Escríbanos al correo electrónico: luismena7@gmail.com

miércoles, 10 de marzo de 2010

Un hecho histórico poco difundido en Colombia

La foto oficial de la histórica Cumbre de Cancún. Todos, en medio de las diferencias, por un órgano continental sin Estados Unidos ni Canadá.

Golpe del Sur al Imperio

Para completar la paliza al Norte arrogante, los presidentes reunidos en Cancún aprobaron que será en Caracas, Venezuela, donde nazca, en 2011, el bebé de la unidad continental engendrado en México. Quedaron excluidos EE.UU. y Canadá.

Por Luis Alfonso Mena S.
La reciente reunión de presidentes en la Cumbre de Cancún, México, produjo una noticia que poca repercusión tuvo en los medios de comunicación colombianos, acostumbrados a preocuparse poco de los procesos de integración de los pueblos del sur.

Se trata de la decisión de conformar la Comunidad de Estados de América Latina y del Caribe, un organismo que congregará a todos los países del continente con la única y expresa excepción de dos: Estados Unidos y Canadá.

En la práctica, es el inicio del fin de la melancólica Organización de Estados Americanos, OEA, cuya inoperancia quedó abrumadoramente al desnudo con ocasión del golpe gorila dado contra el presidente Manuel Zelaya en Honduras.

La OEA, surgida a instancias de la política imperial de Estados Unidos que en la década de los años 60 del Siglo XX requería de un organismo de bolsillo para detener el influjo político en el continente de la revolución cubana, salió herida de muerte de Cancún.

De ahí que, a pesar de la arrogancia heredada de los gobiernos precedentes, Barak Obama optara de inmediato por poner en gira a su secretaria de Estado, Hilary Clinton, por países clave en América Latina, con el fin de auscultar qué estaba pasando.

Así, estuvo en Brasil, donde, de paso, quiso alinear a Brasil en la estrategia de agresiones que la Casa Blanca busca implementar contra la República Islámica de Irán, tarea en la que fracasó estruendosamente, pues Lula defendió una política internacional independiente.

Clinton también fue a Uruguay a la posesión del segundo presidente del Frente Amplio, el ex guerrillero tupamaro José ‘Pepe’ Mujica, sucesor de Tabaré Vásquez. De allí salió sin pena ni gloria.

Más bien se sintió como mosca en café con leche, al lado de los líderes de la izquierda continental que festejaban la continuidad de otro gobierno del progresismo suramericano, luego del triunfo demoledor de Evo Morales en la vecina Bolivia.

Y recaló en Guatemala. Obama sigue dando tumbos en relación con los países latinoamericanos y en Cancún sufrió una nueva derrota que su Secretaria de Estado no pudo subsanar con la gira relámpago.

Obviamente, no hay unidad granítica en América Latina y del Caribe en relación con la integración en el nuevo organismo, pero los gobiernos de derecha, que serían los más discordantes con la decisión, se tuvieron que callar.

Ni siquiera la provocación montada por el presidente de Colombia, Álvaro Uribe, contra el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, pudo dar al traste con la decisión mayoritaria de crear un organismo de unidad de todos sin los imperios.

Y, para completar el golpe del Sur al Norte arrogante, los presidentes reunidos en Cancún aprobaron que será en Caracas, Venezuela, donde nazca, el próximo año, el bebé de la unidad continental sin EE.UU. engendrado en México.

¡Paliza redonda al imperio!

1 comentario:

  1. Celebro también esta gran victoria, y el hecho que la próxima reunión sea en Venezuela. Soy colombiano, pero estoy de acuerdo con los vientos de cambio que circulan por Centro América y Sur América.

    Celebro que existan personas que se arriesgan al escarnio público y televisivo como sucede con algunos líderes de Sur América, teniendo en mente que somos capaces de realizar macro proyectos, y es bueno también recordar que todos proceso de liberación trae consigo un proceso de crisis.

    El escenario latinoamericano no es desconocido ni siquiera por los miembros que no pertenecen a la academia (esa es mi percepción), lo que se desconoce es: ¿que tanta resistencia y perseverancia pueden tener los líderes que proponen el cambio?

    Lastima lo de Garzón; hacer un cambio tan dramático en detrimento de sus propios principios e ideales relacionados con su responsabilidad por los compatriotas a los que realmente tiene que servir buscando la justicia.

    ResponderEliminar