Escríbanos al correo electrónico: luismena7@gmail.com

miércoles, 10 de marzo de 2010

Aspirantes de la izquierda, adelante en encuestas

Alexander López y Wilson Arias, en uno de los múltiples actos de la campaña al Congreso realizados en Cali con nutrida asistencia.

La Alcaldía y las élites,
con los pelos de punta

Wilson Arias, en la Cámara, y Alexander López, en el Senado, tendrán la gran responsabilidad de ser los voceros genuinos de los trabajadores y el pueblo del Valle del Cauca frente a la voracidad oligárquica y el autoritarismo uribista.

Por Luis Alfonso Mena S.
Las encuestas que muestran a Wilson Arias y a Alexander López como los candidatos del Polo Democrático en el Valle con mayores opciones para la Cámara y el Senado, respectivamente, tienen con los pelos de punta a los partidos de la oligarquía caleña.

Y también a algunos que dentro del Polo le hacen el juego a esa oligarquía con sus políticas privatizadoras, principalmente a los asentados por los lados del Centro Administrativo Municipal, CAM, cuyos aspirantes han contado con todo el respaldo del poder local.

En una encuesta realizada por la firma Analizar & Asociados para el diario El País de Cali, Wilson Arias aparece en el tercer lugar de las opciones, con el 6%, mientras que Alejandro Ocampo, el candidato de la Alcaldía, figura con 0%.

Por su parte, Alexander López figura en el cuarto lugar entre los fijos en el Senado, con el 6%, en tanto que Mauricio Ospina aparece de sexto con el 4%, a pesar de todo el respaldo de la maquinaria de la Alcaldía de su hermano Jorge Iván.

Arias se ha caracterizado por su liderazgo en las luchas sociales de la región y participó activamente al lado de los corteros de la caña en su histórica huelga de 2008 contra la esclavitud de los ingenios, en compañía del senador López.

También, Arias fue el único concejal que se opuso a la privatización del componente Telecomunicaciones de las Empresas Municipales de Cali, acompañó la lucha contra la liquidación de Emsirva y estuvo al lado de los recicladores en sus reclamos de justicia.

Además, encabezó con otros actores cívicos las protestas contra el cobro mediante el gravamen de Valorización de las denominadas 21 megaobras promovidas por la Alcaldía, hoy seriamente cuestionadas en organismos de control.

Las élites caleñas no le perdonan a Wilson Arias su decidido respaldo a las luchas sociales y por eso ha sido objeto de estigmatización en los barrios para tratar de frenar su elección. Lo mismo hacen portavoces de la maquinaria ospinista de la Alcaldía.

En realidad, en las próximas elecciones está en juego la posibilidad de que el Valle del Cauca tenga un representante a la Cámara decididamente adverso al proceso de privatizaciones iniciado por el gobierno de Ospina en Cali.

Y que represente de manera genuina a los trabajadores, sin temores ni cálculos de ninguna naturaleza frente a los empresarios promotores de la “flexibilización” laboral que incrementa la pauperización de los salarios y el deterioro de las condiciones de trabajo.

Wilson Arias, en la Cámara, y Alexander López, en el Senado, tienen la responsabilidad de corresponder a la confianza que seguramente les otorgará el próximo 14 de marzo el pueblo caleño para que sean voceros suyos frente a la voracidad oligárquica.

Y, además, tienen la tarea de llevar adelante el ideario de izquierda del Polo Democrático, amenazado hoy por incursiones oportunistas y posiciones de derecha de tendencias que buscan desperfilar su contenido alternativo y anti oligárquico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario