Escríbanos al correo electrónico: luismena7@gmail.com

domingo, 1 de agosto de 2010

9.- Balance. Y ahora, el pobre fútbol local

Lo que nos dejó Sudáfrica 2010

Luego del torneo, los cambios en las direcciones técnicas no dieron espera. En muchos países se produjeron despidos. Dentro de cuatro años, el Mundial volverá a Suramérica. Brasil será la sede en la cual muchos equipos, incluso el anfitrión, estarán con sed de revancha por lo ocurrido este año. Esperamos ver clasificada a Colombia.

Por Santiago José Mena Cárdenas (*)
Hace ya tres semanas que concluyó el Mundial de Fútbol Sudáfrica 2010, el primero en realizarse en territorio africano, el cual impresionó a todos por su organización, por sus hermosos estadios y por la seguridad en cada uno de ellos.

Sin embargo, este tal vez no ha sido uno de los mejores mundiales de los 19 que se han celebrado. Sudáfrica 2010 nos dejo muchas desilusiones, tanto en selecciones que eran favoritas como en jugadores que se pensó que marcarían la diferencia.

Durante la fase de grupos quedaron eliminadas nada más y nada menos que las selecciones que habían sido finalistas en Alemania 2006, Italia y Francia, dos equipos que en esta copa del mundo demostraron un bajo nivel futbolístico colectivo e individual.

El caso de Francia dio la vuelta al mundo, las peleas entre jugadores y el cuerpo técnico provocaron que la selección gala tuviera una participación vergonzosa, sumando un punto de nueve y con solo un gol a favor.

En octavos de final cayó otra selección europea favorita, Inglaterra, que tuvo un mundial de muy bajo nivel colectivo, donde no lucieron ninguna de sus grandes figuras, siendo algo paradójico ya que la Liga Inglesa es catalogada como la mejor del planeta.

Las selecciones suramericanas eran las que daban de qué hablar, pues cuatro de las cinco que fueron a Sudáfrica se encontraban en cuartos de final. Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay habían demostrado un excelente fútbol y se llegó a pensar en semifinales suramericanas, pero lastimosamente solo Uruguay logró el tiquete.

Las semifinales se definieron por la mínima diferencia, Holanda y Uruguay protagonizaron un excelente encuentro, con goles hermosos y otros polémicos, el resultado final fue 3-2 a favor de los europeos.

La otra llave semifinal fue entre dos equipos del mismo continente. Alemania y España fue un partido muy cerrado, el cual tuvo el control siempre de los españoles que al final obtuvieron la recompensa por lo luchado y convirtieron el gol cuando el partido estaba por finalizar.

Alemania y Uruguay disputaron el partido por el tercer puesto. Se dice comúnmente que este partido resulta mejor que la final, y esta vez no fue la excepción: tanto los europeos como los suramericanos jugaron un buen encuentro que al final le dio el triunfo a los alemanes por 3 a 2.

La final de nuevo tuvo dos equipos del viejo continente, Holanda y España. Los holandeses no supieron aprovechar las opciones que se les presentaron y los españoles al minuto 115 del tiempo suplementario anotaron el gol que les daba su primer título de campeones de una copa mundo.

Luego del torneo, los cambios en las direcciones técnicas no dieron espera. En todo el mundo se produjeron despidos. Portugal, Francia, Italia, Japón, Honduras, México, Brasil, y Argentina son las selecciones que ya están buscando nuevos técnicos de cara a las eliminatorias.

En cuatro años el Mundial volverá a Suramérica. Brasil será la sede en la cual muchos equipos, incluso la anfitriona, estarán con sed de revancha por lo ocurrido este año y muchos esperamos ver a la Selección Colombia en ese Mundial.

Y ahora, a esperar cuatro años. Mientras tanto, conformarnos con nuestro mediocre torneo de fútbol criollo.

(*) Estudiante de undécimo grado del Colegio San Antonio María Claret.

No hay comentarios:

Publicar un comentario