Escríbanos al correo electrónico: luismena7@gmail.com

lunes, 17 de junio de 2013

Semblanza del profesor Ronald García Negrette

En la foto de la izquierda, el acto de homenaje al profesor y candidato a magister en historia Ronald García Negrette, cumplido el jueves 6 de junio de 2013 en la Universidad del Valle. A la derecha, el profesor Ronald, quien deja una huella imborrable como persona y como académico, fallecido el 20 de febrero de 2013. (Fotos Maestría en Historia de la Univalle y  El Ginebrino).
El economista que amaba la historia

Por Luis Alfonso Mena S. (*)
El pasado 20 de febrero nos dejó físicamente Ronald García Negrette, el querido compañero de la maestría en historia de la Universidad del Valle y docente de la Universidad Santiago de Cali. Partió recién cumplido su medio siglo de existencia, cuando se dedicaba a culminar su investigación final del posgrado, en el que brilló con la alegría y la altura académica que lo caracterizaron siempre.

Ronald marcó la tercera cohorte de la maestría (2009-2010) con su extraordinaria capacidad de disertación sobre los asuntos de las ciencias sociales. Ella salía a flote en sus intervenciones en los seminarios del posgrado, en los que hacía despliegue de una gran competencia intelectual, producto de múltiples lecturas y de su solvencia en el análisis.


Sorprendía con su discurso cuando abordaba los fenómenos de la historia económica, su más palpitante obsesión. Una prelación fraguada y formada como economista en la Universidad del Valle, donde se graduó con honores en 1986, y en su especialización en Población y Desarrollo, en esta misma institución, en 1994.

Cuando tomaba la palabra no solo impactaba por su conocimiento de los intríngulis de la demografía y de otras áreas de la socio-economía, su especialidad, sino por la elocuencia de su verbo, que fluía sin freno, hilvanando de manera frenética una ida estrechamente ligada a otra, lleno de conceptos, citas y aportes. Así era Ronald, el economista que amaba la historia.

Llegó siendo niño al Valle del Cauca procedente de San Bernardo del Viento, departamento de Córdoba. Con su familia se asentó en el municipio de Ginebra, donde concluyó sus estudios primarios y realizó los secundarios en el Colegio Instituto Ginebra. Allí se graduó de bachiller en 1981 y obtuvo el puntaje más alto del Icfes entre los de su generación.

Tan pronto terminaba sus estudios de pregrado ya estaba ascendiendo otro escalón en su vida universitaria: aceptó el reto de enseñar estadística en el Programa de Sociología de la Universidad del Valle, en 1986, con apenas 23 años. Luego vendría una larga carrera de catedrático en universidades como la Autónoma de Occidente y Antonio Nariño hasta llegar a la Universidad Santiago de Cali, en 1998.

Desde 1986 y hasta 2013, en estas instituciones y en otras tuvo a cargo una gama amplia de 33 cátedras en áreas socioeconómicas, al tiempo que ejercía también como consultor en diferentes entidades públicas y privadas; como conferencista en múltiples congresos y certámenes académicos, y como orientador de grupos de investigación.

Se cuentan por lo menos 62 consultorías y asesorías a lo largo de su vida profesional, así como 22 conferencias y ponencias desde 1998. De igual manera, participó en 9 seminarios sobre los sectores agropecuario y cooperativo; en 5 sobre investigación; en 11 sobre desarrollo territorial y medio ambiente; en 16 sobre comercialización agropecuaria.

Su producción intelectual, derivada de investigaciones académicas propias o dirigidas por él, también fue prolífica: 24 artículos y ensayos sobre demografía, entre 1988 y 2010; 28 sobre desarrollo rural y agropecuario, entre 1987 y 2011; 39 sobre desarrollo hortofrutícola, entre 1987 y 2008; 25 sobre desarrollo empresarial y otros, entre 1998 y 2008.

Además, escribió cuatro libros: Manual sobre el cultivo del guayabo en Colombia, en coautoría, en 2002; Marco organizacional para producción de material de siembra de guanábano, en coautoría y coedición, en 2006; Población, territorio y economía en Ginebra, Valle del Cauca, en 2006, y Valle del Cauca, tierra de frutas, en coautoría, en 2007.

Fue destacada su participación como coordinador del Centro de Estudios e Investigaciones en Desarrollo Regional, Ceider, de la Universidad Santiago de Cali, y como líder del Grupo de Investigación Desarrollo Económico y Economía Internacional, Gedeei, del Programa de Economía de la Universidad Santiago de Cali.

Entre sus investigaciones destacadas se encuentran:
Espacio Temporal del Mercado de la Guayaba en Colombia, presentado en el Seminario Taller sobre Guayaba de Asohofrucol, en Bogotá, 2004.

La Inversión en Investigación y Desarrollo como Determinante de la Competitividad en el Sector Agropecuario: Evaluación Socioeconómica de un Proyecto de Desarrollo Tecnológico en Guanábano, publicado en la revista Asuntos Económicos No 5, en 2004.

Un elogio a los Sentidos y la Búsqueda de un Óptimo de Sensaciones, publicado en mayo de 2007.

Dinámica Demográfica Intercensal de los Municipios del Valle del Cauca, 1993-2005, publicado en la revista de Economía y Administración de la Universidad Autónoma, en 2009.

Historia de la Tecnología Agropecuaria y su Desarrollo para los Frutales en el Valle del Cauca, publicado en la revista Magazín Empresarial No. 17 de 2012.

Análisis desde las Ciencias Sociales de la Dinámica de los Productores Vallecaucanos frente a la Tecnología de Producción de la Guanábana, publicado en Magazín Empresarial No. 19, en 2013.

Carlos Holmes Buitrago, editor del periódico virtual El Ginebrino, escribió sobre Ronald: “Era un tipo intelectual como muy pocos los tiene Ginebra. Le encantaba la lectura, las buenas charlas con mucha inteligencia, humildad por su conocimiento y como profesor era respetuoso con el alumno en la forma de actuar, pensar y hablar. Uno de esos educadores que duele perder”.

Ronald García Negrette fue un hombre a quien se veía siempre feliz, a pesar de los avatares y vicisitudes de la vida. Fue un defensor de ideas progresistas, miembro del Sindicato de Profesores de la Universidad Santiago de Cali, siempre abierto al debate inteligente, formador de nuevas generaciones, amante de la historia y de las causas nobles.

Dejó honda huella entre docentes y compañeros de estudio, a quienes dirigía cuanto documento hallaba útil para sus proyectos de investigación o, simplemente, para su vida profesional, y a quienes sorprendía con su jocosidad y, también, con su elocuencia.

Bienvenido el grado póstumo que la Universidad ha decidido otorgarle a Ronald. Es un homenaje al esfuerzo académico y personal de un hombre que amó la historia y a la humanidad.

(*) Candidato a magister en historia de la Universidad del Valle, periodista y docente universitario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario