Escríbanos al correo electrónico: luismena7@gmail.com

domingo, 13 de octubre de 2019

Documento en Periodismo Libre



¡QUÉ COSA TAN DIFÍCIL HA RESULTADO HACER LA PAZ EN COLOMBIA!

Intervención de Pablo Catatumbo, senador del Partido Farc, en el Encuentro de Experiencias de Comunicación y Cultura para la Verdad, la Memoria y la Reconciliación, realizado en Popayán, Cauca, el viernes 11 de octubre de 2019.

Encuentro de Comunicación, Verdad y Reconciliación



PAZÍFICO NOTICIAS Y PERIODISMO LIBRE, DOS EXPERIENCIAS DE MEDIOS ALTERNATIVOS POR LA PAZ

Intervención de Luis Alfonso Mena S. en el Encuentro de Comunicación y Cultura para la Verdad, la Memoria y la Reconciliación, celebrado en Popayán, Cauca, el viernes 11 de octubre de 2019.

La Entrevista en Periodismo Libre



“SOLIDARIDAD CON EL PUEBLO ECUATORIANO CONTRA EL DICTADOR LENIN MORENO”, PLANTEA JAIME SALAZAR

Jaime Salazar, integrante de Punto de Vista. Periódico Digital de Pasto, participó en el Encuentro de Experiencias de Comunicación y Cultura para la Verdad, la Memoria y la Reconciliación, realizado en Popayán, Cauca, el viernes 11 de octubre de 2019.

La Entrevista en Periodismo Libre



“LAS RADIOS COMUNITARIAS DEBEN APRENDER A HACER PERIODISMO DE INVESTIGACIÓN”: CARLOS ALBERTO PÉREZ

Carlos Alberto Pérez, de Radio Comunitaria de Cajibío, Cauca, hace un balance del Encuentro de Experiencias de Comunicación sobre Memoria y Reconciliación, cumplido en Popayán, Cauca, el viernes 11 de octubre de 2019.

La Noticia en Periodismo Libre



"CON LA RADIO COMUNITARIA, LA GENTE SE HA VUELTO MÁS UNIDA Y FUERTE": ONEIDA CASTILLO

La periodista comunitaria Oneida Castillo. de Santa Bárbara Estéreo de Pasto, efectúa un balance del Encuentro de Experiencias de Comunicación y Cultura para la Verdad, la Memoria y la Reconciliación en el Suroccidente Colombiano, cumplido en la Universidad del Cauca de Popayán, el viernes 11 de octubre de 2019.

miércoles, 9 de octubre de 2019

Noticia. Trabajadores votaron en Cervecería del Valle, Yumbo

Instante en que dirigentes de la Unión Sindical de Trabajadores de la Industria Cervecera dialogaban con el director de PERIODISMO LIBRE, en las instalaciones de Bavaria, en Yumbo. (Foto: Gabriel Jacobo Mena C.).
HUELGA OBRERA EN BAVARIA

Por Luis Alfonso Mena S.
Los trabajadores de Cervecería del Valle, fabricante de los productos Bavaria en el suroccidente de Colombia, votaron en favor de la declaratoria de huelga, en jornada cumplida el martes 8 de octubre de 2019, en la sede de Yumbo.

Esta decisión fue adoptada debido a la intransigencia de la empresa en el sentido de negar puntos sustanciales del pliego de peticiones presentado por las organizaciones sindicales.

Un total de 218 trabajadores votaron por la huelga, de los 238 que fueron a las urnas, en tanto que 17 sufragaron por un tribunal de arbitramento y hubo tres votos nulos.

Jhon Arley Obregón, fiscal nacional de la Unión Sindical de Trabajadores de la Industria Cervecera, de Bebidas, Alimentos, Maltas y Similares, Ustiam, dijo que la intransigencia de la multinacional AB Inbev impidió un arreglo directo, pues su oferta de incremento salarial es mínima.

La multinacional Anheuser-Busch InBev N.V./S.A., con sede en Lovaina, Bélgica, es considerada la mayor productora de cerveza en el mundo, y se calcula que explota el 25% de ese mercado en el orbe.

Aún así, se niega a reconocer un aumento salarial digno para sus trabajadores, pues solo ofrece el IPC más un 0,5%, que resulta irrisorio para las duras condiciones del costo de la vida en Colombia. Los sindicatos reclaman el IPC más 15 puntos.

De igual manera, la empresa ha dado “un no rotundo a todo aumento de las primas extralegales”, según denuncian los trabajadores, y se niega a dar explicaciones en relación con el cierre de las sedes recreacionales en varias ciudades, entre ellas la de Cali.

John Jairo Rosero, presidente de la Subdirectiva de Ustiam en Yumbo, denunció el despido de cuatro operarios de la empresa, y sostuvo que su reintegro es otro de los objetivos de la huelga.

Por su parte, Héctor Loaiza, secretario general de la Subdirectiva, reveló que la compañía se negó a aceptar el respaldo a un comedor comunitario en el municipio de Yumbo, compromiso social que Ustiam considera justo con la población.

“Las peticiones de los trabajadores presentadas a AB-Inbev, se elaboraron bajo un serio estudio económico de los resultados de la compañía y los indicadores socioeconómicos del país”, señala un pronunciamiento conjunto de los sindicatos Ustian y Sinaltraceba.

“Los trabajadores solo representamos diez pesos por cada cien pesos de ventas de la compañía”, agregan, y concluyen que, por tal razón, “nuestras peticiones no desbordan ni colocan en peligro la continuidad en el mercado de ésta”.

De acuerdo con estudios, las utilidades netas de la empresa crecieron en el último período en un 32%, lo cual acentúa su dominio del mercado.

El pliego de peticiones es respaldado, además de Ustiam y Sinaltraceba, por Sinaltrainbec y Utibac.

La hora cero de la huelga se definirá en los próximos días.

Cali, miércoles 9 de octubre de 2019.

 

jueves, 3 de octubre de 2019

Mis apostillas de hoy


EL CARTEL DE LIMA SE DESPLOMA

Por Luis Alfonso Mena S.
Los conspiradores gobiernos proimperialistas del Cartel de Lima se dedicaron a conspirar contra el gobierno legítimo de Nicolás Maduro en Venezuela, y ahora están incendiados:

Perú, en grave crisis institucional, con el Congreso clausurado;

Ecuador, con paro nacional contra el paquetazo neoliberal del traidor Lenin Moreno, que afecta al pueblo;

Argentina, con Macri, archicandidato a perder las elecciones próximas y sumido en una profunda crisis económica;

Honduras, con su narcopresidente, Juan Orlando Hernández, seriamente cuestionado;

Colombia, con un gobierno desacreditado ante la comunidad internacional y enredado por su patrocinio a Guaidó, el mandadero de Trump y de Los Rastrojos, los paramilitares de las fotografías de verdad…

Y la lista sigue… 

Víctimas de su propio invento.

Cali, jueves 3 de octubre de 2019.

lunes, 30 de septiembre de 2019

Reflexión. A propósito de los últimos acontecimientos

La violencia del régimen uribista en contra de los estudiantes. (Fotos: portal Pulzo).
DOBLE RASERO: MAQUILLÁNDOLE LA IMAGEN AL RÉGIMEN URIBISTA



Por Luis Alfonso Mena S.
Algunos, liderados por Caracol y RCN, andan por estos días lavándole la cara al régimen uribista de Iván Duque, que viene violentando con brutalidad la protesta estudiantil y aupando las guerras interna y externa. Pero al momento de mirar a los vecinos, cambian de visor, usan su doble faz.

En efecto, cuando algo ocurre en Venezuela, nunca cuestionan la violencia de los opositores de extrema derecha, que incluso quemaron vivas a varias personas por ser chavistas, incendiaron establecimientos públicos, entre ellos universidades, y asesinaron decenas de ciudadanos bolivarianos.

De eso, ni una palabra, porque la verdad sobre Venezuela se silencia y se difunde solo lo que afecte al Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Pero en Colombia, caen con todo contra los universitarios, desconociendo que el principal culpable de la violencia es el régimen represor, el sistema desigual, el Estado corrupto.

Lo que viene ocurriendo en Bogotá, con uso no solo desmedido sino bestial de la fuerza contra los estudiantes que rechazan la corrupción en las universidades públicas, tiene antecedentes en meses recientes en Popayán, donde un joven perdió un ojo víctima de la represión policial.

Y este lunes 30 de septiembre, en la Universidad del Atlántico, al Esmad de la Policía, escuadrón oficial de terror, se sumó el Ejército que, de acuerdo con la denuncia de la Unión Nacional de Estudiantes de la Educación Superior, Unees, abrió fuego contra un plantón pacífico de estudiantes.

Si esto hubiera ocurrido en Venezuela, imaginemos el escándalo, pero como sucedió en Colombia, se buscan eufemismos, se hacen malabares con las palabras y se desempolvan artilugios para suavizar la verdad o, simplemente, para callarla.

Pero, al tiempo que muchos se dedican a la campaña electoral en marcha, la crisis social recrudece y hace pensar en que ya es hora de impulsar un nuevo paro cívico nacional, como el histórico del 14 de septiembre de 1977.

Sería la alternativa frente a la tiranía de la oligarquía colombiana, que, además de reprimir violentamente la protesta social, tramita nuevas reformas contra los derechos de los trabajadores, incluidos los ahorros pensionales.

Ante el bloque hegemónico constituido por la burguesía, los terratenientes y las mafias de la corrupción (con inmensa mayoría en el Congreso y parapetado en el Gobierno), los sectores sociales explotados, obreros, campesinos, estudiantes, trabajadores de todas las ramas y capas medias de la población, deben responder con el paro.

Y rechazar a los candidatos del régimen despótico imperante, que en vez buscar soluciones a los graves problemas de desempleo, hambre, pobreza, falta de educación, aumento de la corrupción en el Estado y asesinato de líderes sociales y de excombatientes, sigue enfrascado con odio y villanía, servil al imperio gringo, en la fabricación de una guerra infame contra el hermano pueblo de Venezuela.

El análisis serio no soporta más mascarillas para lo que está ocurriendo: no más fotos falsas para ambientar la intromisión y la violación de la soberanía de Venezuela, no más connivencia con el paramilitarismo que está detrás de los incendiarios de la extrema derecha en Colombia y en Venezuela, no más represión contra los estudiantes, los líderes populares y la gente que reclama sus derechos en barrios y veredas.

Más allá del voto y de las urnas, la movilización social tiene hoy plena vigencia para frenar las violaciones a los derechos humanos por parte de un Gobierno que se siente protegido por la complicidad de sus corifeos en los medios de prensa, que callan o minimizan sus procedimientos nefastos, y que se cree inmune porque se arrodilla todos los días ante el imperio del norte.

Cali, lunes 30 de septiembre de 2019.

sábado, 28 de septiembre de 2019

Noticia. Así fue el Foro sobre la crisis del periodismo realizado en Cali



LA UNIDAD GREMIAL DE LOS PERIODISTAS, UNA URGENCIA PARA HACER FRENTE A LA CRISIS

Se cumplió el Foro Crisis, Sostenibilidad y Futuro del Periodismo en Colombia, organizado por la Corporación de Periodistas del Valle del Cauca, Cpvc, en el que tuvimos la oportunidad de contribuir con una reflexión histórica sobre los medios de comunicación y el ejercicio del periodismo en nuestro país.

El foro se llevó a cabo ayer, martes 24 de septiembre de 2019, en el auditorio del Banco de la República de Cali.

Intervinieron también los periodistas Fabio Larrahondo Viáfara, Henry Delgado Henao y Servio Ángel Castillo. El moderador fue Aleissy Lasso Agredo y la presentación estuvo a cargo de Beatriz Eugenia Ortegón.

En el certamen, asimismo, dimos a conocer nuestra experiencia de trabajo con medios alternativos como Pazífico Noticias y Periodismo Libre, e hicimos un llamado a la unidad gremial para enfrentar la pauperización y la precarización que afectan el ejercicio de la profesión en la actualidad en toda Colombia y, de manera especial, en el Valle del Cauca.

Fraternalmente,

Luis Alfonso Mena S.
Director de PERIODISMO LIBRE Cali.

Reseña. El nuevo libro de Ricardo Sánchez Ángel


La Autonomía Universitaria
 
El nuevo libro del profesor Ricardo Sánchez Ángel, Política y Universidad, editado por la Universidad Libre, sede central en Bogotá, plantea los orígenes de las universidades, su rol en las sociedades, y sobre todo el núcleo del trabajo gira alrededor de la autonomía universitaria, sus inicios y repercusiones en América Latina.

Por Alberto Ramos Garbiras
Destaca el papel del estudiante a partir del análisis de Jules Michelet en 1848 (compilación de artículo), las universidades son posibles por la población académica, los estudiantes forman el núcleo de la comunidad académica y toda gira alrededor de ellos: los profesores, los programas, las directivas universitarias. La formación de estudiantes debe ser la preocupación de las universidades: los estudiantes son los mediadores con la sociedad, con el pueblo que no tiene acceso a la educación superior. Las familias protegen al estudiante, tienen esperanza en ellos y el futuro de esas familias depende de esa formación, también el futuro de la sociedad y del Estado.

En Colombia entre 1826 y 1827 se crearon las primeras universidades republicanas, la llamada Universidad Central en Ecuador, Cundinamarca y Venezuela; y las universidades de El Cauca, la de Magdalena y la del Istmo. Dentro de la era del Olimpo radical nació la Universidad Nacional en 1867, tres años después animados por Miguel Antonio Caro se pretendió que fuese una universidad católica presidida por el arzobispo de Bogotá. En Colombia y toda América Latina, continuó la influencia conventual.

Ricardo Sánchez Ángel, alude al mayo del 68 donde registró un movimiento estudiantil triunfante pues sin proponérselo se coaligó con el movimiento obrero, con el movimiento feminista que eclosionó, y con el naciente ecologismo. Desde esa época los movimientos sociales del mundo tienen a mayo del 68 como un referente pues fue el embrión de las protestas que se entrelazan hasta llegar en el siglo XXI a las protestas globales. El movimiento de París 68 se transnacionalizó, brotó en Francia donde la concentración de estudiantes universitarios de varios países era mayoritaria en Europa; significó el despertar de la rebeldía universitaria clamando autonomía, el hipismo había logrado acogida, gran parte de las libertades individuales estaban reprimidas; se expresaron contra el capitalismo y en consumismo; afloró el feminismo rechazando también la represión sexual instruida por las autoridades universitarias y las altas jerarquías, con los parámetros del papa Pablo VI, las universidades manejadas con rasgos de conventos; se vivía un malestar expreso por el totalitarismo soviético e influía la vía checoslovaca con la tendencia de un socialismo con rostro humano; repercutía aún la no muy lejana guerra de liberación de Argelia; la reciente muerte del Che Guevara como símbolo de la insurrección y exportación de la revolución; el asesinato de Martin Luther King símbolo mundial de la reclamación afrodescendiente por los derechos civiles y contra el racismo; un profundo malestar por los destrozos de la guerra en Vietnam como una intervención imperial y abusiva en medio de la Guerra Fría usando a los jóvenes norteamericanos como soldados de invasión.

Bajo el título “Las paredes hablan”, el autor, Sánchez Ángel, en esta obra, nos traslada al mayo del 68 francés, fecha que identifica la eclosión del movimiento estudiantil apoyado por la huelga general de los trabajadores que, va a dar al traste con el gobierno del General De Gaulle, héroe de la segunda guerra mundial y fundador de la V República; traslado al reproducir los grafitis más impactantes y sonoros pintados en las calles y paredes emblemáticas de París, una rebelión con slogans, pasquines, pintadas en las calles, proclamas. Los estudiantes resumieron el pensamiento sobre lo que pretendían y marcaron la acción, producto y súmmum de sus lecturas y reflexiones teóricas sobre Marx, Marcuse, Sartre, Freud... Grafitis que fueron compilados por la editorial Tchou y fueron escritos en las paredes del Liceo Condorcet, La Sorbona, Nanterre, El Odeón, Censier, el edificio de Bellas Artes, El Grand-Palais, en calles del Barrio latino, de Corneille, Vaugiraud, en las facultades de medicina y en la de ciencias políticas, y otros espacios.

La autonomía universitaria anhelada desde el pronunciamiento ecoico de Córdoba (Argentina), búsqueda continuada con los memorables hechos de París 1968, al fin encontraron un marco constitucional en Colombia con la reforma constituyente de 1991. El artículo 27 eleva a la categoría de derecho humano la libertad de cátedra, de aprendizaje, investigación y enseñanza; y el artículo 69 patentó el poder darse sus propias directivas y reglamentos internos, sus desarrollos se iniciaron en la Ley 30 de 1992 y continuaron con la Ley 115 de 1994. Existen varias sentencias de la Corte Constitucional que ajustan y modulan bajo la jurisprudencia esta figura de la autonomía. La investigación del profesor Ricardo Sánchez, bajo el título “Universidad y Política”, gira alrededor de los orígenes, devenir y desenvolvimiento de la autonomía universitaria.

La autonomía que garantiza la constitución del Estado es para que las universidades se vean libres de ataduras ideológicas y de un sometimiento a las reglas de un régimen político en lo partidista, con libertad en lo financiero y administrativo; es para permitirle a las universidades formar su claustro y desarrollar su comunidad sin imposiciones religiosas o tendencias ordenadas por quienes detentan el poder; ello no quiere decir falta de control de la educación en cuanto a las condiciones de calidad. Pero tampoco es lo contrario, la autonomía universitaria no quiere decir que las autoridades universitarias rebajen la calidad académica buscando disminuir costos; desgreñen, dilapiden, se apropien o desaparezcan el patrimonio de un centro superior, ni se esfumen los dineros aportados por los estudiantes con sus matrículas. En varias universidades de Colombia ha ocurrido esto último.

La autonomía universitaria como norma constitucional permite la autorregulación desde adentro para que los estamentos principales (estudiantes, profesores, egresados…), tengan la independencia de conformar sus autoridades y expedir las normas internas, sin dejar avanzar la concentración del poder que llevaría a la autocracia en la universidad y sin dejar que surja la desregulación que implicaría el despilfarro, el latrocinio y el caos. La Autonomía no puede ser usada para que cúpulas o camarillas transitorias se adueñen de la Universidad, tampoco para solo pedir aportes al gobierno, ni para eludir el control. La autonomía universitaria frente al símil de a autonomía personal, es para auto determinarse, auto regularse y desarrollarse, no para autodestruirse y desbarajustar, menos cuando se trata de una comunidad académica que ha colocado sus aportes: las matrículas. El límite de la autonomía universitaria se encuentra en el carácter de la educación: es un servicio público, cedido a los particulares.

El Ministerio de Educación controla, supervisa, exige, regula la educación, por ser un servicio público que el Estado colombiano permitió se privatizara; las condiciones de calidad y sus parámetros los regula el Ministerio, pero no puede imponer en las universidades privadas a las personas que las dirijan, solo en las universidades públicas. La diferencia está en el control fiscal, el Estado vigila desde las contralorías los gastos en la públicas, en las privadas la parte financiera se ha manejado con los parámetros internos de las mismas universidades, de allí los focos de corrupción protagonizados por rectores y socios en algunas universidades.

La autonomía universitaria permite la autodeterminación de las universidades en el camino a la excelencia, y extiende la plataforma para la competencia, al ser un negocio de los particulares que se animan a disponer de mejores programas, servicios y profesores, hasta competir con las universidades públicas. Con la reforma a la Ley 30 se acelerará esta competencia al impulsarse más la privatización. El Ministerio de Educación con su función de control y vigilancia refina y requiere las condiciones de calidad, acreditando o desacreditando programas, así los estudiantes saben elegir el centro de educación superior al cual van a ingresar, quedando al desnudo las universidades hechizas y de garaje. Pero los negociantes enquistados en las universidades encuentran en la privatización una mina para realizar los negocios personales. Ese es el gran problema. Colombia tiene demasiadas universidades privadas que se convirtieron en centro de negocios y especulación.

Los estudiantes desde los consejos de facultad, el sindicato de profesores, las asociaciones de empleados, los padres de familia, a veces se quedan cortos para ejercer los controles que la auditoria interna hace para detectar los desgreños financieros y la dilapidación de los dineros. Al final los medios de comunicación realizan el control posterior y develan los actos desmedidos, pero ya el daño está causado por el jineteo y los malabares financieros.

Tendrá el Estado que permitir que un número mayor de bachilleres ingrese a las universidades públicas y modificar el manejo especulativo que los particulares hacen con las universidades privadas. Qué buscan los estudiantes: 1) Educación con bajos costos y si se pudiese, gratuita, 2) Verdadera autonomía universitaria, 3) Bienestar universitario, 4) Calidad académica, 5) Aumento de los cupos o mayor cobertura, 6) Rechazan las ganancias excesivas de los particulares con el intento de universidades mixtas a través del lucro de los inversionistas…

El modelo chileno privatizador y neoliberal pinochetista fue el que rechazaron los estudiantes de Colombia porque permite la inversión privada desbordada hasta en la educación pública, el lucro con los parámetros del mercado competitivo y abre más las puertas al control estatal absorbente, restándole margen a la autonomía universitaria. Los debates del Representante a la Cámara Wilson Arias, en el año 2012, fueron esclarecedores.

Magíster en Ciencia Política Universidad Javeriana; PhD, en Derecho con énfasis en Política Latinoamericana, Universidad Nacional de Madrid (UNED – España); profesor de derecho internacional en la Universidad Libre, Cali.

Edición 654 – Semana del 28 de septiembre al 04 de octubre de 2019

sábado, 17 de agosto de 2019

Reflexión. La defensa del ecosistema dejó de ser asunto de especialistas

Panorámica del humedal El Cortijo.
Ambientalismo popular

Por Alberto Ramos Garbiras (*)
En dos universidades se llevó a cabo en Bogotá una cumbre ambiental, empezando la tercera semana de julio 2019. El ambientalismo es una corriente de pensamiento y de acción para proteger  el planeta tierra en lo inmediato; respecto a Colombia, se trata de proteger los recursos naturales (aguas, aire, suelos, etc) con pronunciamientos, marchas, estudios de difusión, prácticas agrícolas correctivas, políticas de prevención, mitigación, reparación; lucha contra la corrupción incubada en las Corporaciones Autónomas, contra la mediocridad de algunos directores; y otras acciones que alertan sobre casos de depredación, como lo ocurrido en Cali con el humedal El Cortijo en el Valle del Lilí, al desecarlo para pavimentarlo con un terminal de buses, y en el río Pance convirtiéndolo en una cloaca que recibe aguas sanitarias, para solo citar dos ejemplos. Ambos casos, con la aprobación de la CVC que tolera y sustenta lo contrario de lo que por ley le corresponde hacer, desvía la protección de los recursos naturales para ser complaciente con la administración municipal o con los constructores, lo cual deja entrever elementos de corrupción evidente.

Como lo expresa el exministro Manuel Rodríguez Becerra, “…Corregir las formas destructivas de la acción humana sobre la naturaleza, y en segundo término, el reconocimiento de que la naturaleza, impone unos límites al desarrollo social y económico, un hecho que está soportado por los cientos de miles de estudios y hallazgos de las ciencias de la tierra. Precisamente, haber transgredido el límite de la carga de gases de efecto invernadero en la atmósfera ha llevado a la crisis climática”.

El ambientalismo popular es esa toma de conciencia que se extiende a todos los sectores del pueblo para defender los recursos naturales en aras de que la agricultura sea viable y la seguridad alimentaria no quede amenazada. En las ciudades ese tipo de ambientalismo es la determinación de vastas capas poblacionales para defender los parques, la arborización, los humedales, los ríos urbanos, el espacio público, para que todo no sea obras grises o cemento. Ante los daños gravísimos en los ecosistemas urbanos (ríos convertidos en caños, humedales desecados por los urbanizadores, tala en los cerros circunstantes, etc.) la población reacciona y solicita orientación, surgen los veedores ciudadanos, las personas se instruyen; la afectación del entorno hace que se produzca una toma de conciencia y de aprendizaje bioético. Los temas ambientales están dejando de ser un asunto de especialistas, la necesidad de enfrentar la destrucción y frenar la pérdida en la calidad de vida conforman factores del ambientalismo popular: actitud de grandes capas de la población para proteger sus hábitats.

El glifosato y su uso aéreo sigue siendo un riesgo para la salud de los campesinos y de la biodiversidad. Esta sustancia debería prohibirse también sobre los cultivos lícitos, como la caña de azúcar, porque dañan aguas, flora, suelos y afectan la agricultura tradicional pudriendo frutas y hortalizas: arrinconando y quebrando a los minifundistas.

Los depredadores niegan el cambio climático y se burlan de los ambientalistas hasta compararlos con terroristas como lo hizo hace poco el alcalde Armitage de Cali. Los negacionistas agencian intereses de los constructores o del capital foráneo, y existen negacionistas por omisión, es decir, conociendo las consecuencias adversas, no hacen nada para evitar los daños.

El petróleo mueve el modelo económico globalizado, los combustibles fósiles no están siendo sustituidos por combustibles alternativos para evitar el efecto invernadero, Los negacionistas como Donald Trump o Jair Bolsonaro, acatan las presiones de las multinacionales y empresarios que financian su permanencia en el poder. El mal ejemplo cunde. La adopción del fracking terminaría de perjudicar los ecosistemas en Colombia. Por eso la cruzada de Gretha Trumberg desde Suecia y en los foros mundiales hay que admirarla. Con su huelga escolar climática ha sumado cantidad de jóvenes clamando por el respeto de las medidas adoptadas en las cumbres mundiales, las COP como la 21 de París donde se recogen los resultados científicos del Panel Mundial el Cambio Climático.

La vida de un ser humano es imposible en solitario durante dos etapas: la niñez y la vejez. Debe estar asistido por la familia. La vida en las ciudades es imposible sin los recursos naturales (agua, aire y suelos). Pero las ciudades están siendo afectadas y cercadas por los constructores desecadores, por los mismos alcaldes ignorantes sin instrumentos de planeación y por los agroindustriales que amenazan la huella ecológica y alteran los ciclos de agua dejando es riesgo la seguridad alimentaria. Los servicios ambientales de las ciudades vienen del campo, desde lo rural discurren las aguas que hacen parte de cuencas con sus microcuencas, por lo tanto hay que respetar los bosques. En Cali el parque Natural los Farallones no está debidamente protegido y la sostenibilidad de la ciudad depende de la conservación, pero los bosques están siendo devastados por las innumerables construcciones de casas secundarias en todas las veredas, parcelaciones que se agigantan (esto conlleva a desviación del agua con mangueras, trinchos y acequias), más el desraizamiento de suelos y prácticas agrícolas inapropiadas para poner a producir las nuevas parcelas.

Según El Periódico de Brasilia, la pérdida de masa forestal en la Amazonía brasileña registró un aumento del 13,7 % entre agosto de 2017 y julio de 2018, período en el que la mayor selva tropical del mundo perdió un área total de 7.900 kilómetros cuadrados, equivalente a unos 1.185 millones de árboles, según el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (Inpe), responsable del monitoreo de su cobertura vegetal. De acuerdo con la organización ambientalista internacional Greenpeace, el área perdida en la Amazonía brasileña por deforestación en esos dos meses es equivalente a 987.500 campos de fútbol. Más de 8.500 hectáreas de bosque, el equivalente a 10 millones de árboles, fueron destruidas entre enero y febrero de este año en la cuenca hidrográfica de Xingú, un gigantesco ecosistema en la Amazonía brasileña con una superficie similar a la de España, según denunció en abril 2019 pasado una ONG. Pero ni esas cifras disuaden a Bolsonaro que, está empeñado en cumplirle a los ganaderos y dejar talar parte de la amazonia con un argumento simple: la exportación de carne significan  divisas que le sirven a Brasil.

(*) Ex procurador Ambiental del Valle del Cauca, ex jefe de la Gestión del riesgo (Ungrd), de la Gobernación del Valle, profesor de derecho ambiental, Universidad Libre Seccional Cali.

martes, 6 de agosto de 2019

Reflexión


SOBERANÍA DE CONCIENCIA

Por Luis Alfonso Mena S.
El bien más preciado que poseo es mi libertad de conciencia. A ella me debo y ante ella respondo.

Por eso defiendo la verdad, busco la verdad, procuro estar siempre en su camino: la veracidad.

No creo en los que hacen malabares con la palabra objetividad, ni con los que se denominan neutrales.

No practico la hipocresía ni la doble faz ni el engaño: voy de frente.

Por eso, me asquean los oportunismos, las mentiras, las manipulaciones, los todo vale.

Por eso rechazo las censuras, las discriminaciones, los intereses escondidos.

Se es o no: las medias tintas, los centros, los que se dicen moderados poseen terribles contenidos de falsedad.

Sigo ideas, principios, valores, argumentos justos.

Respeto liderazgos transparentes, democráticos, sencillos, no arrogantes ni fantoches.

Los caudillismos y los iluminados de aquí y de allá me tienen sin cuidado: al final, se convierten en tiranías.

Ni el seguidismo ni la mentira ni el borreguismo caben en mi conciencia.

Defiendo la libertad de palabra y de pensamiento, bienes que costaron sufrimiento, horrores y millones de vidas a lo largo de la historia de la humanidad.

Defiendo la libertad de informar, pero también la de opinar: los periodistas, como los demás ciudadanos, no somos robots.

Repudio el sistema económico, político y social de espantosas desigualdades en el que vivimos, y aliento la lucha de los de abajo contra la injusticia y la opresión.

Solo me interesa el bien común, el de los trabajadores, el de la gente humilde y segregada, el de los hacedores cotidianos de la sociedad con su laboriosidad, su persistencia y su honestidad.

Solo me interesan las causas de la verdad, la justicia y la libertad: a ellas responde mi conciencia.

Podrán apresar el cuerpo, pero jamás podrán someter a prisión la conciencia de un hombre libre

Jamundí, martes 6 de agosto de 2019.

sábado, 3 de agosto de 2019

Una decisión impuesta, antidemocrática


ASÍ NO ES, PETRO

Por Luis Alfonso Mena S.
Nada que aprenden. Gustavo Petro y demás que se la pasan pregonando la democracia y el respeto a las bases; que en el proceso de fundación de Colombia Humana como movimiento político insistieron hasta la saciedad en que este era un colectivo distinto, en el que las decisiones se tomaban de manera horizontal, sin caudillismos ni cacicazgos ni dirigencias dando órdenes absolutas, sino desde abajo, consultando y decidiendo entre todos, ahora le imponen a los vallecaucanos que habían asumido otra opción la candidatura de Griselda Restrepo a la Gobernación.

Inconsecuentes. Dictaron desde las alturas bogotanas, desde el frío centralista que tanto critican, la decisión, sin tener en cuenta las determinaciones adoptadas, luego de intensas discusiones y de un largo proceso en Cali y el Valle del Cauca, por la gente de la región que se la jugó por la Colombia Humana en 2018 y contribuyó a alcanzar resultados electorales históricos en el departamento.

Cada vez es más evidente que lo más difícil de los logros no es obtenerlos, sino saberlos encauzar. Y con lo ocurrido se está demostrando, de nuevo, que los líderes alejados de las bases, endiosados en las alturas, apoltronados en la Internet, no construyen.

Vamos camino de una nueva dilapidación de la posibilidad de edificar un gran movimiento alternativo, diferente, verdaderamente democrático, levantado desde las bases.

La soberbia y la arrogancia siguen imperando. Y esto es la antidemocracia.

En la política, como todo en la vida, los procedimientos son fundamentales. Y se los llevaron por delante desde Bogotá, los despreciaron: impusieron, se burlaron de lo que decidieron en la región, y le ordenaron a Ferney Lozano, el candidato inscrito por Colombia Humana – Unión Patriótica, a la Gobernación, que renunciara.

Los métodos del bolígrafo y el dedo no deben funcionar en la política de hoy, y menos para los partidos modernos y alternativos. Las bases no son borregos a los que se les desconoce y se les dan sólo órdenes.

Los grandes movimientos no se construyen a punta de trinos, sino con el contacto directo con las militancias, escuchándolas, teniéndolas en cuenta, orientándolas y, si es preciso, concientizándolas de sus posibles errores, pero no desconociéndolas, imponiéndoles, despreciándolas, como cualquier cacique de la política nacional.

Las determinaciones desde las regiones se respetan. Sean consecuentes con lo que pregonan, señores. 

Y unas preguntas finales: ¿cuáles son los aportes progresistas, por lo menos democráticos, de Griselda Restrepo, ex ministra del Trabajo de Juan Manuel Santos, tan odiado por muchos de quienes ahora la apoyan y señalaban de santistas a quienes respaldaban la paz?

¿Cuál es el talante alternativo, no necesariamente de izquierda, de una señora que en el Ministerio del Trabajo no hizo nada en favor de los trabajadores, y, por el contrario, fue cuestionada por ellos?

¿De cuándo acá jugársela por su candidatura hasta el punto de dividir a la izquierda en el Valle del Cauca y echar por la borda todo lo construido?

Así no es, Petro.

Jamundí, sábado 3 de agosto de 2019.

miércoles, 31 de julio de 2019

Reflexión


¿HASTA CUÁNDO, SEÑORES?

Por Luis Alfonso Mena S.
En momentos en que gigantescos sectores de la población vallecaucana se debaten en medio del más terrible y agobiante desempleo; mientras el poco empleo que aparece es basura y surge una clase cada vez mayor, ya no la del proletariado, sino la del precariado; en momentos en que la miseria se expande como plaga y gruesos ámbitos poblacionales sucumben ante la desesperanza y el hambre; mientras el régimen de terror contra líderes sociales siega vidas y la persecución y el asesinato están cubiertos por la nube de la impunidad del Estado represor; en momentos en que los partidos, fracciones y facciones de las clases dominantes corruptas y responsables fundamentales de todo eso se coaligan y compinchan; mientras todo esto ocurre, nuestra izquierda, en vez de unirse para luchar contra esos males palpables y lacerantes, por cambios de fondo a esta realidad que mata y despedaza, insiste en la garrotera, la desunión y la antropofagia.

Persisten las mezquindades, las nimiedades, los egoísmos, las megalomanías, los caudillismos, los vanguardismos, los intereses personales, los apetitos encubiertos, los sectarismos de todos los pelambres y con todos los remoquetes.

Y se sacan explicaciones de debajo de la manga de la camisa y de los bolsillos del pantalón para eludir las responsabilidades, acomodárselas a otros y justificar decisiones contrarias a los trabajadores, a la clase obrera, a los sectores populares y a tantos vallecaucanos que después de las gestas políticas de 2018, con los impresionantes y esperanzadores resultados de la campaña presidencial de la Colombia Humana y de la Consulta Anticorrupción, creían que, ¡por fin!, se abrían caminos de unidad.

¡Qué equivocados estaban! ¿Quién dijo miedo? Tan pronto se abrió el partidor comenzaron los codazos, las artimañas, las triquiñuelas, las decisiones ya tomadas y luego impuestas, los centralismos, la lucha de avales…

Pero lo más grave es la justificación de todo eso en consideraciones según las cuales esto viene de mucho tiempo atrás, son procesos históricos, algún día nos encontraremos, nos falta madurar, hay que entender, la división no se acaba de la noche a la mañana, tal vez la próxima vez si… etc., etc., etc. 

Siempre el discurso que oculta la falta de decisiones grandes, políticas, con altura, consecuentes con lo que se dice y no se practica y, sobre todo, con las necesidades del momento y de las mayorías, que no resisten más aplazamientos.

En esas anda nuestra izquierda del Valle del Cauca (y de otras regiones del país), aplazando las decisiones de unidad que el desempleo, la miseria, el hambre, la corrupción y el crimen urgen, porque sin fuerzas políticas alternativas unidas no se podrán atacar esos males terribles, ni aquí ni en ninguna parte.

El momento clama: no más explicaciones sacadas del cubilete de las pequeñeces, no más justificaciones en la historia, porque la historia está enseñando lo contrario, está indicando que es hora de actuar con altruismo, con grandeza y anteponiendo los intereses del pueblo a los de los feudos y los grupos. ¿Hasta cuándo, señores?

Jamundí, miércoles 31 de julio de 2019.

domingo, 28 de julio de 2019

La Entrevista en Periodismo Libre



“EN COLOMBIA, LOS PARTIDOS NO TIENEN SINO RÓTULOS PARA DAR AVALES”, DICE ALBERTO RAMOS

Por Luis Alfonso Mena S.

La mayoría de los partidos políticos en Colombia están sumidos en una profunda crisis, hasta el punto de que “ya no tienen sino rótulos para dar avales, sin cohesión ideológica”.
El planteamiento fue formulado por el catedrático y constitucionalista Alberto Ramos Garbiras, en entrevista realizada por PERIODISMO LIBRE a propósito de la aparición en Cali de su libro ‘Partidos Políticos y Populismo’.
Dialogamos con él sobre los contenidos de su texto, la coyuntura política colombiana camino a las elecciones locales y regionales del 27 de octubre de 2019, la crisis de los partidos políticos en el país y el fenómeno del populismo en los planos nacional e internacional.
En la primera parte de la entrevista, abordamos los conceptos del populismo como demagogia o señuelo para captar seguidores, y el populismo constitucional, como exigencia objetiva del cumplimiento de lo establecido en las cartas políticas, que las clases dirigentes se niegan a cumplir.
En este sentido, Ramos Garbiras sostuvo que “el populismo de izquierda no es demagógico” y que “la burguesía deja de cumplir los derechos sociales” y luego acusa a quienes los reivindican “de populistas”, para descalificarlos.
En este punto, se analizó la doble moral con la que los españoles les exigen “democracia” a gobiernos latinoamericanos, olvidando que en España derivan su sistema político y su régimen parlamentario de la dictadura de Francisco Franco, quien impuso en el poder a Juan Carlos de Borbón y éste a su hijo, Felipe, actual "rey" de los españoles.
En la segunda parte de la entrevista se hizo un cuestionamiento al régimen parlamentario europeo, típico de los sistemas monárquicos, anacrónicos y medievales, como el español. El análisis sobre el sistema monárquico se efectuó a propósito de la participación del profesor Alberto Ramos, doctor en derecho público, en un seminario internacional convocado por la Universidad Complutense de Madrid.
Edición: Gabriel Jacobo Mena C.
El libro 'Partidos Políticos y Populismo' se encuentra en circulación en Cali desde este mes de julio. Cali, domingo 28 de julio de 2019.
Cámaras: Gabriel Jacobo y Santiago José Mena C.

sábado, 27 de julio de 2019

El campeonato de Egan en Francia


¡EL TRIUNFO MÁS GRANDE DEL DEPORTE COLOMBIANO!

Por Luis Alfonso Mena S.
El virtual campeonato de Egan Bernal en el Tour de Francia, que se confirmará este domingo 28 de julio de 2019 en París, es el triunfo más importante en la historia del deporte colombiano, sin duda alguna.

El Tour es la prueba más grande del ciclismo mundial, la más difícil, y no muy bien remunerada, como si ocurre con los torneos de otros deportes.

Está en el mismo nivel del Campeonato Mundial de Fútbol y de los Juegos Olímpicos.

Esta es una competencia con el más alto grado de sacrificio de todas las existentes en espectro del deporte mundial.

Es una prueba con esfuerzo y desgaste hasta los límites de las resistencias del ser humano a lo largo de 21 etapas en largos y extenuantes llanos; en demoledoras y terribles montañas; al filo de espantosos abismos en las carreteras; con sometimiento a altísimas temperaturas de verano, al agua intempestiva, a vertiginosos vientos de costado y a las nieves pirenaica y alpina (como se registró el viernes 26 de julio).

Es una competencia con enormes riesgos para la salud, la integridad física y la vida de los ciclistas todos los días, sin contemplaciones, sin perdón para los más mínimos errores.

De esa magnitud es el triunfo de Egan Bernal, un muchacho surgido de la entraña popular que, con solo 22 años de edad, gana con solvencia el Tour, producto de su disciplina, de su perseverancia, de sus grandes cualidades y de su inteligencia.

Lo logrado este sábado 27 de julio de 2019 pasará a la historia como el acumulado de la lucha iniciada en 1983 en Francia por otros grandes del ciclismo colombiano, como Fabio Parra y Patrocinio Jiménez, y continuada por Lucho Herrera, Nairo Quintana y tantos otros, decenas y decenas de jóvenes del pueblo, esforzados y luchadores. 

Nuestra historia deportiva así lo debe registrar. Homenaje debemos, en la persona del más novel, a todos los que han ido construyendo este camino, desde nuestra Vuelta a Colombia en Bicicleta, ganada en su primera versión por Efraín Forero Triviño (el ‘Zipa Indomable’), hasta ahora.

Porque el ciclismo, sin los aspavientos, la arrogancia y las millonadas de otras disciplinas, es el deporte nacional de los colombianos. 

Ahora que los oportunistas de siempre no vengan a sacar pecho y a aprovecharse de este, el más grande logro del deporte nacional, que es de todo el pueblo colombiano.

Este año, además, quedará marcado en la historia como el de los latinoamericanos en Europa, pues ya el ecuatoriano Richard Carapaz ganó el Giro de Italia.

Ahora, la Vuelta a España espera a Esteban Cháves y a más colombianos.   

Y abran paso, señores, que viene otro joven colombiano, Álvaro Hodeg, pidiendo pista y carreteras en el espectro del ciclismo mundial.

Cali, sábado 27 de julio de 2019.

miércoles, 26 de junio de 2019

Semblanza de un gran líder de los trabajadores



OTONIEL RAMÍREZ, CONSTRUCTOR OBRERO, MAESTRO DEL DIÁLOGO

Por Luis Alfonso Mena S. 
Sentido homenaje rindieron la clase obrera, el movimiento popular y la ciudadanía de Yumbo y el Valle del Cauca a Otoniel Ramírez López, el líder sindical fallecido en la noche del viernes 21 de junio de 2019, luego de una cirugía a la que había sido sometido en la ciudad de Bogotá.

Dirigentes de numerosas organizaciones sindicales y políticas alternativas, lo mismo que de colectivos sociales se hicieron presentes el domingo 23 de junio en la sede del Sindicato Unitario de Trabajadores de la Industria de los Materiales de la Construcción, Sutimac, en el centro de Yumbo, para rendirle postrer homenaje a su compañero de ideas y de lucha que partía a la Eternidad, y para expresar su solidaridad a su familia.

Otoniel Ramírez López fue presidente de Sutimac, dirigente de la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, y de la Federación Sindical Mundial; participó en la Confederación Sindical de Trabajadores de Colombia, Cstc, y en incontables jornadas de lucha, como las del histórico Paro Cívico Nacional del 14 de septiembre de 1977. 

Estuvo siempre al lado del pueblo de Yumbo, de Cali y del país en la brega por una sociedad justa, en defensa de los derechos de los obreros y de los oprimidos. Así lo recordó Edith Consuelo Medina, quien intervino evocando las luchas llevadas a cabo al lado de Otoniel.

Su compañero de muchas jornadas Gilberto Pareja García hizo una semblanza del líder desaparecido y habló a nombre del Partido Comunista Colombiano, en el que Otoniel Ramírez ocupaba un cargo en su Comité Central.

José David Romero, de PERIODISMO LIBRE, dialogó con varios de los asistentes al homenaje rendido a Otoniel Ramírez López durante su velación en la sede de Sutimac Yumbo. El senador Alexander López Maya puso de relieve el aporte del dirigente obrero a la lucha por la salvación de Empresas Municipales de Cali, Emcali, y de otras entidades públicas de la región, y llamó a seguir su ejemplo de entrega a la causa de los trabajadores.

También Jair Erazo Galeano trazó una parábola de la trayectoria de Otoniel Ramírez López, desde su época de juventud, en 1975. 

Para el presidente de Sutimac en Yumbo, Jhon Alexander García, Otoniel será un ejemplo a seguir por las nuevas generaciones de dirigentes sindicales. 

Rodrigo Vargas contó su experiencia al lado de Otoniel como constructor colectivo y dirigente del movimiento obrero. 

El director internacional de Relaciones Laborales de la empresa Cementos Argos, César Mejía, también se hizo presente y destacó los valores humanos y el espíritu dialogante de Otoniel Ramírez.  

En la tarde del domingo 23 de junio el cuerpo del líder obrero fue trasladado por sus compañeros, en medio de vítores, hasta el Parque Memorial La Ermita del municipio de Yumbo, donde sería cremado.

Momentos antes de la cremación, sus compañeros, amigas y amigos le brindaron un nuevo homenaje. Oliverio Silva Pava rememoró cómo Otoniel ayudó a crear el comité de solidaridad obrera en 1983.

La defensora de derechos humanos Milena Olave Hurtado recordó al Otoniel maestro del diálogo.

Acompañaron el sepelio de Otoniel Ramírez López integrantes, entre otras, de las siguientes organizaciones: Sutimac, seccionales de Yumbo, Cali, Santa Bárbara, San Luis, Sogamoso, Bogotá y Cartagena, Ajupenceargos, Sintramunicipio de Yumbo, Sintraime Yumbo, Sintraunicol, Sintradit, Sintraincapla, Sutev Yumbo y Cali, Sunset, Comité de Solidaridad y Departamento de Derechos Humanos de la CUT Valle, Uneb, Sintraemcali, Federación Red de Mujeres de Yumbo, Comité de Solidaridad con los Presos Políticos, Comité Permanente para la Defensa de los Derechos Humanos, Partido Comunista Colombiano, Unión Patriótica, Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común y Polo Democrático Alternativo.

Como coincidieron en afirmar quienes pasaron a lo largo de este informe especial de PERIODISMO LIBRE, ha partido a la Eternidad un hombre bueno, un dirigente inclaudicable de los trabajadores, un maestro del diálogo, pero, ante todo, un constructor del movimiento obrero del Valle del Cauca y de Colombia.

Imágenes y reportería: José David Romero
Edición: Gabriel Jacobo Mena C.

Jamundí, miércoles 26 de junio de 2019.

viernes, 21 de junio de 2019

Otoniel Ramírez


HA PARTIDO UN LUCHADOR, UN PROLETARIO, UN HIJO DEL PUEBLO

El compañero Otoniel Ramírez ha partido a la Eternidad, este viernes 21 de junio de 2019.

A nombre de Periodismo Libre expreso mi mensaje de profundo dolor y de solidaridad a su familia, a los compañeros de Sutimac, organización sindical que presidió; a la CUT y al movimiento obrero que supo defender y representar, y al Partido Comunista Colombiano, su partido siempre, de cuyo Comité Central hacía parte.

Su lucha incansable, leal y probada al lado de los trabajadores y del pueblo es su más preciado legado para todos quienes tuvimos el honor de conocerlo y de compartir con él sus ideales y sus esfuerzos por una sociedad mejor.

Ha partido Otoniel, pero nos deja el ejemplo de la persistencia en la brega por la justicia, y por eso su vida será paradigma para las nuevas generaciones.

Vivirás siempre en los corazones de los proletarios de Yumbo y Colombia, querido compañero Otoniel Ramírez.

El mejor homenaje que te podemos rendir es continuar tu lucha.

Fraternalmente,

Luis Alfonso Mena S.

sábado, 8 de junio de 2019

Día de historia


HOY SE CONMEMORA EL DÍA DEL ESTUDIANTE COLOMBIANO 

Esta es la histórica foto del reportero Julio Flórez, captada el 9 de junio de 1954, en el momento en que el Batallón Colombia, que acababa de regresar de Corea de participar en la agresión del imperialismo estadounidense contra el pueblo coreano, disparaba contra los estudiantes que rechazaban el asesinato, el 8 de junio de 1954, del estudiante de medicina Uriel Gutiérrez, ocurrido a manos de la Policía en la Universidad Nacional. 

Nueve estudiantes cayeron asesinados en aquella masacre del régimen dictatorial de Rojas Pinilla. Por lo anterior, el 8 y 9 de junio son los días del estudiante colombiano. 

La otra historia de Colombia.

martes, 4 de junio de 2019

El libro de Hernando Cortázar Sepúlveda



CIENTO DIEZ MUJERES, EN LA HISTORIA SOCIAL DE YUMBO

Por Luis Alfonso Mena S.
El sábado 8 de junio de 2019 se cumplirá el lanzamiento del libro Yumbo y sus Matronas, del docente y escritor vallecaucano Hernando Cortázar Sepúlveda.

Se trata de una obra de reconstrucción histórica de la vida de ciento  diez mujeres que se destacaron en las luchas sociales, lo mismo que en la vida cultural, en la generación de empresa y en la cotidianidad del municipio de Yumbo, durante el Siglo XX.

En entrevista con PERIODISMO LIBRE, Cortázar Sepúlveda hizo un recorrido a lo largo del libro, de sus métodos de trabajo e investigación, de cómo efectuó la selección de las matronas y de los contenidos mismos de la obra, que es un esfuerzo de historia oral, testimonial, social y cultural.

"Teníamos una deuda histórica con esas abuelas y madres que tanto le aportaron a Yumbo, y alguien tenía que comprometerse a saldar esa deuda", dice Cortázar Sepúlveda.

En Yumbo y sus Matronas se destacan los perfiles de grandes mujeres, entre ellas Mercedes Calderón, madre del líder social y obrero, presidente de Sintramunicipio Yumbo, Dionisio Calderón, asesinado por el paramilitarismo el 28 de septiembre de 1985.

"Doña Mercedes fue un ejemplo de compromiso con los más pobres, fue un ejemplo de mujer que nunca declinó en sus ideales y siempre acompañó las luchas populares", sostiene el autor.

En el texto también se incluye una semblanza de Margarita Muñoz, mujer trabajadora que alcanzó la edad de 103 años, cuya vida fue descrita en una crónica de Luis Alfonso Mena S., publicada en el diario El Caleño el 4 de octubre de 1983.

El libro, cuya edición estuvo a cargo de la editorial Poemia, será presentado en acto especial que se cumplirá el sábado 8 de junio, a las 4:00 p.m., en el Museo San Sebastián de Yumbo.

El museo es, precisamente, otro de los logros en la vida de Hernando Cortázar Sepúlveda, el cual cumple diez años de haber sido creado, en el año 2009.

"Este museo es otro esfuerzo por recuperar nuestra memoria social, es un acto de filantropía, de amor por la historia, es un sitio de amigos, de encuentro con la historia", explica en la entrevista con PERIODISMO LIBRE su fundador y director.

Cortázar Sepúlveda sostiene que el Museo San Sebastián no deja ninguna ganancia, que se sostiene en parte con lo que recibe de su pensión de profesor, pero agrega que lo que si deja son "enormes satisfacciones personales".

Así, pues, para conmemorar el décimo aniversario del Museo San Sebastián se realizará también el acto del sábado, en el que, al mismo tiempo, verá la luz el libro Yumbo y sus Matronas: dos grandes esfuerzos por amor a la historia local y regional.

Cámara: Santiago José Mena C.
Edición: Gabriel Jacobo Mena C.

Cali, martes 4 de junio de 2019.-

lunes, 3 de junio de 2019

Mis apostillas de hoy


UN BURÓCRATA INTRIGA EN MOSCÚ

Por Luis Alfonso Mena S.
El burócrata Carlos Holmes Trujillo fue a Rusia a intrigar contra la República Bolivariana de Venezuela, y se quedó con los crespos hechos.

Esto dijo el Canciller ruso, Serguéi Lavrov: "La respuesta está contenida en el marco del derecho internacional. [...] Nosotros vamos a actuar en pro de que la crisis se solucione precisamente sobre esa base".

Es decir, sobre la base de los principios de la Carta de la ONU, que Venezuela y Rusia reconocen y respetan.

"… las amenazas militares ‘crean una ilusión en la oposición’ venezolana de que puede hacerse con el poder de forma ilegal y ‘no podemos apoyar esto’”, puntualizó el canciller Lavrov, según información de RT.

Trujillo está en Rusia como fiel mandadero del imperialismo estadounidense y de las oligarquías serviles de Colombia, Venezuela y otros países gobernados por la derecha.

Ante el fracaso de todos los embates hechos contra el pueblo venezolano, ahora lo envían a intrigar en nombre del autodenominado Grupo de Lima y de los halcones yanquis.

El imperio y sus oligarquías están desesperados.

No han podido con el presidente Nicolás Maduro ni con el pueblo venezolano que resisten a la guerra económica, al terrorismo eléctrico, al sabotaje petrolero, a la confiscación descarada de las empresas del Estado en el exterior, al cerco “diplomático”, al terrorismo mediático, a los ataques a sus medicinas y alimentos, y a tantas otras formas de la nefasta ofensiva contrarrevolucionaria.

Han intentado por todos los medios defenestrar el gobierno constitucional de Maduro, en desarrollo del objetivo estratégico de arrancar de raíz el proceso revolucionario bolivariano, y han fracasado.

Los rusos no le van a hacer el juego a eso y, menos, van a prestar atención a las intrigas intervencionistas de un burócrata de tercera, que estuvo disfrutando de las mieles de la diplomacia durante años en Moscú, en el gobierno de Álvaro Uribe, y nada hizo por Colombia ni por América Latina.

Cali, lunes 3 de junio de 2091.-