Escríbanos al correo electrónico: luismena7@gmail.com

sábado, 29 de octubre de 2011

EDICIÓN No. 35


Está en circulación la edición No. 16 de PARÉNTESIS, periódico alternativo, con el poder de la palabra independiente. Varios de sus textos se reproducen en ¡PERIODISMO LIBRE! No. 35. Si desea ver todo el periódico, mire la versión virtual dando un clic en la imagen de su portada. De igual manera puede acceder a su suplemento literario, ENTREPARÉNTESIS.


ÍNDICE

María Isabel Urrutia, contra la manguala de la oligarquía caleña
Por Luis Alfonso Mena S.

“A Santos le puede pasar lo de Piñera”
Por Luis Alfonso Mena S.

Indignados contra Santos y el capitalismo voraz

Los pasajeros Electorales
Por Luis Alfonso Mena S.

Filósofos de la vida
Por Andrés Felipe Carmona

“Blanco corriendo, atleta; negro corriendo...”
Por Ghina Castrillón

Los inquisidores de la prensa colombiana
Por Victoria Ríos

Libertad y protección al periodista, una falacia
Por Diana Carolina González S.

Barrios de Cali, territorio de nadie
Por Julián Andrés Zamora

Cultura política
Por Alberto Ramos Garbiras

La revolución ecuatoriana está en marcha
Por José Julián Mena R.

El colapso de la academia en la Santiago
Por Colectivo de Profesores Deliberantes de la USC

De la euforia a la tragedia

Organización y unidad contra la reforma de Santos
Por Santiago José Mena C.

Fotorreportaje. Abrazatón en la USC contra Santos

Diez razones para oponerse a la reforma a la Ley 30 de 1992

Libertad, igualdad y seguridad, valores éticos enfrentados
Por Juliana Zapata

La educación no se negocia
Por Mapi Villegas

Crisis en la Fundación Universidad del Valle

Las prisioneras del MÍO
Por Mercy Torres, Ingrid Narváez y Ghina Castrillón

Yaneth, la otra cara de las pandillas
Por Victoria Ríos

Pague y contamine
Por Julián Mena y Wilson Rengifo

Al rescate del campo y los barrios populares
Por Fabio Alonso Guachetá

“En Colombia, los derechos humanos son de papel”
Por Valeria Monteverdi

La vida en una caja de embolar
Por Andrés Felipe Carmona

Talentos, en fuga
Por Stephany Perlaza I.

Nuestro fútbol, en problemas
Por Miguel Espinosa Borrero


Lucha de clases por la Alcaldía de Cali


María Isabel Urrutia, contra la 
manguala de la oligarquía caleña

* Todo indica que con la adhesión de Sigifredo López la élite caleña acaba de conformar una gran manguala politiquera y clientelista derivada del temor que le produce el avance en las clases populares de la candidatura de María Isabel Urrutia, a quien ha tratado utilizando el racismo y la guerra sucia.

* El espectro político de Cali muestra, de nuevo, el fenómeno de la polarización, pues la ciudad sigue fragmentada territorial y socialmente. La clave está en que la que se inicia en 2012 sea de verdad una alcaldía de inclusión de los de abajo, con ética social a toda prueba.

* Cali enfrenta una disyuntiva: soluciones radicales o profundización de los abismos sociales. Con este telón de fondo se enfrentan dos proyectos: el de las élites, con Rodrigo Guerrero, y el alternativo, con María Isabel Urrutia.

Por Luis Alfonso Mena S. (*)
Cali se enfrenta el 30 de octubre a una disyuntiva: trazar una ruptura que lidere una transformación social a fondo de la ciudad, o continuar en la ruta del “embellecimiento del cielo”, dejando que la urbe siga en la senda de la fragmentación de sus comunidades y privilegiando la estética urbana sobre la ética ciudadana.

Las expectativas que en materia de resarcimiento social tenían sectores amplios de la población con el gobierno de Jorge Iván Ospina se vieron, en general, frustradas por la forma como el burgomaestre de Podemos Cali, no pudo, o no quiso, cumplir su programa en tal sentido.

De nada valió la fuerte polarización social y política que caracterizó la campaña de 2007, en la que Ospina confrontó a las élites que históricamente han mandado en los escenarios políticos, económicos y mediáticos de Cali, pues finalmente hizo lo que ellas querían y que, incluso, no se habían atrevido a hacer.

Ospina lideró una campaña para la privatización del componente de Telecomunicaciones de las Empresas Municipales de Cali, Emcali, no encabezó como había prometido el retorno de la dirección de la empresa a la ciudad y en su mandato Emsirva fue liquidada, con entierro de tercera.

Pero más allá de lo anterior, estableció preeminencias en materia de infraestructura vial con un macroproyecto denominado 21 Megaobras, paquete que, como se ha demostrado por expertos, ni estuvo bien planeado, ni definió los mecanismos de financiación justos, ni incluía obras prioritarias y sí otras que podían esperar.

El afán por “remodelar el cielo” y dejar su firma en puentes y hundimientos viales generó un fenómeno de graves repercusiones económicas para una población afectada por el desempleo y los bajos salarios: el cobro a todos los hogares caleños, mediante el sistema de Valorización, de los casi $900.000 millones en que están presupuestadas las obras.

Para ello, Ospina usó las amplias mayorías fabricadas en el Concejo con el Programa de Guardas Cívicos, que conocedores del tema calculan tuvo un  costo de $50.000 millones, y logró  la aprobación de sus proyectos.

No bastaron los numerosos y sustentados reparos jurídicos, técnicos, ambientales interpuestos por dirigentes sociales y especialistas.

El Alcalde impuso, con obcecación, el proyecto, que hoy está naufragando, a pesar de la propaganda oficial en contrario.

Y mientras tanto, la ciudad siguió fragmentándose socialmente, con unas élites de todo tipo cada vez más voraces, encerradas en sus altos escenarios, y unas bases poblacionales llenas de necesidades, en crecimiento numérico y sin oportunidades.

La inseguridad, en sus diferentes manifestaciones, también se incrementó, muy probablemente como resultado de la falta de políticas de fondo para atacar la exclusión social, espacio de siembra de la delincuencia en las barriadas, hoy territorializadas por un centenar de pandillas, muchas de las cuales son utilizadas por organizaciones y bandas  criminales.

Tal vez una “solución” que refleja el comportamiento de las élites --que en 2007, cuando le servía electoralmente la polarización, Ospina cuestionó y que hoy él apoya--, es el programa de vivienda de Potrero Grande, verdadero paradigma de la segregación.

El anterior panorama sirve no sólo de telón de fondo de la campaña que termina, sino de punto de partida para el gobierno que se inicia el primer día de 2012.

Momento crucial
La campaña electoral, que comenzó con doce candidatos, quedó sólo con seis.

Entre los más opcionados, María Isabel Urrutia ha sorprendido por su capacidad de congregar en torno de su nombre a la gran mayoría del Polo Democrático Alternativo, partido que la candidatizó y ha sido el soporte de su aspiración, y a población de los estratos 1, 2 y 3, de donde procede.

La única campeona olímpica que ha tenido Colombia en toda su historia ha reunido también a sectores de otros estratos que la han visto como alternativa frente a los errores del gobierno de Ospina y como posibilidad de una gestión con total énfasis en los proyectos de contenido social.

María Isabel ha planteado un punto de quiebre con las propuestas de los demás aspirantes al postular exoneración del pago de Valorización para los estratos 1 y 2,  y condonación de intereses para los estratos restantes por el mismo gravamen de las megaobras.

De igual forma, propone cultura política y social para enfrentar el fenómeno de la violencia en los barrios. Y, además, rebaja sustancial en el cobro de los servicios públicos para toda la población.

Como su gran contendor aparece el ex alcalde Rodrigo Guerrero, en quien la clase empresarial de la ciudad confía para reasumir directamente el mando de la urbe.

En torno de Guerrero, quien cuenta con un muy fuerte respaldo económico, se congregaron, a pesar de las normas que prohíben la doble militancia, concejales liberales y conservadores, que supuestamente tenían candidatos propios, lo mismo que otros partidos uribo-santistas, como Cambio Radical y la U, que corrieron a retirar a sus candidatos, a pesar de que ya se había cerrado el plazo para tal fin.

Asimismo, en el grupo de Guerrero figura el candidato retirado del alcalde Ospina, Argemiro Cortés, cuya aspiración nunca despegó, circunstancia paradojal, pues contaba con todo el peso del poder local y el apoyo del partido Centro Independiente, del vicepresidente Angelino Garzón.

En todo caso, ahora, cuatro años después, la clase dirigente cuestionada por Ospina en 2007 recibe todo su apoyo, pues considera que el candidato de ella, Guerrero, es el único que garantiza fielmente la continuación de sus megaobras.

Precisamente Guerrero viene de aprobar en el Concejo este paquete y, en consecuencia, el gravamen de Valorización para todos los estratos, lo mismo que el inicio del proceso de privatización de Emcali. Durante su administración, entre 1992 y 1994, los resultados no fueron nada satisfactorios para la ciudad.

En la mitad de la confrontación Urrutia-Guerrero aparece el también ex concejal Milton Castrillón, candidato oficial del Partido Conservador, respaldado por concejales del PIN y líderes del MÍO, los partidos ligados al ex senador Juan Carlos Martínez.

Castrillón también hace parte del grupo de concejales que disfrutó de la luna de miel con el Alcalde, aprobó las megaobras y, en consecuencia, le cabe responsabilidad, como a Guerrero, en las medidas que afectan a la ciudad.

Aunque juró y rejuró que iría hasta el final, el ex diputado Sigifredo López finalmente claudicó ante la oligarquía caleña y en la noche del jueves 20 de octubre, bajo la oscura vigilancia de Rafael Pardo, renunció a su candidatura y se sumó también a Guerrero.

Su credibilidad, como la de los otros candidatos que renunciaron para ir a hacer bulto en la campaña del aspirante del empresariado, quedó por el suelo, así anoche se esforzara por borrar todo lo que había dicho y prometido.

Todo indica que con la adhesión de López la élite caleña acaba de conformar una gran manguala politiquera y clientelista, derivada del temor que le produce el avance en las clases populares de la candidatura de María Isabel Urrutia, a quien ha tratado utilizando el racismo y la guerra sucia.

Ramiro Jurado y Fabio Cardozo se inscribieron por firmas, pero esa tarea previa no bastó para alcanzar amplio respaldo. Y Heyder Gómez persiste con la disciplina de su organización, el Mira, pero sin opciones.

De esta forma el espectro político de Cali muestra, de nuevo, el fenómeno de la polarización, pues la ciudad sigue fragmentada social y territorialmente. Sin embargo, lo fundamental es que la que se inicia en 2012 sea de verdad una Alcaldía de ruptura política para reivindicar a los de abajo, con una ética social a toda prueba.

(*) Director de ¡Periodismo Libre! y del periódico Paréntesis, donde se pueden leer este y muchos artículos más sobre la coyuntura local y nacional.
luismena7@gmail.com.

Entrevista. Habla el ex magistrado Carlos Gaviria

 “A Santos le puede pasar lo de Piñera”

La aprobación del TLC tendrá graves implicaciones en la crisis universitaria, explicó el ex magistrado. De acuerdo con Gaviria, hay un auge de las protestas sociales que puede implicar un punto de quiebre en la popularidad de Santos. Se declaró partidario de las luchas estudiantiles organizadas. “Hay que tener los ojos mucho más abiertos en este Gobierno, que en el Gobierno de Uribe”, puntualizó.

Por Luis Alfonso Mena S.
Director de PARÉNTESIS
Carlos Gaviria Díaz, ex candidato a la Jefatura del Estado por el Polo Democrático Alternativo, dijo en Cali que al presidente Juan Manuel Santos le puede ocurrir lo que le pasó a su homólogo chileno, Sebastián Piñera, a quien masivas protestas de bachilleres y universitarios le generaron la pérdida de la popularidad con que llegó al Gobierno.


Editorial del periódico Paréntesis

Indignados contra Santos
y el capitalismo voraz

La corrupción en el Estado, la reforma universitaria, el ataque a la tutela con la llamada sostenibilidad fiscal, entre otros fenómenos, sólo pueden tener una respuesta: la acción organizada de los sectores populares. Y en el mundo, los Indignados se levantan contra la voracidad del capital.

Mientras las protestas mundiales contra el sistema financiero van en aumento, alcanzando incluso las puertas del mítico Wall Street,  Colombia sigue sentada sobre una bomba de tiempo que pareciera estar siempre a punto de estallar.


Opinión. Pido la Palabra

Los pasajeros electorales

Por Luis Alfonso Mena S. (*)
La campaña para la elección de alcaldes, gobernadores, concejales, diputados y miembros de las JAL el 30 de octubre deja conclusiones lamentables.

Una de las más graves, en medio de la persistencia del manejo clientelista de la política en Colombia, es lo que denomino las candidaturas en taxis electorales.

Se trata de la manera como muchas personas asumieron sus aspiraciones: sin importar la ética pública, ni los principios ideológicos, ni las propuestas políticas.

Opinión. Mi Parecer

Filósofos de la vida

Por Andrés Felipe Carmona (*)
Se llevó a cabo en la Universidad del Valle, Univalle, el Congreso Nacional de Tierras Territorios y Soberanías, conformado por grupos indígenas, afrodescendientes y comunidades de víctimas del conflicto, con el fin de exigir respeto a sus derechos.

Eran alrededor de 20.000 personas pernoctando en el campus de Univalle desde el 29 de septiembre hasta el 3 de octubre de 2011. Mi atención se centró en las comunidades indígenas.

Opinión. Vicisitudes

“Blanco corriendo, atleta; 
negro corriendo...”

Por Ghina Alexandra Castrillón (*)
Parece que lo expuesto en el año 2000 por el Grupo Niche, en la canción Han cogido la cosa, ha cambiado notablemente. Hace unos días hablaba con alguien sobre la violencia en Cali, y esa persona decía: “Todo es culpa de esos negros”, frase que en su momento refuté, y lo hago ahora.

Para empezar, quiero recordar que el desplazamiento no genera violencia, considero que en el país sucede todo lo contrario: la violencia es la que genera desplazamiento. Y éste, a raíz de la falta de oportunidades laborales, es generador de más violencia, independientemente del grupo étnico al que pertenezca cada persona; esto para explicar que Cali no es peligrosa por las personas negras, aunque la mayor parte de la población desplazada que llega a esta ciudad son chocoanos o caucanos afro descendientes. 

Opinión. Miradas

Los inquisidores de la prensa colombiana

Por Victoria Ríos (*)
Existen mil maneras conocidas para taparle la boca a un periodista. De esas mil maneras, todas se ejecutan en Colombia. Este país de manipuladores y manipulados. País de periodistas que se callan por miedo, por amenazas, por violencia, por autocensura; pero también de periodistas que se callan por dinero, por clientelismo, por farándula, por servilismo.

Había elegido a Hollman Morris para contar a partir de su “interceptada” vida un ejemplo claro de esta inacabable inquisición a la que estamos expuestos. Pero sobre la marcha he decidido invitar a este banquete de ‘lagartos’ y cizañeros a un par de mujeres que representan el falso arquetipo de periodista de nuestra sociedad.

Opinión. Perspectiva

Libertad y protección 
al periodista, una falacia

Por Diana Carolina González Salgado  (*)
Los periodistas que ejercen su profesión en territorio colombiano, ante los extranjeros y muchos compatriotas, son privilegiados por la cantidad de normas establecidas que protegen y amparan el ejercicio de la profesión en nuestro país. Sin embargo, lo que para algunos es desconocido es que aquí en Colombia la mayoría de las normas escritas jamás llegan a materializarse a cabalidad.

La Constitución Política de 1991 y diversos tratados internacionales no pasan de ser una falacia porque, lamentablemente, con cada uno de estos derechos establecidos se crean solapadas estrategias que deslegitiman la efectividad de los mismos.

Opinión. Desde la Esap

Barrios de Cali, territorio de nadie

Por Julián Andrés Zamora B. (*)
Históricamente la contienda por territorio ha sido evidente: conservadores quitándoles las tierras a los liberales; multinacionales quitándoles las tierras a los campesinos y hoy en día esa pugna se ha trasladado a las ciudades, a las comunas, al barrio: jóvenes atentando contra su integridad por territorio, quitándole la tierra la comunidad.

Opinión. Altozano

Cultura política

Por Alberto Ramos G. (*)
Durante las etapas del post Frente Nacional el transformismo político se ha registrado con la creación de partidos nutridos por gente del bipartidismo, solo con fachadas de nuevos nombres.

El cúmulo de noticias semanales sobre escándalos y actos de corrupción influye en la noción de cultura política. La gente se forma un criterio de sus dirigentes y del funcionamiento de las instituciones por lo que ve, vive y percibe con el devenir de los años.

Opinión. Diáspora

La revolución ecuatoriana está en marcha

Por José Julián Mena R. (*)
Desde Colombia es difícil tener una imagen real de nuestros vecinos suramericanos. La politización de los medios y, en muchos casos, el veto por parte de quienes ostentan el poder económico nos llevan a no entender ni siquiera nuestra realidad.

Nos hemos convertido en epígonos de los medios. Razón por la cual con premura nos apuntalamos sobre posturas enquistadas en esos medios de comunicación que inoculan nuestro entendimiento. Un ejemplo de ello es el programa La Noche, de Claudia Gurissati, que parece haber centrado su libreto en el desprestigio de las revoluciones suramericanas.

Pronunciamiento libre


El colapso de la academia en la Santiago

Por Colectivo de Profesores Deliberantes de la USC (*)
Presenciamos con asombro el silencio y la indiferencia de muchos, frente al despido aplicado a profesores que participaron en reclamos por atraso de pagos y seguridad social.

Crónica. La muerte del estudiante Jan Cheng


De la euforia a la tragedia

La Universidad Santiago de Cali se encuentra de luto por la muerte violenta de Jan Farith Cheng Lugo, vinculado a su Facultad de Medicina. PARÉNTESIS reconstruye los momentos previos al final trágico del estudiante bonaverense.

Por el Equipo de Redacción de Paréntesis
Las primeras horas de aquel 12 de octubre de 2011 en la Universidad Santiago de Cali, Usaca, estuvieron marcadas por el preámbulo de lo que sería una gran movilización nacional en defensa de la educación superior colombiana.

Opinión Libre

Organización y unidad 
contra la reforma de Santos

Por Santiago Mena Cárdenas (*)
El pasado lunes 3 de octubre se radicó en el Congreso de la República el proyecto que reformaría la Ley 30 de 1992 sobre educación superior, el cual traerá serios problemas a los estudiantes universitarios.

La reforma que propone el Gobierno es una visión neoliberal de la educación superior, pues lo que se busca es que ésta sea una mercancía, adaptada a las necesidades tecnocráticas del Tratado de Libre Comercio, TLC, aprobado por fin, luego de ocho años de súplicas de los gobiernos de Uribe y Santos.

Fotorreportaje. Abrazatón en la USC contra Santos

Diez razones para oponerse 
a la reforma a la Ley 30 de 1992

Diez puntos, entre  otros, son negativos en la propuesta de reforma a la Ley 30 de 1992 presentada al Congreso por Juan Manuel Santos.


Opinión. Hablemos

Libertad, igualdad y seguridad, 
valores éticos enfrentados

Por Juliana Zapata  (*)
A lo largo de la historia para muchos autores el principio de igualdad ha agotado el principio de justicia. De sus distintas acepciones, la igualdad de trato hace parte de los fundamentos para la consolidación del Estado contemporáneo.


Esta es una prescripción, un mandato, una obligación impuesta a los poderes públicos, que consiste en tratar igual a los sujetos, sin otorgar privilegios, sin favorecer a unos en detrimento de otros, se establece como una prohibición de discriminación en razón de raza, religión, creencias, características naturales.


Opinión. Desde la Universidad Libre de Cali

La educación no se negocia

Por Mapi Villegas (*)
Las personas que anhelamos el progreso de este país y creemos en su gente, capaz de lograr sus cometidos, luchamos arduamente porque todos se concienticen del poder que tienen ante su gobierno, de lo que significa ser el constituyente primario en el Estado Social de Derecho.

Informe. Denuncian despidos de trabajadores

Crisis en la Fundación 
Universidad del Valle

Una serie de despidos de personal administrativo de la Fundación Universidad del Valle genera alarma, no sólo porque se consideran injustos, sino porque el rector estaba en campaña de reelección.

La Fundación Universidad del Valle, que en el año 1992 fuera creada como la Fundación General de Apoyo a la Universidad del Valle con el objeto de promocionar financiar, comercializar y administrar actividades docentes, investigativas, de extensión, de desarrollo y de difusión cultural y deportivas, cambió su rumbo y su horizonte para convertirse en una empresa con ánimo de lucro y dedicarse a celebrar todo tipo de contratos y convenios con entidades públicas de manera directa, sin acudir a los procesos de licitación, concursos y selecciones establecidos en la Ley 80 de 1993.

Informe. Violan derechos laborales de taquilleras


Las prisioneras del MÍO

Las mujeres que les expenden los tiquetes a los viajeros del MÍO tienen conculcados sus derechos más elementales y están presas en las taquillas de las estaciones. Padecen enfermedades, elevados niveles de estrés, bajos salarios y jornadas extenuantes.

Por Mercy Ruby Torres, Ingrid Johanna Narváez y Ghina Alexandra Castrillón (*)
“Debido a que no aguantamos las ganas, a muchas de mis compañeras y a mí nos ha tocado hacer las necesidades fisiológicas del cuerpo en una bolsa, dentro de la taquilla, esto con ayuda algunas veces de los guardas de seguridad o de los auxiliares de Policía”.

Crónica. El conflicto en la Comuna 1 de Palmira

Yaneth, la otra cara 
de las pandillas

‘La Princesa Africana’, como la llaman sus vecinos en Popayán, lidera 30 proyectos en el Cauca y el Valle del Cauca. Ella se acerca a cada sector a reconocer sus conflictos, para luego tomar las riendas del asunto y vivir para la gente que la necesita.

Por Victoria Ríos (*)
Los procesos de resocialización que vive el sector más afectado por la delincuencia común en Palmira son el foco de una mujer que se pasa la vida resolviendo los conflictos de las comunidades sin pedir nada a cambio. Yaneth Mosquera saca la cara y pone las manos en el fuego por todos aquellos que delinquieron y hoy piden una oportunidad.

Informe. El río Cauca sigue languideciendo

Pague y contamine

Bajo el nombre de tasa retributiva y compensatoria se legitima la contaminación. “¿Qué prefiere usted: morir lentamente, sin darse cuenta, o morir de una?”, declaró un funcionario ambiental al referirse a la calidad del agua potable tratada del río Cauca. El 83,33% de los municipios del Valle no tiene planta de tratamiento.

Por José Julián Mena Rivera y Wilson Rengifo Montero
“Qué prefiere usted: ¿morir lentamente, sin darse cuenta, o morir de una?”, preguntó un funcionario ambiental de Cali al referirse a la calidad del agua potable tratada del río Cauca.
Las  políticas ambientales determinan que “quien contamina, paga”,  pero continúan siendo ineficaces en las exigencias para la conservación del recurso hídrico. Entre tanto, el Cauca languidece a su paso por el departamento del Valle.

Opinión. Desde Jamundí

Al rescate del campo y los barrios populares

Por Fabio Alonso Guacheta  (*)
La determinación de apostarle a ocupar  una curul en el Concejo del Municipio de Jamundí lejos está de una pretensión meramente individual, pues las necesidades sentidas del pueblo jamundeño, la posibilidad de relevo generacional, de jugársela por  un partido serio, con historia de lucha parlamentaria y de base como es el  Polo Democrático Alternativo, de defender el patrimonio público, de llevar a cabo discusiones y debates municipales, que controlen, vigilen y hagan veeduría a las políticas sociales de la administración local, departamental y nacional en nuestro municipio, dan cuenta de lo colectivo y necesario de esta determinación.

Entrevista. Habla Nelly Bocchi desde Italia


“En Colombia, los derechos 
humanos son de papel”

“En Colombia hay una guerra desde hace más de 50 años que el Gobierno no admite. Una guerra debida a la desigualdad social que ha generado violencia  y los civiles son los más perjudicados”, dice Nelly Bocchi, líder de Amnistía Internacional en Italia. “Colombia es el segundo país  del mundo con el mayor número de desplazados por un conflicto”, añade.

Por Valeria Monteverdi (*)
Milán, Italia
Nelly Bocchi, responsable del Grupo 208 de Amnistía Internacional en Italia, conoce más los problemas de Colombia que muchos colombianos.

Perfil. Silvano, 53 años en las aulas de la Usaca

 La vida en una caja de embolar

En su caja de betunes y cepillos ‘Polo’ guarda miles de recuerdos de cinco décadas recorriendo pasillos, salones y oficinas de la Santiago para embolar docentes, empleados y estudiantes. También guarda muchas conversaciones de sus clientes. Si esa caja de embolar hablara... La historia de la Usaca, en las remembranzas de ‘Polo’.

Por Andrés Felipe Carmona (*)
Su nombre es Silvano Cuero Cuero o ‘Polo’, como todos lo conocen. Nació el 8 de mayo de 1939 en un humilde rancho de Buenaventura. Hermano de dos hombres y dos mujeres, su madre trabajó por varios años en el Banco de Bogotá, mientras que su padre era cortero del ingenio Mayaguez.

Informe. Deportistas del Valle del Cauca emigran


Talentos, en fuga

El Valle se queda sin deportistas. Pesistas, nadadores, atletas, patinadores, basquetbolistas... cambian sus uniformes rojiblancos por los de otras ligas donde tienen remuneración y gratitud por su labor. Los directivos de Indervalle dicen que no cuentan con los recursos suficientes para atraerlos.

Por Stephany Perlaza I. (*)
A lo largo de la historia deportiva de Colombia, Valle, Cundinamarca, Bogotá y Antioquia se han caracterizado por ser las cunas de grandes deportistas, pero ha sido Valle el que siempre se ha destacado por encima de los demás como potencia deportiva; no en vano Cali alguna vez fue reconocida como la “capital deportiva de América”. Sin embargo, la realidad hoy es otra.

Opinión. Desde el Punto Penal

Nuestro fútbol, en problemas

Por Miguel Espinosa Borrero (*)
Para nadie es un secreto la crisis administrativa que atraviesan los equipos de fútbol de Cali, crisis que constantemente se traslada a lo futbolístico.

La culpa tiene nombre y apellido, camionetas y hasta guardaespaldas.

Los directivos del Deportivo Cali no han pensado en otra cosa que en ellos mismos, empezando por la cabeza, Fernando Marín, quien se jacta de lo necesaria que es la venta de jugadores. ¿Y el dinero de esas ventas en qué se ha invertido?

viernes, 21 de octubre de 2011

EDICIÓN No. 34

PARÉNTESIS
Ya está en circulación la edición No. 16 

Con doble portada y el suplemento literario ENTREPARÉNTESIS.

Adquiéralo en:

Universidad Santiago de Cali: Copias Vallejo, Sótano del Bloque 7.

                                           Copias Lucy, Sótano del Bloque 7.

                                           Copias Nico, Sótano del Bloque 7.

Kiosco de la Avenida Segunda de Cali, frente al CAM.

Fotocopias Giovanny Ramón, Carrera 62, frente a la Santiago de Cali.

Yumbo, en Jot@Net, Calle 6ª. No. 7-38.

O con nuestros vendedores en la Usaca.