Escríbanos al correo electrónico: luismena7@gmail.com

lunes, 9 de noviembre de 2009

La entrega de las siete bases militares a EE.UU.


El único lugar de Suramérica al que no pueden llegar los aviones C-17 de EE.UU. es Cabo de Hornos. De resto, pueden dirigirse a cualquier sitio de la subregión partiendo de la estratégica base de Palanquero, en Colombia. (Gráfico tomado del periódico Correo del Orinoco, edición del domingo 16 de agosto de 2009).

Uribe aísla a Colombia de Suramérica

Desde la Base de Palanquero, las tropas de EE.UU. podrán hacer desplazamientos rápidos hacia toda Suramérica. Para ello cuentan con el avión C-17, que posee un rango de acción de entre 4.400 y 5.200 kilómetros. Con una tripulación de dos pilotos y un auxiliar puede movilizar hasta 102 soldados y 77.519 kilos de carga o 36 camillas y 54 pacientes ambulatorios. El avión posee tanques para 134.556 litros de gasolina y desarrolla una velocidad de 830 km./h. Curiosamente, mientras Uribe sirve a EE.UU. para alcanzar cualquier objetivo en la subregión, aísla al país de sus hermanos suramericanos.


Por Luis Alfonso Mena S.
El acuerdo militar de Colombia con los Estados Unidos, lleno de cláusulas que obligan a nuestro país, pues hasta los peajes en las carreteras usadas por automotores de las tropas extranjeras deberán ser pagados por el Estado colombiano, ha crispado aún más las tensas relaciones con los países vecinos, de manera especial con Venezuela.

Claro que ahora toda la propaganda oficial y las versiones oficiosas en los medios masivos de comunicación del establecimiento les echarán la culpa a los gobierno de las naciones limítrofes, pues esa ha sido la tradición en lo que va corrido del actual mandato, y los discursos chauvinistas (nacionalistas a ultranza) saldrán a relucir y, de paso, a apuntalar aún más el régimen del presidente Álvaro Uribe.

Pero lo cierto es que, a pesar de lo que se ha dicho por parte del Gobierno, el Acuerdo, que amplía por diez años más el uso de siete bases militares colombianas por parte de tropas de los Estados Unidos, implica no sólo el tránsito sino el asentamiento en territorio patrio de soldados de otro país, razón más que suficiente para que el documento hubiese tenido que ser discutido en el Senado de la República, como ordena la Constitución Política de 1991.

El gobierno de Uribe burló esta obligación constitucional, a pesar de tener las mayorías en la cámara alta del Legislativo, e hizo caso omiso de un concepto del Consejo de Estado (tribunal que se encarga de los líos judiciales que se suscitan entre el Estado y los particulares o entre entidades del Estado) que se pronunció en tal sentido.

Todo indica que había mucho afán porque el documento fuera firmado sin discusión interna, aunque en el país norteamericano sí deberá surtir trámites preestablecidos. Es la entrega absoluta de la soberanía nacional, como si para combatir el narcotráfico o el terrorismo fuese ello necesario.

Bien lo dijo Fidel Castro Ruz en su última columna (Las Reflexiones de Fidel), titulada La Anexión de Colombia a los Estados Unidos: “Es realmente cínico proclamar que el infame acuerdo es una necesidad de la lucha contra el tráfico de drogas y el terrorismo internacional. Cuba ha demostrado que no se necesitan tropas extranjeras para evitar el cultivo y el tráfico de drogas y mantener el orden interno, a pesar de que Estados Unidos, la potencia más poderosa de la tierra, promovió, financió y armó durante decenas de años las acciones terroristas contra la Revolución Cubana”.

Y agrega Fidel con la lucidez mental y la claridad política que, a pesar del paso del tiempo, conserva con plenitud: “La paz interna es prerrogativa elemental de cada Estado; la presencia de tropas yanquis en cualquier país de América Latina con ese propósito es una descarada intervención extranjera en sus asuntos internos, que inevitablemente provocará el rechazo de su población”.

Además, la ampliación del Acuerdo convierte a nuestro país en la gran plataforma de espionaje, preparación e incluso ejecución de futuras operaciones contra gobiernos de los países hermanos. No se requiere demasiada sagacidad política para deducirlo. Y así se ha denunciado a partir del conocimiento de un documento de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos que ha circulado profusamente en medios alternativos, porque en los medios de los grupos de poder colombianos eso es casi imposible.

La importancia de Palanquero

La Base Aérea Germán Olano de Palanquero es la mejor situada y en la que serán invertidos más recursos con el fin de satisfacer los intereses estratégicos estadounidenses en el subcontinente. El nuevo gran objetivo gringo es recuperar parte de lo que históricamente siempre consideró su “patio trasero”, hoy con varios países que defienden una política soberana.

Y es precisamente contra los países que sostienen una política independiente ante los Estados Unidos que se dirige parte del Acuerdo, así el Gobierno colombiano lo niegue de manera reiterada. Leamos lo que denuncia la investigadora social y jurista estadounidense Eva Golinger al respecto: “Un documento oficial del Departamento de la Fuerza Aérea del Departamento de Defensa de Estados Unidos revela que la base militar de Palanquero, Colombia, ‘garantiza la oportunidad para conducir operaciones de espectro completo por toda América del Sur’”.

Textualmente, el documento dado a conocer por Golinger señala: “Estableciendo (Estados Unidos) una Localidad de Cooperación en Seguridad, CSL, en Palanquero apoyará la Estrategia de Postura del Teatro del Comando Combatiente, Cocom, y demostrará nuestro compromiso con la relación con Colombia (sic). El desarrollo de este CSL nos da una oportunidad única para las operaciones de espectro completo en una sub-región crítica en nuestro hemisferio, donde la seguridad y estabilidad están bajo amenaza constante de las insurgencias terroristas financiadas por el narcotráfico, los gobiernos anti-estadounidenses, la pobreza endémica y los frecuentes desastres naturales…”

¿Cuáles son los gobiernos que por defender su independencia y soberanía el documento del Departamento de Estado califica como “antiestadounidenses”? Todos lo sabemos: Venezuela, Bolivia, Ecuador, Nicaragua y, por extensión, cualquier gobierno que se atreva a tener una política exterior autónoma, no dictada por los designios gringos. Y es la base militar de Palanquero la más estratégica para operaciones regionales de gran escala por parte de las tropas de EE.UU. hacia esos países.

¿A qué conduce lo anterior? Así en Colombia se vea de otra forma, conduce al aislamiento en Suramérica, como se registró de manera palpable en la Cumbre de la Unión de Naciones de América del Sur, Unasur, cumplida en Bariloche, Argentina, a finales de agosto del presente año.

Allí, todos los países de la región mostraron, de una u otra forma, más allá de las maneras más o menos diplomáticas, su rechazo a la presencia de tropas extranjeras en sus territorios.

Así, pues, la preocupación no sólo es del gobierno venezolano. El brasileño de Lula da Silva la ha expresado en varias ocasiones. También, el argentino de Cristina Fernández. El ecuatoriano de Rafael Correa. Y, cómo no, el boliviano de Evo Morales. Pero el Presidente de Colombia prefiere el aislamiento subcontinental, con tal de satisfacer los designios de su patrón, Estados Unidos, y del gobierno de turno allí, llámese el de George Bush, antes, o el de Barack Obama, ahora.

5 comentarios:

  1. Primero que todo muy respetable su posición respecto al polemico caso de las bases gringas en Colombia, sin embargo aunque no comulgue con el intervencionismo americano, como quiera que sea, esto quiera decir que el intervencionismo del señor Hugo Chavez es bueno, sería algo muy parecido a no estar de acuerdo con la dictadura de Alvaro Uribe y si estar de acuerdo con la de Chavez. Se debería ser un poco más objetivo a la hora de analizar estos temas, no se puede tomar una excusa para opinar sobre ciertos temas y sesgarlo de forma sutil. y estoy muy de acuerdo con la encuesta, no queremos más Uribe paramilitar, ni Chavez de las FARC, grupos como quiera llamarseles, guerrilleros, terroristas, todo los calificativos le caen muy bien, porque solamente han traido dolor y desgracias al pueblo colombiano.

    ResponderEliminar
  2. Es lamentable como el país es entregado al imperio, con la excusa de derrotar al narcotráfico, estamos en un gobierno narco paramilitar entonces como lo van a controlar, en Colombia a diario se mueve este negocio rentable para muchos, pero causal de la verdadera tragedia social y política de nuestro país.
    Por otro lado, la desinformación que han presentado los grades medios de comunicación con relación a la situación de nuestro hermano país Venezela no es sino otra cortina de humo acostumbrada por el gobierno y sus ministros para tapar la corrupción que a diario se presenta en Colombia, y que sólo unos pocos se atreven a denunciarla. Está semana el tema ha sido la declaración de guerra del presidente Chaves a Colombia, según los medios más importantes del país el presidente venezolano esta ocultando los problemas de su pueblo con estás declaraciones, sin embargo, Colombia en la Guajira recibe millonarias regalias y vayan a ver, un puebo sin agua potable, sin energía sus pobladores abandonados, todo lo que ingresa a la Guajira desde una libra de arroz hasta una bolsa de agua es venezolana, dónde está la presencia del gobierno ?, ¿dónde está el dinero de las regalias?.
    Una cosa más es importante saber cuantos medios de comunicación nuevos se han abierto en Venezuela, aunque muchas personas no lo crean son muchos, no crean sólo lo que dice caracol o rcn, es de suma importancia escudriñar sobre la realidad política venezolana.

    ResponderEliminar
  3. me parece acertado lo que dices sobre el narco gobierno de colombia encabezado por el dictador de Uribe. Sin embargo, no nos podemos hacer los dela vista gorda con lo que sucede en venezuela internamente. Es lamentable ver a una dictadura como la de Chavez, igual a la de colombia, con profundas problemáticas sociales, y ver a este "loco" proponiendo guerra y sin duda, teniendo una relación con las FARC. Creo que eso es inadmisible y no se puede tolerar tal intervencionismo de ningún país en el nuestro. Estoy seguro que la mejor representación de un verdadero presidente preocupado por su país es Lula, que a logrado sacar adelante un país tan grande como Brasil...

    ResponderEliminar
  4. pensumcinco@gmail.com
    Buenos días compañeros y compañeras:

    Escribimos para solicitar su unión y apoyo a la marcha virtual en defensa de nuestra educación, la movilización está en el facebook, pero en caso de no estar inscritos al facebook pueden reenviar el correo e informar a la gente, la idea de ese espacio es para que confluya la información de todas las movilizaciones que se hagan en el país, así que pueden montar informes, fotos, videos, invitación a eventos, a foros de discución, etc.

    Bueno, esperamos su unión. Necesitamos unirnos!!!!

    También están los blogs de la asamblea general de estudiantes udea:

    estudiantesudea.blogspot.com

    www.estudiantesantropologiaudea.blogspot.com


    Al final de este correo también está otro link.

    MANTENGAMOS LA COMUNICACIÓN Y LA UNIÓN.

    ResponderEliminar
  5. Estamos en presencia de una vergonzosa arrodillada ante el amo gringo. Colombia entregada sin contraprestaciones a un País que nos trata como menesterosos. Mientras Venezuela Y Ecuador nos cierran fronteras para el mercado de productos nacionales, lo minimo que se podìa esperar de Estados Unidos era una apertura para suplir la perdida de mercados, pero no, ellos tambien nos cierran puertas y es en este momento cuando todos se preguntan: ¿Que clase de aliado es este que viendo a su unico amigo en america del sur en situaciòn de crisis no le tiende la mano como un gesto de reciprocidad? Acaso se han mostrado dispuestos a darle tratamiento preferencial a los miles de colombianos que viven en condicion de indocumentados en el territorio gringo? Ni lo uno ni lo otro. ¿Que le reporta a Colombia esta entrega sin condiciones?

    ResponderEliminar