Escríbanos al correo electrónico: luismena7@gmail.com

miércoles, 19 de mayo de 2010

Crónica. Lo girasoles están por las nubes

El fenómeno Mockus:
¿se madurará el verde?

El siguiente texto fue presentado a manera de introducción de un programa realizado sobre candidaturas presidenciales en el espacio Amaneciendo de Telepacífico, el lunes 26 de abril de 2010.

Por Lisandro Penagos (*)
No es por aguar la fiesta, pero la honestidad no es suficiente para gobernar un país, otra cosa es que en medio de la desesperanza legendaria ya de los colombianos, elijamos siempre al menos malo o votemos por uno en contra de otro.

La historia se repite, así fue con Samper, Pastrana y Uribe, para citar sólo los últimos tres, aunque es preciso reconocer que la situación hace cuatro años fue diferente y el pulso del candidato/presidente con Carlos Gaviria Díaz, fue entre el continuismo y su maquinaria y la nueva propuesta.

Hoy un Antanas Mockus, hasta hace dos meses descolorido y débil en las encuestas, tiene más fuerza y color que todos los girasoles juntos que pintó Vincent Van Gogh.
Los medios hablan de ola verde y la súper autopista de la información se llena de mensajes alusivos al matemático de origen lituano que para fortuna suya y de los electores, ya no recurre a golpes de opinión que varias veces rayaron en lo ridículo, con énfasis en las dos últimas sílabas.

En Colombia los amores y los odios duran a veces lo que un girasol a pleno rayo de sol. Condenado por abandonar la Alcaldía de Bogotá, criticado por neoliberal y privatizador, abucheado por su sombrero de tres picos, descalificado por ser en el 98 la fórmula de Noemí a la Vicepresidencia, ahora pasó del naranja al verde en una reversión contraria a la naturaleza de las frutas y proclive a ese afán partidista de no ser rojo liberal o azul conservador o amarillo del Polo.
Ya muchos lo ven como el salvador, nunca como un santo, él entre tanto responde con pausa, con anécdotas y metáforas, con mucha filosofía y generalidades, algunos no lo entienden y dicen que habla bonito.

Lo único cierto es que de ecología nada y los dueños de las floristerías están felices, los girasoles están carísimos.

(*) Profesor de la Facultad de Comunicación Social de la Universidad Santiago de Cali, USC. Director del programa Amaneciendo, del Canal Regional Telepacífico.

3 comentarios:

  1. Un saludo de antemano a mi Maestro lisandro Penagos. Lisandro quiero manifestar mi inconformismo frente a la debacle de las campañas políticas y al juego sucio que se ha vuelto pan de cada día. Tienes razón en que no debemos votar por el menos malo y por eso invito a que votemos concientemente como lo enfatiza tu tocayo Lisando Duque en otra columna de Periosimo Libre, Gracias por hacernos partícipes de tus ideas.

    ResponderEliminar
  2. Maestro de antaño.. como lectora de su opinión considero que es cierto.. es triste que tengamos que elegir de todos los candidatos entre los menos peores...Sin embrago existe una ola amarillista que se esta levantando esta semana y aun cuando levantan bandera verde y girasoles carisimos, el resultado se verá en las urnas y creo. Que Petro nos sorprenderá. Yo pienso que es el más opcionado para vivir en la casa de Nariño y aunque muchos no lo reconocen publicamente, les ha convencido. Por ello lo de la sorpresa en las urnas. Por lo demás que Dios nos ayude a poner el gobernante pues es quien quita y pone, y no está ansiedad con aras a las elecciones de mañana.
    Bendiciones.

    ResponderEliminar
  3. Saludos especiales mi porfesor de Antaño por allá en la USC... me había inspirado antes y al publicar el comentario no salió aquí. Y me queda decir que reí con lo de los girasoles caros jajaja.. este es mi país. Por lo demás pienso que Petro a cogido mucha fuerza y a ha convencido a varios en esta última semana de debates, además porque él de soporte y discurso fuerte es él. El verde derechista no armado, lleva la delantera y una ola verde se ha tomado la esperanza de los colombianos. Que Dios nos de sabiduría para ser instrumentos de una elección donde quien quita y pone a los gobernantes es Dios.
    Bnediciones profre y buen punto ese de los girasoles caros jajajaja.

    ResponderEliminar