Escríbanos al correo electrónico: luismena7@gmail.com

miércoles, 30 de mayo de 2012

Entrevista. Luz Fanny Zambrano, de Sintrasaludcoop



Luz Fanny Zambrano, presidenta de Sintrasaludcoop, cuando díalogaba con el director de PARÉNTESIS. (Foto: Alex Franco).

“En 2008 despidieron a más de 45
compañeros en forma maratónica”

“El Gobierno ha sido incompetente y negligente en su gestión de garante de los derechos laborales y ante la obligación de proteger el patrimonio, no sólo de unos cuantos, sino de todos los trabajadores de Saludcoop”, dice la dirigente sindical. “Al interior de la empresa se vive un clima de zozobra”.

Por Luis Alfonso Mena S. (*)
Luz Fanny Zambrano, presidenta del Sindicato Nacional de Trabajadores del Grupo Empresarial Saludcoop, Sintrasaludcoop, es una enfermera profesional joven, víctima de un accidente laboral, que no olvida que en 2008, cuando sus compañeros decidieron crear un sindicato, los directivos de la entidad desataron una persecución inusitada que los llevó a cometer toda clase de desafueros.

Como el de ir hasta las casas de los recién afiliados para entregarles cartas de despido, en una maratón que no dudaron hacer incluso a media noche.


Tres años después, en mayo de 2011, ante la crisis revelada en la entidad, esos directivos corrían otra maratón, pero esta vez para armar un sindicato de bolsillo, que les permitiera maniobrar frente a la intervención del Gobierno. Así surgió Unitraccop.

Hoy, Luz Fanny Zambrano, quien sorprendió en el Tribunal Mundial de Libertad Sindical por su capacidad comunicacional y por la claridad en el diagnóstico de la crisis y las denuncias de persecución en Saludcoop, cursa octavo semestre de derecho, una carrera con la que espera servir más a los tres mil afiliados del sindicato que preside. Ella habló con PARÉNTESIS.

--¿Cómo afecta la crisis de Saludcoop a los trabajadores de esta entidad?
--Para nadie es un secreto la crisis actual, ya que los medios a nivel nacional han dado a conocer el desfalco que hay al interior de la salud por los malos manejos administrativos, un desfalco que ya supera los dos billones de pesos. Aún teniendo conocimiento del mismo, la Contraloría, la Procuraduría, la Fiscalía y los entes competentes de la Nación no han tomado cartas en el asunto como debería ser, pues hasta este momento no hay ningún judicializado. Esto afecta a los trabajadores, ya que al interior de la empresa se vive un clima de zozobra, un ambiente laboral tenso, cada día los directivos que quedan juegan psicológicamente con los trabajadores haciendo un tipo de presión. Y, naciendo, Sintrasaludcoop ha sido estigmatizado, pero pese a las dificultades hemos venido fortaleciendo nuestro movimiento sindical, ya que no nos une más que el ánimo de defender los derechos que durante años han sido violados, porque no es un tema nuevo la intervención, es un tema de muchos años atrás.

--¿Cuál es la incidencia que tiene la creación de un sindicato patronal, frente a la organización sindical legítima de los trabajadores?
--Esto no es más que una burla y una falta de respeto para lo que es la lucha sindical. Para nosotros como trabajadores es indignante que aquellos jefes de políticas antisindicales de la noche a la mañana salgan a crear un sindicato, cuando sabemos que en 2008 fueron quienes despidieron a más de 45 compañeros en forma maratónica, llevando sus cartas de despido a las casas en altas horas de la noche…

--…¿para evitar que se formara el sindicato?
--Para evitar que se formara el sindicato en 2008. Salieron ellos inclusive a nivel nacional a hacer una serie de reuniones con los trabajadores y a hacerles firmar unas actas, unos documentos en los que los comprometían a que no se sindicalizaran, a que no se fueran a asociar, porque esto sería una causal de despido. Sabemos que eso no es posible porque el derecho de asociación es un derecho constitucional. Pero en ese momento, ante la situación de presión de nuestros jefes, muchos creíamos que eso era así. Actualmente, con toda esta arremetida que se vino y con este despertar de los trabajadores frente a una política administrativa que nosotros creíamos totalmente diferente, sabemos que no es así. Por eso decidimos tomar cartas en el asunto para la defensa de nuestra institución, porque día a día cada uno de nosotros forjamos ese grupo empresarial que hoy realmente nos pertenece es a todos los trabajadores.

--¿Qué acciones desarrolló el Sindicato de Trabajadores en relación con los actos irregulares de los que están sindicados directivos de Saludcoop?
--Todas las que la ley nos permite. Colocamos querella en el Ministerio de la Protección Social, de la cual no tenemos respuesta a la fecha. Tuvimos una reunión en la Procuraduría, con la Secretaría de Asuntos Laborales, a la que informamos de todos los atropellos y todo el manejo que están haciendo los jefes y directivos a nivel interno, pero tampoco hemos tenido eco. Pusimos todo en conocimiento de la Contraloría. Solicitamos al Fiscal que tomara cartas en el asunto, porque queremos saber la realidad de lo que está atravesando nuestra empresa, ya que a los trabajadores nadie sale a contarles la realidad. Entonces vemos tristemente que el Gobierno ha sido incompetente y negligente en su gestión de garante de los derechos laborales y ante la obligación de proteger el patrimonio, no sólo de unos cuantos, sino de todos los trabajadores de Saludcoop.

--¿Cómo ven ustedes el hecho de que el actual Fiscal General de la Nación haya sido el abogado defensor precisamente del cuerpo directivo de Saludcoop?
--Pues ahí uno queda como en el piso, porque uno ve que no va a haber resultados con una persona que se debe declarar impedida y que de hecho ya lo hizo, pero que de cierta forma va a estar detrás del poder. No podemos esperar mayores resultados de ellos. Por eso hemos acudido al Congreso, en compañía de tres integrantes de la Comisión Quinta y de la Comisión Séptima, y hemos entregado documentación suficiente, clara y expresa para que ellos tomen cartas en el asunto.

--Ha sido muy importante el liderazgo observado de las mujeres en el Tribunal Mundial de Libertad Sindical. ¿Cómo ve usted la participación del sector femenino en las luchas sindicales?
--Pues esto no es más que el reflejo de lo que la sociedad colombiana está viviendo, un cambio transicional de involucrar a la mujer en muchas cosas como la política, los derechos laborales, los derechos de la mujer, los derechos del niño, porque es que somos las mujeres a quienes nos duelen nuestros hijos, a quienes nos duele ver la clase de país que estamos dejando, a quienes nos duele ver que muchos de nuestros esposos se tienen que desplazar porque ya no hay oportunidades de trabajo, que muchas familias y muchos hijos no pueden asistir a una universidad, porque cada día nos vemos más estrechos en la economía. Y qué
esperar de todos los cambios que vienen ahorita con el TLC y con toda la corrupción que hemos visto. Entonces, es algo que la mujer debía hacer, es algo para lo que nos estábamos preparando y aquí nos encontramos hoy en día debatiendo en grandes temas y haciendo participación activa de ellos.

--¿Y la respuesta de los compañeros hombres cual ha sido al ver a una mujer al frente de estas luchas?
--Yo pienso que es de admiración porque todo hombre, como dice el dicho, viene de una mujer. Pienso que las mujeres estamos para grandes procesos, que debemos de quitarnos ese estigma de un género machista. Todos tenemos igualdad de condiciones y por ello estamos aquí hoy en día. El apoyo que he recibido es incondicional y de las mujeres, aún más. Las mujeres cada vez más unidas, más fuertes. Y de los hombres, cada día apoyándonos más en los procesos.

--¿Cuáles son las luchas que se avecinan?
--Son grandes luchas porque no vamos a descansar. Sabemos que es difícil, que nos ha tocado un camino muy tortuoso, pero aquí estamos, dando la batalla y hasta las instancias que nos toque vamos a llegar. Estamos pensando en ir a organizaciones internacionales y estamos trabajando al respecto, porque realmente en nuestro país ya vimos que no hay apoyo gubernamental, que hay negligencia, incompetencia y que esto no es más que la política del silencio y la impunidad.

(*) Director del periódico PARÉNTESIS, de Cali, Colombia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario