”, dice un pronunciamiento del Sugov difundido este martes 16 de junio.

Y agrega: “La lucha sigue y concluimos hoy un nuevo capítulo de nuestro batallar con la conciencia limpia y la moral en alto que nos permiten mirar de frente, cara a cara, y decirle a nuestros compañeros de base: Dimos la pelea por ustedes, y la dimos con altura, poniéndole el corazón y nuestro esfuerzo...”

Hablamos con Heimer Bejarano sobre la lucha que los más de 600 empleados de la Gobernación del Valle vienen dando, desde el año 2014, reclamando el respeto a sus derechos.

-- ¿Cuáles son las reclamaciones que siguen planteando?
-. La verdad es que estuvimos pidiéndole al señor Gobernador que se haga presente en la mesa de negociaciones. Nos mandó una comisión, la cual no es representativa, porque él les está dando una directriz, pero no les da la potestad de negociar y eso no es una negociación como tal. Exigimos la presencia de él no solo por el tema laboral y salarial, sino también por otras condiciones que son necesarias para los empleados del Valle del Cauca, pues finalmente somos nosotros los que atendemos al público, y si no tenemos unas condiciones adecuadas, ¿cómo vamos a hacer para atender al pueblo vallecaucano que viene siempre buscando un bienestar a la Gobernación o que viene con al menos una esperanza de que se le dé una solución?

Hemos tenido múltiples problemas, porque no estamos de acuerdo con todo lo que él dice en la televisión. Está inaugurando obras de la Nación, y no son obras que traigan una realidad de inversión social para el Valle del Cauca. Nosotros estamos diciéndole a la gente que a los niños del Valle no se les ha girado el dinero para que tengan su lonchera escolar, que es un aliciente para que los niños rurales vayan a las escuelas, pero el Gobernador no ha sido capaz de girar esos recursos, prefirió pagarle a la banca por adelantado y hoy en día dejó de pagar cesantías, y al dejar de pagar cesantías esto tiene unos detrimentos patrimoniales, tiene moratoria que nos causa también pagar unas demandas que son dineros que se están perdiendo y que podrían ser dineros para una mejor inversión social. Son todos los malos manejos administrativos, le estamos diciendo al gobernador que dé la cara y se presente a la mesa de negociación.

-- ¿Cómo podríamos resumir los principales puntos del pliego que ustedes han presentado?
- Básicamente son unos puntos muy sencillos, no estamos pidiendo nada estrambótico, simplemente le estamos diciendo al gobernador que el Gobierno Nacional quiere sacar a los técnicos y auxiliares, así como ya sacaron de todo trabajo a los denominados trabajadores oficiales. De las empresas del Estado, son muy pocas las que tienen trabajadores oficiales, los acabaron por completo, y ahora el objetivo es sacar a los auxiliares y a los técnicos. Nosotros le estamos diciendo: démosle estudios para que se hagan profesionales y así no tener un pretexto para echarlos a la calle, pero la negativa siempre es la misma: no hay dinero. No hay voluntad para solucionar este tipo de problemas.

Le estamos diciendo que mejore las condiciones de la Gobernación. Usted llega a ella y encuentra unos ascensores que no funcionan, una cantidad de cucarachas impresionante, es inhumano trabajar de esa manera. Estamos diciendo que hablemos de la inversión social, que no estemos pagándole por delante a la banca, saquemos dinero para la inversión social. Eso también se lo estamos peticionando, pero el señor no responde de ninguna manera.

También le estamos diciendo que como trabajadores que llevamos 20 y 30 años, tenemos derecho a una remuneración decente. Los otros entes a nivel nacional ganan hasta el doble de lo que se puede ganar un trabajador en la Gobernación del Valle. Estamos pidiendo un incremento salarial, como es lo más justo, y esto tampoco lo quiere dar. La versión de él es que se acoge a lo que dé el Gobierno Nacional, pero tampoco lo ha hecho oficial porque no ha ido a la mesa de negociaciones.

-- ¿De cuánto es el incremento que ustedes están solicitando?
-- Desde que empezó el gobierno de Ubeimar Delgado Blandón siempre nos ha dado el IPC, que el año pasado estuvo en el uno y pico y que en este año está en 3,66. Lo que le estamos diciendo a él es que nosotros, año a año, perdemos capacidad porque el salario, de acuerdo a la Constitución, debe ser movible y debemos tener un ajuste salarial y un incremento, y ahora podríamos llegar a decir que estamos alcanzando un ajuste, mas no un incremento. Le hemos dicho que nos sentemos a negociar sobre una base del IPC más uno o dos puntos, pero igual él se niega a sentarse en la mesa de negociación.

-- ¿Cuál ha sido la respuesta de los empleados, quienes, por estar vinculados a una administración muy orientada por posiciones partidistas, no es fácil que asuman una lucha como esta?
- La mayoría de los empleados estamos en una lucha unificada pidiéndole al Gobernador que, al menos, dé la cara y que nos diga qué está pasando, ¿por qué no quiere hablar con sus empleados? Es obvio que la gente siente que lo que él dice en la televisión no es cierto, porque acá dentro de la Gobernación nos estamos dando cuenta de lo que es la realidad.

La gente está muy disgustada con él, en estos momentos dejó de pagar la prima que cada año, de 30 años o más que lleva la Gobernación en este edificio, se ha pagado los primeros días de junio. Esta vez no se ha pagado y la va a pagar a final de mes, tal vez porque se empeñó en subir de categoría al Departamento, pero no es una buena voluntad que digamos que quiere que el Departamento adquiera una categoría especial, sino que, por el contrario, les está haciendo un favor a los diputados, porque si el Departamento sube de categoría se les incrementa el salario, está haciendo favores políticos.

-- Más allá de esas reivindicaciones, ¿ustedes cómo ven la situación en materia financiera del departamento del Valle, a propósito de lo que se tiene que discutir dentro de unos meses cuando se tramite un nuevo presupuesto?
- Nosotros hemos tenido, y aclaramos que no es por una buena gestión del señor Gobernador, sino por esas cosas del destino, hemos tenido mejores ingresos, lo cual significa que la gran deuda que tiene la Gobernación se puede pagar mucho más antes de lo planeado y podemos contar con un superávit que podría generar más adelante, primero, que el Departamento llegue a categoría especial, que sería lo ideal, no para ayudar a los diputados, sino para adquirir la categoría que debe tener un departamento como el Valle del Cauca. Y segundo, porque eso va a representar mayor inversión social.

El problema que actualmente afrontamos es que tenemos una inversión de $4.600 millones en contratación. Contraticos de dos meses, traen a muchachos a que trabajen dos meses gratis y luego les hacen un contrato de otros dos meses para mantenerlos amarrados a un régimen politiquero barato, por unos pesos, porque estamos en elecciones.

-- ¿O sea que la nómina paralela continúa como ustedes han denunciado en anteriores oportunidades?
- Sí, claro. Nosotros somos de planta menos de 600 personas y ya en contratos son más de 1.600 personas, porque el señor gobernador a lo único que vino es a volver esto un fortín político y esa es la forma de pagar los favores políticos, mediante contrataciones. Contrataciones que son a la vez absurdas, porque, por ejemplo, las aseadoras no han sido contratadas y el edificio se está cayendo de mugre.

-- ¿Hasta cuándo piensan ustedes llevar esta lucha?
- Nosotros queremos decirle al pueblo vallecaucano que se dé cuenta quién es el verdadero Ubeimar Delgado Blandón. Queremos sentar nuestra voz de protesta, no tenemos una fecha de hasta cuando la vamos a llevar porque sabemos que él no se va a sentar en la mesa de negociación, pero queremos decirle al pueblo vallecaucano quién es el verdadero Ubeimar Delgado Blandón.

-- ¿Considera que el pueblo vallecaucano, que siempre vota por los mismos, va a tomar conciencia a partir de esta denuncia que ustedes están haciendo ahora que se aproximan las elecciones regionales?
- Yo creo que uno debe empezar al menos por tratar de cambiar su entorno para ir convenciendo a las personas. Las personas que pasaron por la carpa que instalamos y escucharon que los niños de la zona rural no tienen una lonchera, que al Hospital Departamental lo están privatizando, que no hay la inversión social que él dice porque está inaugurando obras de la Nación y no obras que debería hacer con los recursos propios, esa gente se está dando cuenta qué es lo que está pasando, a quién fue en realidad al que eligieron y seguramente esa gente va llevar la razón a los demás, un voz a voz que algún día va a permitir que la gente tome conciencia para votar.

-- ¿Cómo se relaciona esta lucha con las que recientemente se dieron por la falta de presupuesto para los institutos descentralizados del orden cultural?
- Todavía la están viviendo, no se ha acabado. Aquí tenemos recursos que son de destinación específica, que son por estampillas y aquí guardan ese dinero para darle un manejo y no lo giran a los entes descentralizados. No va la estampilla para la Universidad del Valle, no va el dinero para Incolballet, para Bellas Artes. No giran los recursos para la Biblioteca, siempre son pañitos de agua tibia. Al Hospital Universitario se le deben dos meses de salario, no demoran en salir a tomarse la Calle 5 porque es la única forma que hay para decirle al pueblo que no más abusos para la clase obrera.

-- ¿Todos los sindicatos, tanto del sector descentralizado como de los demás sindicatos de la Gobernación están unidos en esta lucha?
- En este momento estamos Asemed, Sintragobernaciones Regional Valle y, por supuesto, Sugov en el nivel central. En los niveles descentralizados cada uno está ampliando su causa, porque estamos en mesas divididas por sectores, pero de igual manera todos hemos sido tratados por igual por parte del Gobernador que no se presenta.

-- ¿Se piensa, finalmente, en una unidad de todas esas organizaciones?
- Nosotros estamos trabajando en ello para lograr hacer una protesta masiva, llegarle con un mejor mensaje a los vallecaucanos para que se den cuenta de la realidad interna de la Gobernación del Valle del Cauca.


Cali, martes 16 de junio de 2015.


Aspecto de la ´Carpa de la Resistencia y la Dignidad´ liderada por el Sugov en inmediaciones a la Gobernación del Valle. (Foto tomada de sugov.blogspot.com). 

No hay comentarios:

Publicar un comentario