Escríbanos al correo electrónico: luismena7@gmail.com

miércoles, 19 de mayo de 2010

EDICIÓN No. 22

PETRO EN CALI. El candidato presidencial del Polo Democrático Alternativo, Gustavo Petro, cerró el sábado 22 de mayo en Cali su campaña con una nutrida manifestación en la Plaza de San Francisco, en la que hizo una detallada exposición de su programa, redefinido con un perfil de izquierda. Esa redefinición trajo de nuevo a muchos simpatizantes y militantes a la campaña. Petro anunció que en un gobierno suyo acabaría las cooperativas de trabajo asociado, la reforma laboral de Uribe y la Ley 100 de 1993. (Foto: Santigo José Mena C.).


CONTENIDO

1. Análisis comparado de las encuestas presidenciales
Ni Santos ni Mockus. ¡Voto consciente!

2. Opiniones. Contra señalamientos de Mockus
El despertar de los polistas

3 Crónica. Lo girasoles están por las nubes
El fenómeno Mockus: ¿se madurará el verde?

4. Opinión. Lo Divino y lo Humano
El cuarto candidato uribista

5. Opinión. Una columna de Caballero
Cuestión de estilo

6. Carta del escritor Carlos Vidales
“Todos los grandes filósofos han sido subversivos”

7. Carta de Wilson Arias sobre un acuerdo en el Sena
La tragicomedia de Angelino

8. Noticia. Agenda para la lucha social y política
Vigilia en defensa de Emcali

9. Reportaje gráfico de ¡PERIODISMO LIBRE!
Los caleños tomaron las calles el 1º. de mayo

10. Noticia. Concluyó discusión de pliego petitorio
Los logros de Siprusaca


11. Análisis. ¿Se necesita un gasto de $34.000 millones?
El hundimiento de la Avenida Colombia

12. Análisis. En Zaragoza, un atentado a la naturaleza
La destrucción del río Dagua

13. Rincón poético. Una estudiante entre las letras
Se me ha vuelto tan sagrado

14. Crónica. Una casa pesebrera en El Retiro
Mi vecino es un caballo

15. Análisis. Un desafío para Colombia
Crímenes de lesa humanidad y tribunales internacionales

Análisis a pocos días de las elecciones

Ni Santos ni Mockus.

¡Voto consciente!

* Ante su freno en las encuestas, el candidato del Partido Verde se dedica a cuidar la franja uribista que lo apoya, estigmatiza al Polo y exacerba su discurso de la seguridad.
* El aspirante oficial de la Casa de Nariño hace esfuerzos desesperados por recuperar terreno ayudado por la abierta participación en política de su jefe, el Presidente.
* Petro reorienta hacia la izquierda su campaña, para la desbandada de muchos polistas y aparece ahora como alternativa frente al continuismo de Santos y Mockus.
* Las encuestas determinan en esta campaña la favorabilidad, por encima de debates y de programas políticos, circunstancia que pervierte la decisión del elector.

Por Luis Alfonso Mena S.
A pocos días de las elecciones presidenciales del 30 de mayo, las tendencias muestran una pelea estrecha entre las dos candidaturas con mayores rangos de favorabilidad en las encuestas, aunque estacionadas en cifras que hacen prever una ineluctable segunda vuelta.

Los estudios de opinión dejan ver un frenazo de la “ola verde” de Antanas Mockus, cuya cresta, al parecer, empieza a descender, y un segundo aire para el aspirante oficial del uribismo, Juan Manuel Santos (ver cuadro comparativo).

Al mismo tiempo, muestran un declive sostenido de la candidata del conservatismo, Noemí Sanín, y una recuperación del aspirante del Polo Democrático Alternativo, Gustavo Petro, quien en la última encuesta de Datexco para La W Radio y El Tiempo pasó del 2,9% al 7,5% y en la de Gallup para Caracol y los diarios regionales saltó del 5% al 7,3%.

En un tercer bloque aparecen Rafael Pardo, del Partido Liberal, y Germán Vargas, de Cambio Radical, en niveles que no superan el 4%, y al final los tres invisibilizados por los grandes medios: Jaime Araujo, de la Alianza Social Afrocolombiana; Jairo Calderón, de Apertura Liberal, y Robinson Devia, de La Voz de la Conciencia, casi siempre con 0%.

A pesar de los cuestionamientos y de las dudas que generan, en la actual campaña las encuestas han determinado las preferencias de los electores como pocas veces antes en la historia política del país.

Lo anterior se traduce en una circunstancia perversa, pues anula el debate y la confrontación de ideas, al tiempo que polariza la selección entre los dos que marcan los guarismos más altos, así sus propuestas y actitudes no sean las más convincentes.

Mockus, en lo suyo
El análisis realizado por nosotros hace un mes en ¡PERIODISMO LIBRE! No. 21 quedó plenamente corroborado en relación con los mitos del candidato del Partido Verde: Mockus muestra como su única diferencia con las estrategias centrales del uribismo su oferta de honestidad en el manejo de la cosa pública.

De resto, confirma lo que exponíamos en cuanto a su talante neoliberal al anunciar la privatización del 15% de la principal empresa estatal colombiana, Ecopetrol, lo mismo que al respaldar las negativas políticas de salud de Uribe, la Ley 789 de 2002 que atenta contra los derechos de los trabajadores y el TLC con la Unión Europea, que llevará a la ruina a 400.000 pequeños ganaderos del país.

Lo anterior para sólo mencionar algunas líneas de sus políticas en materia económica y social, pues en asuntos de seguridad Mockus ha exacerbado su discurso con el fin de contrarrestar las críticas de blando formuladas desde sectores de ultraderecha que respaldan a Santos.

Al mismo tiempo, ha acentuado su distanciamiento del Polo Democrático con una serie de declaraciones que están orientadas a conservar la amplia franja de uribistas desencantados que lo apoyan y que le generó un gran rechazo entre los simpatizantes y militantes del Polo que habían decidido acompañarlo incluso desde la primera vuelta.

“No es que Petro esté invitando a que haya más violencia, pero sigue teniendo teorías que, de algún modo, directo o indirecto, justifican la violencia. Me cuesta trabajo aliarme con alguien que va tan en contra de mis pensamientos”, sostuvo Mockus, en una desafortunada declaración en Manizales, de la cual no se ha retractado, como ha ocurrido con otros temas.

Las teorías de Petro a las que se refiere Mockus son, ni más ni menos, que propuestas de reformas sociales profundas que el candidato del Polo entiende como mecanismos apenas elementales para evitar los factores objetivos generadores de violencia.

Que un académico como Mockus no valore esta formulación política y sociológica fundamental refleja su cerrada visión de la realidad colombiana y la pobreza de su programa en materia tan determinante.

Además, el candidato verde se dejó seducir por un viejo recurso de las clases dominantes colombianas, acostumbradas a estigmatizar a la izquierda. La táctica de Álvaro Uribe a lo largo de sus ocho años de gobierno no ha sido otra sino esa.

Tal posición deja al desnudo a un candidato que habla de concordia, pero que se apresura a excluir a un sector político porque no concuerda con su pensamiento, aunque sí avizora cercanías con liberales y conservadores, e incluso con el muy cuestionado Partido de Integración Nacional, PIN.

Con razón la postura fue objeto de rechazo de simpatizantes y militantes del Polo, lo mismo que de sectores de opinión (ver las columnas de Lisandro Duque, Antonio Caballero y Carlos Vidales que se reproducen en esta edición de ¡PERIODISMO LIBRE!, lo mismo que el artículo que compendia numerosas reacciones críticas de foristas en semana.com, que publicamos a continuación del presente análisis).

El viraje de Santos
Entre tanto, su principal contrincante, Juan Manuel Santos, luego de protuberantes bandazos, logró estabilizar su barco tambaleante recogiendo velas, en un timonazo al que no es ajeno el propio Uribe, quien brinda desde la Casa de Nariño el soporte principal.

El cambio de estrategia de Santos consistió en remarcar su papel de continuador del mandato Uribe, para tratar de canalizar la favorabilidad del Presidente, que sigue entre el 68% y el 72%, según encuestas.

Una favorabilidad que mostraría que el país, luego de ocho años de corrupción y crímenes de lesa humanidad, continúa siendo uribista, pero que a la hora de la sucesión se divide y sólo una mitad de esa masa acrítica con el Jefe del Estado acepta acompañar a su elegido.

Ello queda claramente reflejado en el hecho de que Santos nunca ha podido pasar del 39% en las encuestas, es decir, pierde la mitad del favoritismo que el electorado le ha reconocido, con escasos declives, a Uribe.

Extraño fenómeno que pone en evidencia el desprestigio de Santos en conglomerados sobre todo urbanos y jóvenes que, siendo uribistas, le cobran lo que no son capaces de cobrarle al Presidente.

(Gustavo Petro, en la Plaza de San Francisco de Cali, el sábado 22 de mayo).
La rectificación de Petro
Gustavo Petro también debió producir un viraje en su estrategia de campaña, pues, como lo señalamos en la edición 20 de ¡PERIODISMO LIBRE!, había equivocado rotundamente el camino tratando de parecerse a los demás en materia de seguridad y dejando en un segundo plano los asuntos que definen a la izquierda, que son los de índole social.

Petro recompuso el camino y en ello pudo tener gran importancia la incorporación a su campaña de Carlos Gaviria Diaz. El aspirante del Polo había desperfilado no sólo su candidatura sino a su partido y había abandonado la franja izquierda para competir por el espurio centro.

Los resultados están a la vista: Petro es quien plantea mayores diferencias entre los seis primeros candidatos al dejar el miedo a asumir el verdadero rol de un candidato de un partido de izquierda: ser alternativa frente a los portavoces de las élites.

Es probable, sin embargo, que el tiempo que falta no le alcance para recuperar todo el terreno perdido, aunque es previsible también que muchos desencantados no solo con el uribismo sino con el monotemático mockusianismo contribuyan a fraguar una participación electoral decorosa de la izquierda.

Ella será fundamental a la hora de poner las cartas sobre la mesa con miras a la segunda vuelta del 20 de junio. Una votación digna del Polo Democrático sería determinante al momento de las definiciones programáticas que tendría que terminar aceptando el Partido Verde con el fin de enfrentar toda la maquinaria pesada del régimen en favor de Santos.

De lo contrario, la arrogancia y la actitud excluyente que han caracterizado a Mockus y a sus seguidores en esta campaña continuarán trazando la pauta.

En todo caso, en la primera vuelta el perverso voto útil no es una opción. No sólo porque la izquierda requiere ser una alternativa real en Colombia, defender el espacio que se ha ganado a pesar de la persecución y del exterminio contra sus militantes, sino porque por encima de las encuestas están las ideas, los valores, los principios: la conciencia.
Fuentes: Ipsos Napoleón Franco, Invamer-Gallup, Centro Nacional de Consultoria y Datexco

Diseño: Santiago José Mena Cárdenas y Luis Alfonso Mena S.

Opiniones. Contra señalamientos de Mockus

Aspecto de la manifestación con la que el Polo Democrático Alternativo del Valle cerró campaña presidencial, el 22 de mayo en la Plaza de San Francisco de Cali. Allí, simpatizantes y militantes de la colectividad mostraron un renovado entusiasmo por la candidatura de Gustavo Petro, quien en las últimas semanas hizo una reformulación de sus planteamientos hacia la izquierda, perfil que había perdido en las etapas iniciales de la contienda. Ese giro volvió a acercar a muchos colombianos que consideran que la izquierda necesita y se ha ganado en franca lid un espacio en el escenario político nacional. (Foto: Santiago José Mena Cárdenas).

El despertar de los polistas

Las declaraciones de Antanas Mockus en las que estigmatiza al Polo Democrático Alternativo, empezando por el candidato de la colectividad, Gustavo Petro, causaron repudio en muchos colombianos, especialmente en militantes y simpatizantes del PDA.

Ese rechazo, convertido en una verdadera rebelión, se pudo evidenciar en los últimos días, a raíz de un artículo publicado por Semana.com titulado Mockus y Petro, la alianza que no fue, debajo del cual casi 600 foristas intervinieron para opinar.

La mayoría de ellos expresó su desencanto por las actitudes de Mockus, principalmente por las declaraciones del ex alcalde en las que acusa al Polo de justificar la violencia por el hecho de plantear que sin soluciones a los graves problemas sociales del país la violencia persistiría.

Esos señalamientos y las coincidencias del programa verde con el neoliberalismo y estrategias propias del uribismos que se quiere superar, redundarán en que muchos polistas ya no acompañarán a Mockus en la primera vuelta, y, de no pasar Petro, votarían en blanco en la segunda.

Transcribimos a continuación quince de esos centenares de mensajes, escogidos al azar, que reflejan el despertar de los polistas, no pocos de ellos atrapados en principio por la llamada ola verde, pero defraudados luego por la realidad de la misma.

Hdibra
Yo pensaba que Mockus era diferente, pensé que era la transición que necesitaba el país, pero su declaración sobre las personas que hacen parte del Polo cayó mal, nos pareció pedante e injusta, colocó a toda la base del Polo como guerrilleros y con eso demostró que no se diferencia de Uribe, solo se vistió de otro color, así que he reconsiderado y me voy con el amarillo hasta el final. Si no gana al menos tendré la autoridad moral para cuestionar la continuidad de las prácticas del uribismo, rojo sangre, trastocadas en verde. Simple cuestión de maquillaje y manejo de imagen.

Javier Vélez Solarte
Antanas: estas palabras que dijiste fueron como volver a pelar el trasero, no aprendiste. JJ Rendón te hizo bajar los pantalones. Chao Antanas, sigue con el rey de las ejecuciones extrajudiciales, sigue con los Santos.

G. A. Mahecha H.
En la última encuesta Petro ya aparece con el doble de porcentaje con el que venía. ¿Será que la gente empezó a darse cuenta que Mokus es igual a los demás? O será que al acercarse la votación las encuestadores no quieren quedar tan mal y empiezan a mostrar algo más cercano a la realidad.

Óscar Villarreal Castañeda
Con estos comentarios de Mockus, éste hace que me incline por el Polo y no por el Partido Verde. He visto al Partido Verde como la salida hacia una conciliación y una verdadera democracia. Pero su estrategia comienza a dibujar un camino perverso que ya conocemos.

Juan Carlos Díaz Giraldo
Petro es el mejor candidato de este debate electoral, con propuestas para reformar los regímenes laborales y de salud, temas donde Mockus no se ha querido meter por miedo a perder los votos de la derecha, dueños o afectados por una decisión que es radical, pero necesaria.

César Delgado
Señor Mockus, pensaba votar por usted, pero estas declaraciones no tienen sentido. ¿Por qué no se pronuncia contra los partidos de los cuales han salido los parapolíticos: Liberal, Conservador, Cambio Radical, y la U. Ellos no sólo promueven la violencia sino que la practican para sus fines oscuros… Falta conocer más este país.

Carolina Nieto
Mockus me decepcionó. Perdí todo interés en su campaña, o por lo menos mi emoción por él ya no es igual. El partido en los pueblos se está llenando de oportunistas, Mockus la embarró, y cada vez se defiende más de imaginarios que solo logran ponerlo contra la pared.

Yeison Ortiz
Es evidente que después de esas declaraciones Mockus ya perdió gran parte de los votos del Polo Democrático a segunda vuelta. Ahora no tendrá más opción que aliarse con Noemi si quiere ganar. Ya me imagino ese trío maravilla Muckus + Pajardo + No emi.

Juan Perez Bernier
Yo iba con Petro en la primera y Mockus en la segunda. Ahora Petro en la primera, en blanco en la segunda. Mockus es un uribista disfrazado de verde

Mefisto Polak Botero
¿Dónde estaba Mockus cuando Petro arriesgaba su vida y la de su familia denunciando los tentáculos del paramilitarismo en la política colombiana? De seguro Mockus estaba sentado tranquilamente en su sillón viendo las noticias que amenazaban contra Petro (sic) y no se atrevió a decir nada, prefirió callar ante el crimen para no perder votos futuros.

José Antonio Benítez Ortiz
Para ahondar la capacidad, la preparación y la estatura intelectual y moral, Petro en primera, en blanco en segunda. Mockus es Uribe, pero decente. Es elemental saber que la brecha entre ricos y pobres que Mockus promete ampliar es la causante de la guerra en este país, habrá guerra no porque Petro lo diga, sino porque la historia lo ha demostrado.

Camilo Bermeo
Estoy muy, pero muy decepcionado con el actuar de Mockus en las últimas semanas, realmente creí que representaba un cambio, ahora se ve que todo es igual... ¿Si no soy uribista, soy entonces guerrillero? Petro en primera y en blanco, en segunda.

Mario Obando Montenegro
Hace poco me incliné hacia la ola verde por la esperanza de la legalidad democrática y la inteligencia de su candidato, pero ahora esa inteligencia le juega en contra, pues además de poseer un programa de gobierno inconcluso con las igualdades sociales y caracterizado por un modelo económico continuista, es decir, desigual... me di cuenta de que con Mockus no habría cambios significativos, que es lo que el Polo representa y defiende. Por ello (el de) Mockus será un gobierno particular, pero no reformador con lo realista... Si este país no hubiera sido pervertido por los políticos corruptos y la gente fuera algo responsable con sus necesidades escogería a Gustavo Petro, quien garantiza los derechos humanos con un gobierno humanizado y mayor igualdad... No caigamos en fantasías (aunque Mockus es mejor que Santos).

Carlos Charry Rojas
Parece que en esta campaña electoral estamos asistiendo a la contienda entre el tirano y déspota ilustrado. Ambos seguidores del monarca absoluto, plegados a sus dictámenes y temerosos de la gleba levantisca. Qué tragedia tener que escoger el menos malo de los dos. El primero con sus ínfulas autoritarias y el segundo jugando al matón de Suramérica, ambos reafirmando el establecimiento, defensores del statu quo. Por algo será que no proponen cambios que al menos alivien en algo los males de las mayorías. Ambos quieren congraciarse con la minoría terrateniente, especuladora y mafiosa que nos ha gobernado. Qué pena. ¿Y ahora quién podrá defendernos a los de la vecindad? Preparémonos para más neoliberalismo, más IVA y más impuestos y más garrote. La única diferencia es será que Mockus nos dará con su chipote chillón.

Rodolfo Adán Vega Luquez
Lo dicho, Mockus es un candidato del neoliberalismo, modelo económico causante de la violencia, por ende la “legalidad democrática” basada en las normas que favorecen a las multinacionales, legitiman la violencia. No soy del Polo, pero Petro tiene la propuesta económica que puede sacar a Colombia definitivamente de la violencia. Acompaño a Petro hasta el final y votaré en blanco en segunda vuelta.

Fuente: semana.com.
http://www.semana.com/noticias-elecciones-2010/mockus-petro-alianza-no/138764.aspx

Polistas de varios municipios del Valle del Cauca y de las diversas comunas de Cali colmaron la Plaza de San Francisco el sábado 22 de mayo. Allí, Gustavo Petro, acompañado, entre otros, por los senadores Gloria Inés Ramíerez, Alexander López y Jorge Robledo, lo mismo que por el representante electo Wilson Arias, anunció acceso gratuito a la universidad y un cupo mínimo del servicio de agua igualmente gratuito para todos los colombianos. (Foto: Santiago José Mena C.).

Crónica. Lo girasoles están por las nubes

El fenómeno Mockus:
¿se madurará el verde?

El siguiente texto fue presentado a manera de introducción de un programa realizado sobre candidaturas presidenciales en el espacio Amaneciendo de Telepacífico, el lunes 26 de abril de 2010.

Por Lisandro Penagos (*)
No es por aguar la fiesta, pero la honestidad no es suficiente para gobernar un país, otra cosa es que en medio de la desesperanza legendaria ya de los colombianos, elijamos siempre al menos malo o votemos por uno en contra de otro.

La historia se repite, así fue con Samper, Pastrana y Uribe, para citar sólo los últimos tres, aunque es preciso reconocer que la situación hace cuatro años fue diferente y el pulso del candidato/presidente con Carlos Gaviria Díaz, fue entre el continuismo y su maquinaria y la nueva propuesta.

Hoy un Antanas Mockus, hasta hace dos meses descolorido y débil en las encuestas, tiene más fuerza y color que todos los girasoles juntos que pintó Vincent Van Gogh.
Los medios hablan de ola verde y la súper autopista de la información se llena de mensajes alusivos al matemático de origen lituano que para fortuna suya y de los electores, ya no recurre a golpes de opinión que varias veces rayaron en lo ridículo, con énfasis en las dos últimas sílabas.

En Colombia los amores y los odios duran a veces lo que un girasol a pleno rayo de sol. Condenado por abandonar la Alcaldía de Bogotá, criticado por neoliberal y privatizador, abucheado por su sombrero de tres picos, descalificado por ser en el 98 la fórmula de Noemí a la Vicepresidencia, ahora pasó del naranja al verde en una reversión contraria a la naturaleza de las frutas y proclive a ese afán partidista de no ser rojo liberal o azul conservador o amarillo del Polo.
Ya muchos lo ven como el salvador, nunca como un santo, él entre tanto responde con pausa, con anécdotas y metáforas, con mucha filosofía y generalidades, algunos no lo entienden y dicen que habla bonito.

Lo único cierto es que de ecología nada y los dueños de las floristerías están felices, los girasoles están carísimos.

(*) Profesor de la Facultad de Comunicación Social de la Universidad Santiago de Cali, USC. Director del programa Amaneciendo, del Canal Regional Telepacífico.

Opinión. Lo Divino y lo Humano

El cuarto candidato uribista

Así caracteriza Lisandro Duque a Antanas Mockus. “… su agresividad reciente contra Petro, al que le está echando dedo dizque porque es proclive a la guerrilla, lo está mostrando como un Uribito con barbas. Qué metamorfosis tan brava esa. Y tan rápida”... “El voto realmente útil es el de conciencia”.

Por Lisandro Duque Naranjo (*)
Pensaba no votar por Petro a causa de ciertas inconsistencias en su discurso que no me cuadraban con su trayectoria ni con mis expectativas.

Si iba a decepcionarme, que no fuera con un izquierdista arrepentido, que era en lo que se estaba convirtiendo el candidato del Polo. Sin embargo, cuando entró Clara López a la campaña como su compañera de fórmula, advertí otros matices en la disertación que me reconciliaron con su candidatura. Pero ya era tarde, porque la disparada de Mockus en las encuestas, aunque era alguien en quien no confiaba, inclinaron mi intención de voto hacia él con la idea de doblar, desde la primera vuelta, la horrible página uribista.

Además, intuí que algo interesante podría suceder en vista de que el de Mockus iba a ser un gobierno supuestamente colegiado, a causa de los tres políticos —Fajardo, Peñalosa y Lucho— con los que armó su propuesta. Y que por la imagen de pluralidad que transmitían, crearon una ilusión colectiva que ninguno de los cuatro hubiera suscitado individualmente. Pero a poco andar, ese grupo resultó no ser de un “verde de todos los colores”, y Antanas se erigió como solista haciendo inaudibles las otras tres voces y dejándolas de comparsa simbólica. Si acaso, la de Fajardo es la única que no se ha desdibujado y está marcando una pauta con su proyecto de incentivar la ciencia y la tecnología, requisito de la modernidad en el que estamos harto rezagados y urgidos de un despegue ambicioso. Bien por él.

En cuanto a Lucho y Peñalosa, no tienen por qué servir apenas para dar brincos en los tablados públicos, como si fueran porristas a los que apenas les faltan los pompones. Patético eso. Ni aguantarse que la voz cantante, haciéndoles conejo, vaya por ahí diciendo exabruptos que están a punto de convertirlo en el cuarto candidato uribista. De hecho, su agresividad reciente contra Petro, al que le está echando dedo dizque porque es proclive a la guerrilla, lo está mostrando como un uribito con barbas. Qué metamorfosis tan brava esa. Y tan rápida. Yo diría que Mockus está defraudando el tedio anti-guerrerista de la juventud facebook y no dándole la talla a esas legiones adversas al “todo vale”. Lucho, por su lado, tiene que despabilarse y decir algo, para no quedar como el Angelino de Antanas, solo que sin derecho a vicepresidencia.

Y qué tal esa conversión, en menos de una semana, de ateo a rezador habitual: “que yo fui acólito”, “que con mi esposa oramos cada cierto tiempo”, “que yo trabajo con monseñor Rubiano”, etc. Y que además diga que “Colombia sólo puede transformarse culturalmente (…) si se apoya en la tradición católica…”. Esto último ya es la tapa, porque suena a concordato tardío, a un revuelto de virtudes cívicas con rosarios de la aurora. Algo así como técnicas de conductismo masivo con seminaristas en lugar de con mimos, lo que es inconstitucional. Este país, así sea de mayorías católicas, es oficialmente laico y ya el sagrado corazón de Jesús no forma parte de la institucionalidad sino que se le devolvió al culto privado de cada cual. La quintaesencia, además, de la cultura ciudadana, es el respeto tanto a las múltiples creencias como a las incredulidades de la gente, de modo que resulta muy oportunista este candidato dándoselas de falso piadoso para sacarle votos a una sola feligresía, la católica. El girasol es una flor preciosa, y no tiene la culpa, al usarse como símbolo político, de que se la interprete también por su maña de buscar el sol que más alumbra.

Le escuché a Fajardo lo siguiente esta semana: “Por las campañas, se sabe cómo van a ser los gobiernos”. De acuerdo. Y creo que cuando dijo eso, ignoraba todavía, por su convalecencia a causa de la caída de la bicicleta, lo expresado por Mockus después de que lo tumbara de su bestia el rayo de una fe sospechosa.

Definitivamente votaré por Petro. El voto realmente útil es el de conciencia.

(*) Columna publicada en el diario El Espectador el domingo 16 de mayo de 2010.

Opinión. Una columna de Caballero

Cuestión de estilo

“… Mockus no necesitó el consejo de un asesor venezolano para soltarle a Petro la insinuación venenosa de que "sigue teniendo teorías que de algún modo, directo o indirecto, justifican la violencia". “… es deprimente, repito, que las elecciones en Colombia nos pongan a escoger siempre entre el cólera y la peste”, dice Caballero en columna que enseguida transcribimos.

Por Antonio Caballero (*)
De los programas presidenciales el más sólido es sin duda el de Gustavo Petro, el candidato del Polo. Es el único que plantea el tema de fondo: el mantenimiento de la inequidad -así sea inequidad democrática- o la búsqueda de la justicia social. Petro es también el más claro de los candidatos. Sin embargo no va a pasar a la segunda vuelta (si la hay).

No solo por lo que dicen las encuestas, tan cambiantes y tan poco de fiar, sino porque a fuerza de cultivar sus divisiones intestinas el Polo se ha ido desvaneciendo como opción electoral. Y Petro, que fue un brillantísimo parlamentario de la oposición, por buscar la presidencia se habrá perdido para el Congreso, en donde va a hacer falta.Así que tal como van las cosas las elecciones consistirán en escoger entre Antanas Mockus y Juan Manuel Santos.No es que sean muy distintos en cuanto a contenido: son dos modalidades del posuribismo uribista. Neoliberales ambos en materia económica. Como señala la revista Dinero, "sus propuestas son similares". Mockus, cuando fue rector de la Universidad Nacional, fue pionero de la privatización de la educación pública a través del alza de las matrículas para volverla rentable y luego, como alcalde, malvendió -malprivatizó- la Electrificadora.

Autoritarios los dos. De Mockus tuvimos demostraciones más que suficientes en sus años caprichosos de alcalde. De Santos, la prueba más reciente la dio su trato al periodista Darío Arizmendi que intentaba hablar de las campañas sucias: si así es de candidato...

Propagandistas sucios también los dos: Mockus no necesitó el consejo de un asesor venezolano para soltarle a Petro la insinuación venenosa de que "sigue teniendo teorías que de algún modo, directo o indirecto, justifican la violencia". Oportunistas, ambos: si Santos desembarcó en paracaídas en el partido obdulista de la U, Mockus se subió al de 'los verdes' para tener un vehículo que le permitiera registrarse, como quien toma en la calle un taxi que pasa libre. En cuanto a novedad, Santos no trae ninguna. Mockus sí. Mockus propone un cambio de estilo.

Solo que tampoco el estilo de Mockus resulta muy atractivo: un estilo curil, de misionero, con su saludo católico-budista de las manos en el pecho y su revelación -como si no se le notara en la cara- de que de niño ofició de acólito, y su promesa de que entrará en las bóvedas del Banco de la República acompañado por un sacerdote, como por un exorcista, y llevando la bendición de un cardenal que lo certifica como creyente en Dios. Y detrás de esa fachada de aguas mansas, la tentación autoritaria.


Se dirá que no es poco un cambio de estilo, tras ocho años del estilo corrompido y corruptor de Álvaro Uribe. Pasar de la reelección comprada con cohecho, de la 'seguridad democrática' engendradora de 'falsos positivos' (que Santos, como ministro de Defensa, condenó pero no investigó, y dejó en el aire destituyendo generales sin dar explicaciones mientras los soldados y los mandos medios van saliendo por prescripción sin juicio), de las recompensas para sapos, de la entrega de bases militares a espaldas del Congreso, del premio al transfuguismo, de las gabelas a los empresarios y las garantías extralegales a los contratistas... pasar de todo eso al respeto de la ley, como propone -y es creíble en él- Antanas Mockus, no es cosa de poca monta. Pero no es suficiente. ¿Otro mesías? No, por favor. ¿Otro que se disfraza, ya no de arriero paisa sino de superhéroe, para venir a salvarnos?


Pero reitero lo que dije aquí hace un par de semanas: es peor Santos. Y es deprimente, repito, que las elecciones en Colombia nos pongan a escoger siempre entre el cólera y la peste.


(Ahora: para que gane Mockus tiene que hacerlo de modo contundente en la primera vuelta. Si no, entre la primera y la segunda todas las fuerzas del establecimiento y todo el estilo del uribismo, plata, fraude, amenazas, se volcarán para pararlo. Porque aunque sea cierto que Mockus y Santos se parecen mucho, al uribismo eso no lo convence demasiado).

(*) Columna publicada en la revista Semana el sábado 15 de mayo de 2010.

Carta del escritor Carlos Vidales

“Todos los grandes filósofos
han sido subversivos”


“Usted tiene todo el derecho de emplear el diccionario que mejor le parezca, ni más faltaba. Pero tenga en cuenta que nadie puede simplemente usar un lenguaje policial y al mismo tiempo decir que es filósofo”, le escribe Vidales a Mockus, en carta que circula por la red virtual y que reproducimos a continuación.

Estimado Antanas Mockus:

El 10 de mayo de 2010 dijo usted en Manizales que no hará alianzas con el Polo Democrático Alternativo “porque hay fuerzas en ese movimiento que todavía no han roto lazos con la subversión”.

Tres días más tarde cayó asesinado en Barranquilla el ciudadano Iván de la Rosa, militante del Polo Democrático Alternativo. Una víctima más en la larga lista de asesinatos políticos que se cometen en Colombia, con plena impunidad.

¿Existe alguna relación directa entre sus palabras, estimado Antanas Mockus, y este asesinato u otros que puedan cometerse en los días que vienen, contra militantes del Polo?

Por supuesto que sí. Hace ya más de sesenta años, el entonces presidente Alberto Lleras pedía ponderación y mesura a los líderes políticos del país, y advertía que “los discursos en el Congreso se vuelven muertos en las veredas”.

Usted no había nacido todavía, pero yo sí. Recuerdo eso perfectamente y por eso se lo cuento ahora. Mi infancia y adolescencia están marcadas por la ferocidad de La Violencia, cuyos horrores indescriptibles solamente pueden compararse al infierno de las masacres, mutilaciones, despojos y desplazamientos cometidos por los paramilitares, agentes armados de la nueva clase que desde hace dos décadas se ha empeñado en controlar el monopolio del poder, a sangre y fuego, en nuestra martirizada Colombia.

En la década de 1940, los discursos en el Congreso se convertían en muertos en las veredas. Hoy, las declaraciones electorales sufren la misma metamorfosis. Y es por esta sencilla razón que quiero sugerirle, estimado Antanas, que haga buen uso de la mesura y la ponderación en sus declaraciones. Lo sugiero y no lo pido, porque en una buena democracia los ciudadanos no le piden nada a los candidatos y, en cambio, los candidatos oyen y respetan los buenos consejos de los ciudadanos.

Son los candidatos los que tienen obligaciones y deberes. Y su primer deber consiste en no hacer ni decir nada que pueda poner en peligro la vida de los ciudadanos.

He visto que otras personas ya han comentado extensamente sus declaraciones y sus explicaciones posteriores. Parecería que cualquier cosa que yo dijera no agregaría nada nuevo al asunto. Sin embargo tengo algo que decir, algo que no he visto expresado por otros compatriotas.

Me explico. Usted usa una formulación muy desafortunada: “fuerzas –dice­– que todavía no han roto lazos con la subversión”.

Si yo dijera, aquí en Europa (hasta aquí me han traído mis exilios sucesivos, que ya suman casi sesenta años) que un filósofo colombiano es el autor de esa frase, nadie me lo creería. Porque, como usted sabe muy bien, en los diccionarios de la filosofía y la cultura la palabra “subversión” tiene otro contenido diferente del que consta en los diccionarios policiales.

Todos los grandes filósofos han sido subversivos, porque subvirtieron viejas y anquilosadas formas del pensar y establecieron nuevos caminos en la búsqueda del saber. Los grandes profetas fueron todos subversivos. Jesús subvirtió un viejo orden religioso, de un pueblo, y fundó una iglesia universal, para toda la humanidad. Sócrates fue subversivo, como lo fueron Heráclito y Pitágoras, Copérnico y Galileo, Freud y Darwin, Einstein y Niels Bohr, Sartre y Russell. Subversivos fueron los grandes literatos y poetas, subversivos fueron los hombres y mujeres que lucharon por convertir nuestra patria, que era una colonia, en una república independiente, subversivos fueron sus antepasados y parientes, estimado Antanas, que se opusieron a la ocupación de su patria por parte de una gran potencia y trabajaron por su independencia nacional. Y subversivos son, a veces, también, quienes se atreven a desafiar al entorno agresivo e intolerante, se bajan los pantalones y muestran el trasero.

Pero esto no consta en los diccionarios policiales. En ellos consta que “subversivo” es criminal, terrorista, bandido, secuestrador y asesino.

Usted tiene todo el derecho de emplear el diccionario que mejor le parezca, ni más faltaba. Pero tenga en cuenta que nadie puede simplemente usar un lenguaje policial y al mismo tiempo decir que es filósofo.

Platón sostenía que la república perfecta era la que estaba gobernada por sabios y filósofos. Yo sospecho que Platón no tuvo en cuenta los procesos de metamorfosis: el mejor filósofo se transforma en otra cosa cuando a sus narices llega el irresistible perfume del poder.

Le digo todo esto, estimado Antanas, porque sus palabras son síntoma de profundos procesos sicológicos que solamente usted puede analizar y reconocer. Usted ha dicho que apoya la presencia de tropas extranjeras en territorio colombiano, usted, que conoce mejor que nadie lo que sufrieron los pueblos del Báltico, el pueblo de sus padres, bajo la bota militar extranjera en su territorio. Esa es la razón fundamental que hace imposible que yo apoye su candidatura a la presidencia de mi patria. Y si le escribo esta carta, amistosa pero franca, es solamente para decirle que yo lamentaría muchísimo que usted, que puede prestarle enormes servicios a Colombia en los campos de la educación, la investigación y la filosofía, sufriera ahora la terrible metamorfosis del candidato y se convirtiera, simplemente, en un animal político, en el mal sentido de la palabra.

Reciba usted mi saludo cordial.

Carlos Vidales
Estocolmo, 2010-05-15

Carlos Vidales es escritor, periodista e historiador nacido en Bogotá, Colombia, en febrero de 1939. Reside en Suecia desde 1980. Profesor jubilado de la Universidad de Estocolmo.
http://hem.bredband.net/rivvid/; http://luisvidales.blogspot.com/; http://losimportunos.wordpress.com/.

Carta de Wilson Arias sobre un acuerdo en el Sena

La tragicomedia de Angelino

“Lo incontrovertible, lo que resulta palmario y evidente, es que el Acuerdo que en nombre de la Nación usted firmó con nosotros fue burlado por el gobierno de Álvaro Uribe Vélez”, dice Wilson Arias, representante a la Cámara electo por el Polo Democrático en carta al ex dirigente sindical Angelino Garzón, candidato a la Vicepresidencia de Juan Manuel Santos.

Cali, 7 de mayo de 2010
Doctor
Angelino Garzón Candidato Vicepresidencial Partido de la U Bogotá

Respetado Angelino:
He escuchado con atención su respuesta a la jornada de defensa de las parafiscales del Sena en la ciudad de San Juan de Pasto. Al respecto, me permito hacerle los siguientes comentarios:

1. Ciertamente, en mi condición de negociador por Sindisena –que no su presidente−, firmé con usted cuando terminaba su ejercicio como Ministro (que para el efecto representaba a la Nación colombiana) y con el Director General del Sena, el día 2 de agosto de 2002, un “Acuerdo Colectivo” de contenido profundamente democrático, que reivindicó la autonomía administrativa, financiera y doctrinal del Sena, la destinación específica de sus recursos, su rigurosa aplicación a las acciones y programas inherentes a la formación profesional integral gratuita y la estabilización de la entidad, sistemáticamente amenazada.

2. Como lo denunciaban los manifestantes de San Juan de Pasto, los puntos así acordados fueron negados casi en su totalidad por el actual gobierno hoy próximo a concluir y que, según han insistido, ahora pretenden continuar usted y Juan Manuel Santos, “porque retroceder no es una opción”. ¿Reclama pruebas? Examinemos el asunto a la luz de algunos hechos fácilmente constatables:

a) Para cumplir con el artículo octavo del Acuerdo Colectivo[1] (“Lucha frontal contra la evasión, la elusión y la baja recaudación de aportes del Sena”), el Director General de la época propuso elevar el presupuesto de la entidad de $630.000 millones (2002) a $795.000 millones (2003). Pero el gobierno actual hizo caso omiso de aquella solicitud y por el contrario intentó disminuir en la tercera parte el presupuesto de la entidad, al presentar su proyecto por $430.000 millones. La movilización de trabajadores y estudiantes, reprimida brutalmente por el gobierno de la “seguridad democrática y la confianza inversionista” (con un saldo de detenidos, heridos y contusos en varias partes del país), logró incrementarlo apenas a $551.000 millones en ese debate legislativo.

b) Cuando a consecuencia de lo anterior, de los fallos de las cortes, del debate sobre el Proyecto de Ley 157/2003 y de los conceptos del Procurador, el Gobierno se veía obligado a respetar la parafiscalidad y el presupuesto del Sena, rápidamente concibió e impuso el Documento Conpes No. 81/2004, que obliga a la institución a entregar el 70% de su oferta educativa a la competencia y a financiarla en similar proporción, lo que virtualmente paralizaba al Sena y lo pondría al borde de la liquidación.

Ello viola la integralidad del Acuerdo y en su literalidad, explícitamente, ocho de sus once artículos, a saber: Artículo 1: “… la finalidad de que las decisiones de naturaleza institucional (…) complementen el mejor cumplimiento de la misión institucional…”; Artículo 2, literal b: “Estabilizar y mejorar las condiciones para el funcionamiento y cumplimiento de la Misión Institucional…”; Artículo 3: “En sus aspectos misionales, este acuerdo rige para todos los servidores del Sena”; Artículo 5, numeral 2: “garantizar el ofrecimiento y ejecución de la formación profesional integral, gratuita y a cargo del Estado, como una política pública por parte del Sena”; Artículo 6, numeral 1: “La administración del Sena y la organización sindical se comprometen a asumir la defensa de la entidad, a darle cabal aplicación a la Ley 119/94 y procurar su implementación y desarrollo, especialmente en lo atinente a la autonomía con que cuenta la institución para la recaudación, administración, distribución, modificación y ejecución de sus ingresos, respaldada en los fallos de la Corte Constitucional y del Consejo de Estado”; Artículo 7: “Según lo acordado en la Subcomisión tripartita No. 3 de la Comisión Permanente de Concertación, el Sena defenderá la autonomía presupuestal y financiera de la institución y la destinación específica del presupuesto de la entidad”; Artículo 8, ya comentado; Artículo 9: “…se ratifica nuevamente el origen parafiscal de los recursos del Sena, frente a lo cual defenderá su autonomía presupuestal así como la aplicación de los superávit que se generen...”.

c) El gobierno que el binomio Santos-Garzón pretende continuar adicionalmente obligó al Sena a constituir títulos en los bancos por un billón de pesos, pese a las crecientes necesidades de la entidad y de su población objeto, los trabajadores. Y produjo unos decretos de “reestructuración” (248, 249 y 250/2004) que además de reducir la planta de personal en 1.116 cargos y despedir a 574 trabajadores, golpeó la estructura orgánica de la institución y autorizó el cobro de la formación profesional “a las personas con capacidad de pago”, amenazando la gratuidad por la que tanto hoy dicen desvelarse el director, Darío Montoya, y el Presidente de la República, con cálculos electoreros.

Por su fácil comprobación, menciono solamente algunos de los aspectos económicos y presupuestales atribuibles al gobierno actual. Mucho habría que señalar sobre la financiación de la incubación empresarial y los convenios suscritos con terceros en nombre de la ciencia y la tecnología, pero que en realidad engruesa los bolsillos de sectores parasitarios y posiblemente paramilitares. Mucho que decir sobre la calidad de los cursos del Sena, el desmonte del contrato de aprendizaje y el bienestar estudiantil y de los trabajadores. Otro tanto que agregar sobre la violación de las garantías y libertades sindicales. Y bastante más que señalar sobre la politiquería, la Yidispolítica y la corrupción, conservados intactos y rampantes. Todo ello será objeto de análisis y debate. Pero lo incontrovertible, lo que resulta palmario y evidente, es que el Acuerdo que en nombre de la Nación usted firmó con nosotros, fue burlado por el gobierno de Álvaro Uribe Vélez.

Su opción y la de su candidato presidencial es "no retroceder", pero la opción de los trabajadores y de los estudiantes del Sena es hacer retroceder toda la ofensiva que este gobierno ha desplegado contra dicha institución, patrimonio de los colombianos. Su paradoja, Angelino, es que pretende seguir reivindicando, simultáneamente, un Acuerdo muy importante que conquistaron los trabajadores cuando usted era ministro, y al mismo tiempo, y sin ruborizarse, a un gobierno que lo negó en todas sus letras, de comienzo a fin y en beneficio de torvos intereses. Esa es su ambigüedad, señor ex ministro, esa es al mismo tiempo que su actual comedia, su más costosa tragedia.

Wilson Arias Castillo

[1] Acuerdo Colectivo de la Formación Profesional, Bogotá, agosto 2 de 2002, Artículo 8: De los aportes parafiscales”.

Noticias. Agenda para la lucha social y política

Vigilia en defensa de Emcali

Wilson Arias, representante electo a la Cámara por el Polo Democrático, hizo un llamado a sus seguidores y, en general, a los diferentes actores sociales de la región a participar en una serie de manifestaciones de masas y políticas en los próximos días.

La agenda promovida por la curul de Arias incluye las siguientes actividades:

* El jueves 19 de mayo de 2010, a las 9 a.m., se llevará a cabo en la Defensoría del Pueblo un espacio de protesta y denuncia por las amenazas a Sintraunicol-Valle.

* Constantemente se llevan a cabo arremetidas que buscan privatizar las Empresas Municipales de Servicios Públicos de Cali, Emcali.

Factores importantes para luchar contra la privatización son la movilización y expresiones del pueblo caleño. Participa activamente en la vigilia por la defensa del componente de Telecomunicaciones. Lugar: Centro Administrativo Municipal, CAM, de 6:00 p.m. (jueves 20) a 6:00 a.m. (viernes 21 de mayo).

* “El Cambio Seguro” es el eslogan de la campaña que estamos llevando a Cabo con el candidato Gustavo Petro a la Presidencia por el Polo Democrático Alternativo. Encontrémonos este 22 de mayo en el cierre nacional de campaña en la Plazoleta San Francisco, a las 5:00 p.m.

* En la Universidad Santiago de Cali (sede Pampalinda) el lunes 24 de mayo de 2010, a las 9:00 a.m. se realizará un foro sobre Bahía Málaga.

* El 5 de junio se llevará a cabo una movilización de ciclistas, con la cual buscan visibilizar y denunciar la problemática de los ciclistas en Cali y firmar un acuerdo entre varias organizaciones.

El sitio de partida será el Parque de las Banderas y el de llegada, la Loma de la Cruz, donde se proyectarán videos.

* El próximo 12 de junio de 2010 en Guaduas, Cundinamarca, se llevará a cabo La Cumbre Ambiental Colombiana.

martes, 18 de mayo de 2010

Reportaje gráfico de ¡PERIODISMO LIBRE!

Los caleños tomaron las
calles el 1º. de mayo


Fotos: Santiago José Mena Cárdenas (*)
Miles de trabajadores, estudiantes, desempleados, amas de casa y ciudadanos en general marcharon por las calles de Cali el 1º. de mayo para conmemorar el Día Internacional de los Trabajadores y para reclamar solución a los graves problemas que afronta la sociedad colombiana, recrudecidos durante el gobierno de Álvaro Uribe Vélez.

La marcha, que contó con la presencia de grupos artísticos y de diferentes expresiones de la cultura, se caracterizó por su alegría y combatividad en un extenso recorrido que partió del Parque Obrero, se dirigió luego al centro de la ciudad y concluyó en el barrio San Fernando, al sur de la capital vallecaucana.

Sin embargo, como lo denunciaron directivos de la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, los escuadrones antimotines de la Policía provocaron una desbandada al final de la marcha, en inmediaciones del Parque Panamericano, con un saldo de 34 personas retenidas y 60 lesionadas por la arremetida de la Fuerza Pública.

Esta circunstancia impidió que se cumplirá un acto cultural y que los líderes de las centrales obreras y de los principales sindicatos participantes intervinieran en el escenario dispuesto para tal fin en el Parque de las Banderas.

Presentamos a continuación una historia gráfica de la marcha:
(*) Estudiante del Colegio San Antonio María Claret de Cali.

Noticia. Concluye discusión de pliego petitorio

La foto corresponde al mitin realizado el jueves 6 de mayo por Siprusaca para informar a la comunidad académica sobre la discusión del pliego de peticiones con las directivas de la Universidad Santiago de Cali. Interviene Galo Alfonso Payares Jiménez, fiscal de la organización sindical.

Los logros de Siprusaca

El Sindicato de Profesores de la Universidad Santiago de Cali, Siprusaca, adelanta con éxito la negociación del pliego de peticiones presentado a las directivas de la institución en diciembre de 2009.

En la discusión del pliego, que no ha estado exenta de dificultades que han obligado a que la Comisión Negociadora del Sindicato sostenga una posición firme en defensa de los intereses de los docentes, se han logrado importantes resultados.

Éstos se pueden resumir de la siguiente manera:

1.- El incremento salarial para todos los profesores en el año 2010 será del 4%, retroactivo al 1 de enero. Para los años 2011, 2012 y 2013 se revisará la Convención en lo correspondiente a este punto.

2.- Las partes acordaron que para los años 2010 y 2011 la Universidad cancelará a cada uno de los profesores una bonificación única por valor de un millón de pesos, pagaderos al 31 de diciembre de cada uno de estos años.

Para los años 2012, 2013 y 2014 la bonificación será equivalente a 20 días de salario, con un techo máximo de cuatro millones de pesos.

3.- Sobre la estabilidad laboral, se concertó conservar lo dispuesto en la Convención Colectiva actual, respetando la modalidad de contrato.
En cuanto a los contratos de tiempo completo, medio tiempo y dedicación exclusiva, una vez finalizados se elaborarán por un término de cinco años.
4.- Aunque el 5 de mayo la Comisión Negociadora de Siprusaca se vio forzada a levantarse de la mesa de discusión porque los representantes de la administración universitaria negaron la creación de los comités Paritario, de Carrera Docente, de Vivienda y de Becas, finalmente éstos fueron aceptados.

Siprusaca continúa reclamando de la dirección de la Universidad solución definitiva al no pago por parte de la institución de las cuotas correspondientes a EPS, pensión y ARP, atrasadas en varios meses, circunstancia que afecta de manera grave a trabajadores, empleados y docentes.
La gráfica muestra otro momento del mitin cumplido frente a la Sala de Profesores de la Universidad Santiago de Cali el 6 de mayo. Hace uso de la palabra Raúl Castiblanco Jaimes, vicepresidente de Siprusaca. El miércoles 5 de mayo, en horas de la noche, se había cumplido un acto similar.

Análisis. Un gasto de $34.000 millones

El hundimiento de
la Avenida Colombia


En la Alcaldía de Cali están ensayando un sistema de contribución de Valorización con un supuesto beneficio general, con cargas pecuniarias a una población empobrecida y en una ciudad de desempleados que tiembla por la violencia urbana incontenida.

Por Alberto Ramos Garbiras (*)
Dentro de las llamadas 21 megaobras se encuentran la rehabilitación de la Autopista Simón Bolívar y de la Autopista Sur Oriental, la construcción del puente de la 44 con Autopista, la rehabilitación de la 70 con Autopista y el hundimiento de la Avenida Colombia, entre otras. La crítica extendida es: no existieron estudios técnicos a fondo que permitieran fijar con exactitud las tarifas de cobro respecto a cada uno de los predios que se encuentran en el área de influencia de las obras.

La idea central del proyecto es realizar un hundimiento en la Avenida Colombia para que los vehículos transiten por debajo, es decir en un túnel sobre el cual se construirá una plataforma de espacio público dizque con el fin de que la gente pueda observar el río Cali, y para que el tráfico sea fluido, sin trancones.

Esto mismo se puede lograr sin incurrir en unos gastos de más de $34.000 millones, construyendo dos pasos peatonales subterráneos o paso de viandantes como los llaman en España, para completar los dos puentes peatonales aéreos. Así nadie tendrá que pasar a pie la Avenida Colombia entre la calle 7 y la calle 12.

Paralelamente, se debe iniciar el proceso de peatonalización del Centro de la Ciudad desde esas calles hasta la carrera 10. De esa manera el Municipio de Cali se ahorra una millonada y cumple con la Ley 1083 del año 2006 que en su artículo 2 ordena a los alcaldes, en un término de dos años ya vencidos, adoptar mediante decreto los planes de Movilidad y “crear zonas sin tráfico vehicular, las cuales serán áreas del territorio municipal, a las cuales únicamente podrán acceder quienes se desplacen a pie, en bicicleta, o en otros medios no contaminantes”.

“Para dar cumplimiento a lo anterior, podrán habilitar vías ya existentes para el tránsito en los referidos modos alternativos de transporte, siempre y cuando se haga respetando las condiciones de seguridad en el tránsito de peatones y ciclistas”. Además, crear zonas de emisiones bajas, a las cuales únicamente podrán acceder quienes se desplacen a pie o en bicicleta. Todo ello con un Plan Maestro de Parqueaderos, que también contempla la ley.

Entonces, el Centro se volvería un centro comercial real, de a pie, como en Ámsterdam, Bruselas, Estocolmo y las grandes capitales de Europa, con zonas verdes, jardines, calles arborizadas y reforzada la seguridad para que no sea un atracadero como lo es hoy después de las 7 de la noche.

Esta zona conectada a la proyectada rehabilitación y redensificación de El Calvario, como ciudadela paraíso (otro megaproyecto), con zonas verdes y otro parque, conformaría y equivaldrá a la zona de espacio público que le hace falta a Cali.

La Procuraduría General de la Nación inclusive llegó a abrir una indagación preliminar contra el Alcalde de Cali por las anomalías en el proceso de tasación del gravamen de valorización para realizar las obras. No se tuvo en cuenta la participación de la comunidad para la socialización de las megaobras; tampoco se concluyó el proceso con la adopción en el POT respecto a los parámetros de la ley de movilidad sostenible.

La Alcaldía de Cali no ha podido explicar cuál será el beneficio directo para cada uno de los ciudadanos, por una razón: están ensayando un sistema de contribución de Valorización con un supuesto beneficio general, con cargas pecuniarias a una población empobrecida y en una ciudad de desempleados que tiembla por la violencia urbana incontenida ante la falta de una política pública de seguridad.

(*) Ex procurador ambiental del Valle del Cauca.

Análisis. En Zaragoza, un atentado a la naturaleza

La destrucción del río Dagua

El cinismo de la Directora de la CVC al expresar que era peligroso ingresar a la zona para controlar con sus funcionarios y el solo expedir una resolución y no hacerla cumplir muestra la disolución de la autoridad ambiental y la incapacidad para administrar.

Por Alberto Ramos Garbiras (*)
El anuncio del presidente Uribe en el sentido de restringir la explotación minera a un solo sector del corregimiento de Zaragoza, bajo la modalidad única de minería artesanal, es conveniente pero tardía, porque ya el daño ambiental lo hicieron 141 retroexcavadoras y 131 dragas: la mecanización contra la naturaleza.

Dañaron bosques, la faja lateral y la ribera del río, y por consiguiente su acorazamiento. Espantaron especies animales; alteraron la vegetación; afectaron a gran parte de la comunidad allí asentada que se vio abruptamente penetrada por las máquinas depredadoras y las hordas de desempleados atraídos como mampara de la explotación de los consorcios, en una zona de propiedad colectiva y ancestral de los afrodescendientes; agravaron con escurrimientos y lodos la sedimentación en la bahía de Buenaventura, donde desemboca el río Dagua.

Como consecuencia de una licencia otorgada con ligereza e interés, transmutaron actividades auríferas hacia el río Anchicayá para causar más daños ecológicos, y violaron el principio del desarrollo sostenible, eje de la política ambiental nacional: darle primacía al consumo humano del agua, conservando los recursos naturales con su uso mesurado y una explotación racional.

El desarrollo sostenible, artículo 80 de la Constitución, debe cumplirse con la planeación de los recursos y el funcionamiento del Sina, es decir, con la actuación de todas las autoridades administrativas ambientales del Sistema Nacional, para prevenir, intervenir, evitar, planificar, corregir, etcétera, incluidos el Misterio del Medio Ambiente y el Ministerio de Minas que no actuaron debidamente.

La explotación irracional primó, lo mismo que la ganancia desbocada para los empresarios de los aparatos mecánicos de extracción del oro, en contra del balance ecológico de la zona y del equilibrio del ecosistema: el río Dagua fue destruido.

El peloteo entre autoridades, CVC y Alcaldía de Buenaventura, presenciado por todos los vallecaucanos, preparado para dilatar y no hacer, no es más que una táctica para dejar explotar irracionalmente a los empresarios de las dragas.

El cinismo de la Directora de la CVC al expresar que era peligroso ingresar a la zona para controlar con sus funcionarios y el solo expedir una resolución y no hacerla cumplir, muestra la disolución de la autoridad ambiental y la incapacidad para administrar.

Las facultades policivas de la Ley 99 de 1993 no las empleó, solo dejó constancia con la resolución, como lavatorio de manos. Las normas se hacen cumplir con la Fuerza Pública. La eficacia del derecho, explicó Norberto Bobbio, se lleva a cabo con la intervención de la Fuerza Pública estatal, sino el derecho es un mero adorno.

(*) Ex procurador ambiental del Valle del Cauca.









Este impresionante foto-reportaje muestra el atentado cometido contra la naturaleza y el ecosistema en el río Dagua, sin que ni la Alcaldía de Buenaventura, ni la Gobernación del Valle, ni la CVC, ni el Gobierno Nacional, a través del Ministerio del Medio Ambiente, hayan intervenido para evitarlo. Es un atentado a la vista de todos que se prolonga en el tiempo y cuyos efectos previsiblemente serán devastadores para la región.

Rincón poético. Una estudiante entre las letras

Se me ha vuelto tan sagrado
Por Carolina Salgado (*)

Maniática de la escritura
Ésta es mi vida y mi pasión
He aprendido a través de las letras
A endulzar la amargura y a perdonar la traición
A inmortalizar la alegría
A colorear cualquier situación

Nada satisface tanto a mi alma
Como una breve descripción
Que sea exacta y que con palabras
Haga volar la imaginación

Nada hay tan dulce como una carta
Como un poema con frases de amor
Nada hay tan humano como un mensaje
Que facilite las expresiones del corazón

Adicta a los grafos, es un opio profundo
Escribir me cautiva, me atrae
En cada poema mis sueños fecundo
Los hago realidad, los vuelvo verdades

Libre me siento cuando escribo
Esta pasión jamás me condena
Es mi refugio ante el hastío
Es mi alegría, mi queja y mi pena

Maniática soy, podrán notarlo
Escribo a todo cuanto sale a mi paso
Y aunque quizás no lo hago bien
Es mi bastón y no voy a soltarlo

¡Escribir es mi opio… se me ha vuelto tan sagrado!

Soy poeta
Por Carolina Salgado (*)

En el vaivén Presuroso del poeta
En su honroso paso
En sus impacientes letras
Va dejando un poco Del mal (o del bien) que le aqueja
Y prodigando mucho
De lo que le inquieta

Va marcando así
Entre un verso y otro
El dolor profundo
Que esconde su rostro
El sentimiento absurdo
Y a la vez hermoso
De un ser egoísta
Y también dadivoso

Cultivando palabras
Que al trinar silentes
Intentan descifrar
Lo que el alma siente
Germinando entonces
Entre el lápiz y el papel
La expresión sublime
Que encierra su ser
Y al finalizar su oda
Decadente y triste
Anhela vivir y a la vez morirse

Impulsado talvez
Por alguna presencia
Que lo hace aferrarse
A esta inicua tierra
Pero teniendo presente
Que morir seria
Lo que su laberinto desea:
¡Una salida!

De esta manera
El poeta camina
Incomprensible y mustio
Distante y sensible
Va por el mundo
Queriendo hacerse invisible

Mas su negro manto
No logra librarlo
Del profanar ligero
De los hombres vanos
Y su espada fina
Tampoco ha logrado
Romper el hilo
Que lo une al pasado

Y en lo más oscuro
De su ser olvidado
La hiel que produce
No ser amado

El poeta goza, es cierto,
Pero no ha experimentado
Esa estadía de gloria
De la que tanto se ha hablado
Ha pasado por ella,¡por supuesto!
Igual que ha reído ha llorado
Pero en su ruta
Jamás ha encontrado
Un albergue seguro
Ni el refugio buscado

Solo entre líneas
Va dejando plasmado
El poeta impaciente
Lo que el corazón le ha dictado

Lo que su mente anida
Lo que guarda en su alma
Lo que a alcanza a describir
De palabra en palabra

El poeta se encubre
En sus brillantes textos
Ilumina sus pasos
Con lo que va escribiendo
Pero lamentablemente
Sólo él puede, al leerlos,
Entender la esencia
Que se encierra en ellos
Y ver más a fondo
Lo que aún está inédito
Y saber a ciencia cierta
Cuál es el sentimiento

Sólo el poeta a pesar de la angustia
Realiza discursos
Con destreza y astucia

Así es su vida, confusa
Pero, en medio del mundo y su “cordura”
El poeta tiene el don
De escribir sin censura
De consultar en las noches
A su amiga la luna
De refugiarse en un libro
Ante alguna tortura…

… estoy frente al espejo y surge una pregunta:
¿Acaso soy poeta?
¡Qué locura!

(*) Estudiante de Comunicación Social de la Universidad Santiago de Cali, USC.

Crónica. Una casa pesebrera en El Retiro

Mi vecino es un caballo

La historia de una casa del barrio El Retiro en la que los moradores son 16 caballos. Farolito, Pasatiempo, Ilusión, Campanero, Tabernero, Luna, Mocho y Colimocho disfrutan de todas los cuidados y viven como reyes.

Texto y fotos: Héctor Fabio Mosquera (*)
A doña Julia, habitante del barrio El Retiro, ya no le resulta extraño que además de los gritos de su vecina, sus oídos se hayan acostumbrado al relinchar de 16 caballos que viven en la casa de al lado, convertida en una improvisada pero cómoda pesebrera desde hace seis años.

Las noches del jinete sin cabeza y los ruidos inexplicables en las paredes, que perturbaban el sueño de niños y grandes, quedaron atrás. Ya los únicos que interrumpen el descanso nocturno son los mosquitos y zancudos, vampiros diminutos que se incuban por el estiércol de estos peculiares habitantes.

Como cualquiera otra en el sector, desde afuera parece una de tantas apiñadas entre las cuadras que conforman la manzana. De fachada blanca y andenes en los que aún quedan los recuerdos de navidades pasadas.

Los rayos de sol, que con la vespertina recaen sobre sus paredes, se filtran entre los barrotes lánguidos de hierro puestos en las ventanas, para permitir un sutil baño de calor sobre el pelaje de Mocho y Consentido, dos de los afortunados con vista al caño de aguas negras que mezcla su hedor con el orín fermentado y el olor a la miel de purga en el suelo.

Junto a ellos, en dos pisos y habitaciones individuales, viven Farolito, Pasatiempo, Ilusión, Campanero y Tabernero. El recorrido hacia los dormitorios superiores continúa por unas gradas, cuyos escalones se pierden con el aserrín que tapiza el suelo, como una lujosa alfombra, protegiendo los cascos de Luna, Mocho y Colimocho; vecinos de Careto, que a diario deben subir y bajar, para tomar el baño.

Todos, sin excepción, son cuidados y mantenidos para cabalgatas y elevar el ego de sus propietarios, quienes confían sus bestias a la experiencia de Jair Rentería, un joven de 20 años quien desde hace 10 descubrió su gusto por los animales.

“Un día empieza desde muy temprano: hay que limpiar la pesebrera, darles el baño a cada uno, cepillarlos, ponerlos bien bonitos. Luego se les da el desayuno, pero siempre mantenerlos para la llegada de los dueños, que los montan más o menos hasta las 10:00 u 11:00 de la noche”, afirma Jaír.

Por ello, quienes confían el cuido de sus ejemplares no dudan en cancelar cumplidamente la mensualidad de cien mil pesos por el alquiler de cada una de las habitaciones para la comodidad de los ecuestres.

“Uno confía el cuidado de los caballos a este muchacho por la pasión y la dedicación con que los consiente”, dice James Toro, dueño de Farolito.

“Los cien mil pesos incluyen la alimentación básica de yerba y miel, el baño y el cepillado. Las vitaminas, como las vacunas, son traídas por los propietarios”, aclara Jaír.
El mantenimiento de estos equinos demanda gastos extras que deben ser cubiertos con prontitud. Por ello, Jaír ha establecido tarifas fijas.

Por ejemplo, el herraje de los cascos cuesta diez mil pesos, el corte de pelo para las yeguas, dos o tres mil, dependiendo de los gustos del propietario y de la complejidad a la hora de ejecutarlo.

Esta casa hace parte de las diez pesebreras improvisadas que existen en Cali y que no deja de generar inquietud entre la comunidad del sector.

“A mí me parece perjudicial, por los mosquitos y la basura que se amontona en el sector. Fuera de eso, es muy maluco que cada fin de semana ese sea el lugar de rumbas y escándalos en el sector y aunque no le hacen mal a nadie, ellos se pasan borrachos, poniendo en riesgo la vida de los niños, ¿pero uno ante quién se queja?”, alega Doris Arboleda, vecina de la pesebrera.

Sin embargo, una versión distinta tiene Jaír. “Una vez nos íbamos a ir del sector y muchos vecinos salieron a hacer protesta, pedían que no. Para ellos es mejor, porque esta casa espanta los viciosos, por lo que nunca mantiene sola. Siempre hay movimiento”.

Hay quienes afirman que el ingenio del colombiano no tiene límites. Resulta paradójico que mientras a escasos metros a la redonda el hacinamiento de muchas familias de éste sector es la constante, 16 caballos hayan sido acomodados en cada una de las habitaciones de la casa y con espacio para más.

(*) Estudiante de Comunicación Social de la Universidad Santiago de Cali, USC.