Escríbanos al correo electrónico: luismena7@gmail.com

martes, 23 de febrero de 2010

Reportaje Gráfico. Los subsidios de la humillación

Abusos en acción

Familias en Acción, uno de los programas bandera del Gobierno Uribe, se convirtió en un verdadero calvario para miles de caleños que aspiran a recibir sus migajas.

La Misión Internacional de Observación Electoral y otras veedurías han expresado su preocupación por las denuncias formuladas ante la utilización de esos subsidios.

Los partidos del Gobierno, principalmente el de la U, los usan para presionar a los “beneficiarios”, a quienes les dicen que si no votan por ellos perderán esas “ayudas”.

Éstas son $50.000 o $70.000 cada dos meses que la gente más pobre de la ciudad se pelea, porque así es de grave la miseria extrema en la capital del Valle.

Y por estas migajas madres con sus hijos en los brazos o ancianos enfermos se someten a filas humillantes en los sitios destinados por el Gobierno para repartirlas.

El lunes 15 de febrero, luego de todo un fin de semana tirados en los andenes del Coliseo de Pesas de Cali, esas madres y ancianos fueron burlados por el Gobierno de Uribe.

Después de tres días a sol, agua y trasnocho, les salieron con que el contratista a quien le habían encomendado hacer las tarjetas para los retiros de las limosnas había fallado.

La comunidad entró en cólera y hubo choques con la Policía en el cruce de la Autopista Sur Oriental con el barrio Mariano Ramos, donde queda el coliseo mencionado.

Las personas que esperan las migajas del Gobierno y son hostigadas por los políticos uribistas para cobrarles esas “ayudas” no las obtienen y, en vez de ello, reciben palo.

¡Qué paradoja! El pueblo es humillado, maltratado y, para rematar, constreñido a votar por quienes los someten a esos vejámenes.

A continuación, un foto reportaje con las imágenes de las filas realizadas por la gente pobre entre el viernes 12 y el lunes 15 y, luego, las protestas.








Reportaje Gráfico de ¡PERIODISMO LIBRE!
*** Las tres primeras fotos corresponden a las infames colas que durante tres días debieron hacer madres cabeza de familias, niños y ancianos en los andenes cercanos al Coliseo de Pesas del barrio Mariano Ramos de Cali para recibir unas tarjetas con las que podrían reclamar subsidios de entre $50.000 y $70.000 cada dos meses.

*** Las restantes seis fotos registran las protestas de esas mismas personas por la burla de la que fueron objeto por parte del Gobierno. Después de tres días de sufrimiento, nada. Al final, trancones en la Autopista Sur Oriental y a emprender el camino a casa.

1 comentario:

  1. Un saludo Mena y lo felicito por la información emitida, el reportaje gráfico está buenísimo. Esperemos que todo mejore!

    ResponderEliminar