Escríbanos al correo electrónico: luismena7@gmail.com

domingo, 5 de febrero de 2012

3. Noticia. La lucha de los despedidos de Emcali

Huelga en el corazón de Cali

Luego de dos meses ocupando la esquina de la Carrera 5 con Calle 11, frente a la Catedral Metropolitana de San Pedro, a pocos metros de la estatua de Joaquín de Caycedo y Cuero, los trabajadores de Emcali se mantienen firmes y decididos a afrontar la intransigencia del gerente interventor, Sabas Ramiro Tafur Reyes, quien se niega a reintegrar a 51 de ellos despedidos, a pesar de un fallo de tutela de segunda instancia que lo exige.

Por Luis Alfonso Mena S. (*)
El viernes 3 de febrero de 2012 se cumplieron dos meses de la huelga de hambre con la que los 51 trabajadores despedidos de las Empresas Municipales de Cali, Emcali, reclaman su reintegro, luego de siete años de haber sido declarados vacantes por participar en la reivindicación de sus derechos laborales.



En la protesta, que se cumple en pleno corazón de Cali, en la Plaza de Caicedo, han participado hasta el momento cuatro de los despedidos y la hija de uno de ellos.

En diciembre la huelga de hambre se inició con Edward Villegas y Viviana Villamil, quienes, después de 29 y 19 días, respectivamente (por quebrantos de salud), fueron reemplazados por Juan Carlos Quibano y su hija, Melba Paola Quibano.

También Melba Paola sufrió afecciones en su salud y en su reemplazo ingresó en el ayuno voluntario el trabajador Luis Criollo.

En diálogo con ¡PERIODISMO LIBRE!, Carlos Arturo Vargas, miembro de la Comisión de Reclamos del Sindicato de Trabajadores de Emcali, Sintraemcali, sostuvo de manera enfática que la huelga sólo será levantada cuando se produzca el reintegro de todos los despedidos.

Luego de dos meses ocupando la esquina de la Carrera 5 con Calle 11, frente a la Catedral Metropolitana de San Pedro, a pocos metros de la estatua de Joaquín de Caycedo y Cuero, los trabajadores se mantienen firmes y decididos a afrontar las decisiones derivadas de la intransigencia del gerente interventor, Sabas Ramiro Tafur Reyes, quien se niega a efectuar el reintegro.

Tafur Reyes fue detenido por el desacato de la tutela expedida por el Juzgado Segundo Penal del Circuito de Cali, que en segunda instancias amparó, mediante fallo 061 del 12 de octubre de 2011, el derecho al reintegro de los trabajadores.

Sin embargo, el funcionario fue dejado en libertad un día después, el viernes 3 de febrero, al ser expedido un auto de revisión de la tutela en mención por parte de la Corte Constitucional.

La dirección de Emcali ha desatado una ofensiva mediática, jurídica y de patrocinio de sindicatos de bolsillo para anteponerlos a Sintraemcali y tratar de afectar por esas vías la resistencia de los trabajadores, en este y otros casos.

Vargas recordó que hay tres recomendaciones vinculantes de la Organización Internacional del Trabajo, OIT, relacionadas con el caso de los despedidos de Emcali, y señaló que el incumplimiento del reintegro viola el denominado Acuerdo Obama.

El dirigente sindical enfatizó que ese Acuerdo establecía como condición para la aprobación del Tratado de Libre Comercio el respeto a los derechos de los obreros en el país. “Colombia acaba de ser declarada como la primera en violación de derechos laborales en la región”, subrayó.

Una familia en la lucha
Y mientras Vargas y otros trabajadores permanecen en inmediaciones de la carpa de la protesta, dentro de ella Juan Carlos Quibano, de 41 años, y Luis Criollo, de 52, resisten sin consumir alimentos.

Al mediodía, cuando el sol calienta con mayor fuerza sobre la carpa y hace más difícil el ayuno, Quibano responde las inquietudes del reportero de ¡PERIODISMO LIBRE! y recuerda con orgullo que lleva siete años y medio en su reclamo.

Un reclamo en el que lo acompaña su familia, pues su hija Melba Paola inició con él la huelga, en un acto de solidaridad que habla de la formación recibida en el hogar.

Luego de 15 días, la joven tuvo que dejar el ayuno, aunque persiste en la solidaridad con su padre y con los colegas de Juan Carlos. Éste rememora que ella se vio obligada a suspender la universidad como consecuencia del despido, pues la economía familiar se resintió. Su otra hija también debió abandonar los estudios.

Quibano, compresionista del área de Acueducto de Emcali, experto en el manejo del martillo neumático en desarrollo de su actividad laboral, sostiene que a pesar de las amenazas nunca ha claudicado.

En esa posición lo respaldan muchos otros, como Carlos Mario Villegas. Éste, a un lado del lecho donde desarrollan su resistencia Quibano y Criollo, se halla brindando solidaridad.

Según Villegas, como resultado de los despidos más de 300 personas soportan condiciones de vida deplorables, pues dependían de lo devengado por los 51 trabajadores dejados en el asfalto por la Gerencia de Emcali.

Y hace alusión a la situación de su esposa, enferma por el estado que les generó el despido de hace siete años.

“El Gobierno actual es sólo mentiras”, concluyen los trabajadores. Y por eso no se explican cómo el presidente Juan Manuel Santos hace campaña para que su vicepresidente, Angelino Garzón, un ex dirigente sindical ligado ahora al mandato de los empresarios y los patronos, dirija la OIT.

Resulta absolutamente contradictorio, conceptúan Vargas, Quibano y Villegas, que mientras se niega a reconocer sus derechos laborales, a través del Gerente interventor de Emcali, el Gobierno mienta para alcanzar la dirección de la organización internacional en que tienen representación los trabajadores del mundo.

(*) Director de ¡PERIODISMO LIBRE! y del periódico Paréntesis.






FOTOS de José Julián Mena.
*Arriba, Juan Carlos Quibano con su hija Melba Paola, quien también participó en la huelga de hambre y lo sigue acompañando en la carpa de la protesta.
*Luego, Juan Carlos Quibano cuando concedía declaraciones a ¡PERIODISMO LIBRE!
*Después, leyendo uno de los ejemplares del periódico universitario Paréntesis.
*Al fondo de la carpa, un afiche de Sabas Ramiro Tafur Reyes, gerente interventor de Emcali, aparece como expresión de la intransigencia antiobrera.
*Más abajo, la esquina de la Carrera 5 con Calle 11, donde se lleva a cabo la huelga de hambre de los trabajadores de Emcali. En perspectiva, el histórico edificio Otero.
*Finalmente, la cuenta de los días y las horas de la huelga de hambre hasta el martes 31 de enero, cuando ¡PERIODISMO LIBRE! estuvo en la carpa de la protesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario