Escríbanos al correo electrónico: luismena7@gmail.com

martes, 6 de mayo de 2014

Informe. Denuncian que en la USC instauraron un régimen de persecución y miedo


Represión en la Universidad Santiago de Cali

La Universidad Santiago de Cali, USC, atraviesa tiempos difíciles, según denuncian voceros de sus estamentos docente y estudiantil, quienes afirman que las actuales directivas han instaurado un régimen de persecución contra quienes, haciendo uso de su derecho a la libertad de expresión y de cátedra, los critican.

Por Luis Alfonso Mena S. (*)
El profesor Raúl Castiblanco llevaba más de quince años continuos en la USC, pero en este 2014 fue despedido por su posición crítica frente a la actual Rectoría de Carlos Andrés Pérez. Igual suerte, denuncia, corrieron entre 80 y cien docentes más con toda clase de posgrados.


“Este hecho convierte a la Santiago de Cali hoy en una minusválida académica, porque estos doctores, estos posdoctores, estos maestros, estos especialistas fueron estudiados  con el dinero que aportó la misma Universidad Santiago de Cali”, denuncia Raúl Castiblanco, profesor despedido de la USC.

Una cláusula muy cuestionada que castiga cualquier reclamo también está siendo aplicada a los estudiantes.

Kevin Gómez, estudiante de derecho sometido a un proceso disciplinario, señala: “Sabemos que no es procedente el disciplinario que nos hacen. Es una táctica del miedo porque una de las formas de acallar a quienes tenemos posiciones críticas es con el miedo”.

Los estudiantes aseveran que es sobre ellos que ha caído la crisis de la Universidad.

“El rector Carlos Andrés Pérez y su administración han alardeado por todos los medios locales y nacionales de que ellos han recuperado la crisis. Pero quienes realmente hemos recuperado la crisis hemos sido los estudiantes, que en últimas hemos sido quienes hemos cargado con los incrementos de matrícula”, explica Juan Camilo Castilla estudiante de recho también sometido a un proceso disciplinario.

En medio del enrarecido ambiente en la Usaca, hay también extrañas amenazas desde el exterior. Ya el Ministerio del Trabajo conoce de esto.

“Fuimos amenazados de muerte por un grupo paramilitar, Los Rastrojos, y por lo tanto el Ministerio oficia a la Fiscalía para que se tenga en cuenta en ese proceso”, revela Raúl Castiblanco.


Los profesores y estudiantes que se atreven a hablar creen que la Santiago salió en 2011 de una crisis, e ingresó en otra peor.

(*) Informe emitido por Pazífico Noticias el miércoles 30 de abril de 2014.

No hay comentarios:

Publicar un comentario