Escríbanos al correo electrónico: luismena7@gmail.com

miércoles, 27 de enero de 2010

Opinión. La desesperanza juvenil sobre el país


Colombia: un país donde no pasa nada…

Por Santiago José Mena Cárdenas (*)

Es muy triste ver lo que pasa en Colombia por estos días: cada vez es más alto el índice de pobreza, de desempleo, pero lo más curioso es que el salario mínimo sigue por el suelo, con un absurdo incremento de menos del 4%, es decir $18.000, los cuales ni siquiera alcanzan para pagar algún servicio publico, o, lo que es más importante, para subsidiar la alimentación básica familiar. Pero aquí no pasa nada…

En lo político vemos cómo se están moviendo las maquinarias y se recurre a cualquier cosa para legalizar la posibilidad de que el Presidente pueda participar en las elecciones de mayo. Se nota el apuro de muchos de los senadores, representantes a la Cámara e incluso de candidatos presidenciales arrodillados como ‘Uribito’ para que de cualquier forma Álvaro Uribe se presente a las ‘cómicas’ elecciones.

Ni qué hablar de los medios de comunicación, cada día más al servicio del Gobierno plutocrático, que lo único que hacen es desinformar a un pueblo que se traga sus mentiras, noticias que en la mayoría de las veces son manipuladas para favorecer la imagen de un Presidente que cada día da más muestras de ineficiencia en la solución de muchos de los asuntos internos y externos que le competen.

Para nombrar algunos de éstos, vemos lo que ocurre con el sector salud, donde cada día más se denota lo ineficiente que se ha vuelto, sin que se intente darle una solución de fondo; y ni qué decir de la seguridad en el país. ¿Dónde está la famosa seguridad democrática que supuestamente ha triunfado en ocho años? Las cifras demuestran que Medellín y Cali son las ciudades más violentas del país. Pero aquí no pasa nada…

Estamos sumergidos en la parsimonia absoluta, el pueblo no quiere ver lo que pasa a su alrededor y es por eso que votan por personas como el señor Álvaro Uribe, cómplice de la corrupción de cuello blanco, que está manchado de parapolítica, de yidispolítica y de falsos positivos. Y no olvidemos los millonarios “subsidios” que entregó el Gobierno con el famoso programa de Agro Ingreso Seguro a los terratenientes más ricos del país. Con sus famosas cortinas de humo Uribe lo único que ha hecho es engañar al pueblo.

Pero lo más descarado de todo es que a los militares culpables de los falsos positivos, crímenes de Estado, los están dejando en libertad por vencimiento de términos. Eso quiere decir que quedarán en la impunidad muchos casos y los familiares de las víctimas no podrán estar en paz sabiendo que los asesinos de sus hijos, hermanos, padres están en la calle libres. Pero aquí no pasa nada…

Los colombianos tenemos que abrir los ojos y ver hacia nuestro alrededor. Lo que está pasando aquí, no nos podemos conformar con la propaganda oficialista, tenemos que buscar alternativas informativas para ver lo que en realidad sucede y buscar soluciones de fondo para los grandes problemas que afronta nuestro país. Sólo así nos daremos cuenta de que aquí sí está pasando algo...

(*) Estudiante de 10º grado del Colegio San Antonio María Claret de Cali.

No hay comentarios:

Publicar un comentario