Escríbanos al correo electrónico: luismena7@gmail.com

jueves, 1 de abril de 2010

Entrevista. Página/12 habló con Carlos Gaviria

Foto de Carlos Gaviria durante su más reciente visita a Buenos Aires, captada por Ana Dangelo para Página/12.

“Uribe embrujó a los colombianos”

El ex candidato presidencial alertó que la izquierda se quedó sin candidato y que todos los partidos, incluido el suyo (el Polo Democrático Alternativo), proponen continuar con la política de seguridad de Uribe.

Por María Laura Carpineta
Al veterano líder del Polo Democrático Carlos Gaviria no le gusta caer en la desesperación, ni siquiera cuando el horizonte cercano de los colombianos no augura nada alentador. Las elecciones legislativas del domingo pasado mermaron las bancas de la izquierda y la dejaron muy mal parada para las presidenciales de mayo. “El próximo presidente será un verdadero heredero de Alvaro Uribe”, pronosticó Gaviria en un diálogo telefónico con Página/12, desde su departamento en Bogotá.

Alejado de la dirección del Polo después de perder las internas presidenciales con el senador Gustavo Petro, el ex juez se mantuvo al margen de la campaña electoral. Dice que esta vez no le toca ser el protagonista. En la última elección presidencial fue el candidato del Polo y por primera vez en la historia de Colombia la izquierda se había erigido como la segunda fuerza nacional. Pero Uribe y sus aliados avanzaron mucho desde entonces y es poco probable que repitan la hazaña. “Las elecciones legislativas demostraron que el país se fue conservatizando. Hasta el propio candidato del Polo adoptó una actitud de centro”, se lamentó el ex profesor de derecho de Uribe.

¿Por qué la izquierda perdió tanto terreno en las últimas elecciones?
– El país se fue conservatizando bajo el gobierno de Uribe. Los partidos de derecha son los que disfrutaron los beneficios de la burocracia. En cambio, la izquierda sufrió una campaña de descrédito tremenda, especialmente los sectores de izquierda del Polo. Nos relacionaron con la lucha armada. En cifras absolutas, el Polo no perdió muchos votos, pero como el padrón electoral creció mucho, perdimos bancas.

En 2006, la izquierda hizo mejor elección en las presidenciales que en las legislativas. ¿Se puede repetir eso en mayo?
– Es muy difícil. El propio candidato del Polo adoptó una actitud de centro, desmarcándose de la izquierda. Como senador, Petro votó por el actual procurador general de la Nación, un fanático tremendo y un aliado de Uribe. Eso provocó que dentro de la izquierda muchos se fueran.

¿Los colombianos se quedaron sin una opción de izquierda para las próximas elecciones presidenciales?
– Sin duda. El Polo está haciendo propuestas muy parecidas a las del resto de los partidos. El problema hoy en Colombia es que el centro está más que copado. Se necesita un candidato que asuma el lugar de la izquierda, desmarcándose de la lucha armada. Acá eso no es nada fácil.

¿En qué coinciden todos los candidatos?
– Por ejemplo, en la seguridad democrática, la política de Uribe para enfrentar a las guerrillas. No importa el deterioro enorme de los derechos humanos ni los cientos de casos confirmados de falsos positivos (campesinos y jóvenes asesinados que el Ejército hacía pasar por guerrilleros). Hasta Petro dice que él seguiría el camino de la seguridad democrática. No hay ningún candidato que ponga adelante la paz, que diga que ese es el único camino para alcanzar una sociedad democrática.

¿Por qué?
– Porque Uribe triunfó. Su proyecto fue mantener el estado de cosas en el país, las desigualdades y la pobreza, mientras la gente se contentaba con la disminución de los secuestros. A su gobierno no le importó atacar las causas que crearon el conflicto: la pobreza y el desempleo, que araña el 13 por ciento. ¿Cómo puede ser que hace dos años el PBI creció mucho más allá de lo que se esperaba, pero igual no se achicó la brecha entre pobres y ricos ni se creó empleo?

Y aún así los colombianos volvieron a apostar por los aliados de Uribe, inclusive por los legisladores con probados nexos con los paramilitares.
– El país en su gran mayoría tiene una conciencia tan conservadora que no le importa que algunos de los miembros del Congreso hayan sido vinculados con el paramilitarismo y por eso votaron a sus hijos, primos... Eso da una idea del grado del embrujo de la población con el proyecto de Uribe.

– ¿Eso significa que su candidato presidencial, el ex ministro de Defensa Juan Manuel Santos, tiene todas las de ganar?
– Es el favorito. Santos encarna la misma política de Uribe. El esquema económico es fundamentalmente igual y no hay que olvidarse que él era el ministro de Defensa cuando surgieron los falsos positivos, algo que a la gente no parece importarle.

– Pero no tiene el carisma de Uribe...

– No tiene su carisma, pero va a tener un apoyo aún más contundente de las familias más poderosas del país, porque es uno de sus hijos predilectos. El país va a vivir en guerra durante mucho más tiempo, lamentablemente. Con suerte el fracaso en materia de empleo y salud va a empezar a desmoronar el prestigio del próximo gobierno. Santos va a copiar la estrategia de Uribe, aunque quizá no con tanto éxito.

Notas del Editor
- Esta entrevista fue publicada por el periódico Página/12, de Buenos Aires, Argentina, el viernes 19 de marzo, en su sección El Mundo. Se puede ver en: http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-142278-2010-03-19.html. Consulta efectuada el jueves 1 de abril de 2010.

- Los resaltados hechos en el texto son del Editor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario